Ibiza Conduce

@Pablo Sierra del Sol / Noudiari.es Era la jornada perfecta para que el Sant Rafel se acercara al playoff en el momento definitivo de la temporada. El Alcúdia perdía en su campo contra el necesitado Esporles y la cuarta plaza se ponía a tres puntos cuando Pacheta anotaba en Can Misses. Mediada la segunda parte, los rafelers mandaban en el derbi que han disputado esta tarde contra el Ciudad de Ibiza.

Muy poco le había bastado al equipo de Vicente Román para poner rumbo a la victoria. El tanto del burgalés era lo mejor de un encuentro que había resultado anodino y que parecía morir con victoria visitante por la mínima. Incluso se permitía poco después el Sant Rafel el lujo de enviar al poste un disparo a puerta vacía, en una contra que Ander Arbeloa no supo embocar llegando desde atrás.

Fue en ese momento, a falta de un cuarto de hora para que concluyera la historia, cuando el Ciudad de Ibiza transformó la rabia que varios de sus futbolistas escenificaron chutando contra los muros de Can Misses al perder el control de la pelota en alguna jugada en coraje para buscar el empate. La igualada llegó tirando de un recurso ya exhibido al filo del descanso.

cirf

Entonces, un lanzamiento de falta de Víctor Galera que se estrelló en el larguero de Álex Román había tapado los bostezos de la grada, fría por la temperatura que helaba la tarde vilera y por el escaso juego que aportaban ambos conjuntos en 45 minutos llenos de tarjetas, amarillas como la camiseta que llevaba puesta el Sant Rafel. Víctor Galera, el delineante que casi hizo diana con aquel libre directo al filo del descanso, volvió a probar suerte después de que el colegiado viera unas manos en el borde del área rafelera.

El ‘6’ de los citizens tenía una reválida ante su pierna diestra: misma distancia y exacto ángulo que en el primer intento, solo que en la portería contraria. Álex Román colocó la barrera e, incomprensiblemente, se quedó agachado, flexionando las piernas como si tomara impulso para detener el latigazo que todo el estadio esperaba ver. Galera soltó la pierna, con menos fuerza y colocación que en el ensayo. Pero no le hizo falta más. El cuero superó la barrera amarilla y se coló manso en las mallas. El agazapado portero visitante no pudo llegar.

Ofensiva del City en los últimos minutos

El empate desmelenó a los locales. Fue en el último suspiro del derbi cuando más fútbol se vio. El Ciudad de Ibiza lo intentaba a base de fuerza y contras, como la que cazó Adrián Ramos tras un error en el despeje de un central del Sant Rafel. El ariete celeste puso la sexta marcha y se plantó solo ante Álex Román. Al guardameta no le tembó el pulso ni el muslo, y con esa parte de su pierna de apoyo sacó el trallazo de Ramos, que, fiándose de lo que mejor sabe hacer, prefirió la fuerza a la sutileza a riesgo de quedarse sin 2-1.

Si la semana pasada el punto ganado contra el Formentera supo a gloria en Sant Rafel, el que se llevan de Can Misses tiene un regusto más amargo. El Llosetense ha ganado esta tarde y los rafelers bajan a la sexta plaza a costa de ver al Alcúdia aún a cinco de distancia. En la seis jornadas que quedan, los azulones, eso sí, no cejarán en su histórico empeño: colarse por primera vez en playoff en sus diez temporadas en Tercera División.

ibizaeco

1-1. El empate atasca el derbi

Ibiza Conduce@Pablo Sierra del Sol / Noudiari.es Era la jornada perfecta para que el Sant Rafel se acercara al playoff en el momento definitivo de la temporada. El Alcúdia perdía en su campo contra el necesitado Esporles y la cuarta plaza se ponía a tres puntos cuando Pacheta anotaba en Can Misses. Mediada la segunda parte, los rafelers mandaban en el derbi que han disputado esta tarde contra el Ciudad de Ibiza.Muy poco le había bastado al equipo de Vicente Román para poner rumbo a la victoria. El tanto del burgalés era lo mejor de un encuentro que había resultado anodino y que parecía morir con victoria visitante por la mínima. Incluso se permitía poco después el Sant Rafel el lujo de enviar al poste un disparo a puerta vacía, en una contra que Ander Arbeloa no supo embocar llegando desde atrás.Fue en ese momento, a falta de un cuarto de hora para que concluyera la historia, cuando el Ciudad de Ibiza transformó la rabia que varios de sus futbolistas escenificaron chutando contra los muros de Can Misses al perder el control de la pelota en alguna jugada en coraje para buscar el empate. La igualada llegó tirando de un recurso ya exhibido al filo del descanso.cirfEntonces, un lanzamiento de falta de Víctor Galera que se estrelló en el larguero de Álex Román había tapado los bostezos de la grada, fría por la temperatura que helaba la tarde vilera y por el escaso juego que aportaban ambos conjuntos en 45 minutos llenos de tarjetas, amarillas como la camiseta que llevaba puesta el Sant Rafel. Víctor Galera, el delineante que casi hizo diana con aquel libre directo al filo del descanso, volvió a probar suerte después de que el colegiado viera unas manos en el borde del área rafelera.El ‘6’ de los citizens tenía una reválida ante su pierna diestra: misma distancia y exacto ángulo que en el primer intento, solo que en la portería contraria. Álex Román colocó la barrera e, incomprensiblemente, se quedó agachado, flexionando las piernas como si tomara impulso para detener el latigazo que todo el estadio esperaba ver. Galera soltó la pierna, con menos fuerza y colocación que en el ensayo. Pero no le hizo falta más. El cuero superó la barrera amarilla y se coló manso en las mallas. El agazapado portero visitante no pudo llegar.Ofensiva del City en los últimos minutosEl empate desmelenó a los locales. Fue en el último suspiro del derbi cuando más fútbol se vio. El Ciudad de Ibiza lo intentaba a base de fuerza y contras, como la que cazó Adrián Ramos tras un error en el despeje de un central del Sant Rafel. El ariete celeste puso la sexta marcha y se plantó solo ante Álex Román. Al guardameta no le tembó el pulso ni el muslo, y con esa parte de su pierna de apoyo sacó el trallazo de Ramos, que, fiándose de lo que mejor sabe hacer, prefirió la fuerza a la sutileza a riesgo de quedarse sin 2-1.Si la semana pasada el punto ganado contra el Formentera supo a gloria en Sant Rafel, el que se llevan de Can Misses tiene un regusto más amargo. El Llosetense ha ganado esta tarde y los rafelers bajan a la sexta plaza a costa de ver al Alcúdia aún a cinco de distancia. En la seis jornadas que quedan, los azulones, eso sí, no cejarán en su histórico empeño: colarse por primera vez en playoff en sus diez temporadas en Tercera División.ibizaeco

No hay comentarios

Dejar respuesta