@Noudiari / El Formentera se ha situado de nuevo en el liderato de la Liga balear de Tercera División tras una victoria de prestigio en el campo del hasta el momento líder de la competición, el Poblense, 1 a 2, en un partido de infarto en el que tuvo que remontar un tanto en contra de penalti. Ahora, el equipo de Tito García Sanjuán es primero en la tabla con un punto de ventaja sobre el rival de esta jornada y con solo cinco jornadas por delante.

Tras 14 minutos de tanteo mutuo sobre el rectángulo empezaron a desatarse las hostilidades en ambas áreas. En el minuto 15, Lolo probó suerte con un disparo desde la frontal que se estrelló en el larguero tras cazar un balón repelido por la defensa tras un córner. Solo dos minutos después, una buena intervención de Contreras evitaba que el equipo de casase pusiera por delante en el marcador.

En el minuto 23 y producto del empuje local, Gili caía dentro del área y el colegiado, a pesar de las protestas del Formentera, decretaba penalti. El propio Gili fue el encargado de transformar la pena máxima con un toque sutil que engañó al meta. El equipo de Tito García Sanjuán no bajó la cabeza a pesar del mazazo y fue avanzando metros poco a poco hacia el portal ajeno.

Empate

De hecho, los visitantes pidieron penalti en el 33 por la caída en el aérea de uno de los jugadores de su equipo, pero el árbitro interpretó la acción con otro criterio. Cinco minutos más tarde y tras un córner, Javi Rosa recogió un remate de chilena de un compañero para remachar el cuero a la red y poner el empate en el marcador en un momento clave, poco antes del descanso de un partido que estaba teniendo al conjunto de casa como principal dominador del cuero.

Las dimensiones del terreno de juego, de los más grandes de la categoría, y la superficie del mismo, de césped natural, jugaban en contra de los futbolistas del Formentera, a los que les costó tomar la medida al terreno de juego y al bote, lo que provocó pérdidas inocentes en un primer tiempo del que, sin embargo, consiguieron se salir airosos a pesar de la mayor posesión de balón del rival.

La segunda parte empezó como terminó con la primera, con el balón en poder de los de sa Pobla y el Formentera esperando su oportunidad para salir a la contra con el cuero controlado y tratar de dar un susto al rival o ponerse por delante en el marcador. Lo intentaba también Aitor Pons, máximo artillero de la Liga, desde cualquier posición, pero sus disparos salían desviados fuera o acababan en manos de Contreras, carentes de potencia y colocación. No era su día.

En el minuto 62 se produjo la jugada del segundo tanto visitante. Fue en un ataque por banda izquierda que Dailos resolvió con un disparo ajustado con el exterior que se coló en la portería por el palo izquierdo del meta Molondro, que nada pudo hacer para evitar el tanto que ponía al Formentera por delante en el marcador y que le daba el liderato provisional de la Liga.

Defensa y mal perder

Tras el tanto, el Formentera se hizo fuerte en defensa para repeler una tras otra todas y cada una de las llegadas de su adversario. El partido empezó bajo un sol de justicia pero a partir del minuto 70 comenzó a llover en sa Pobla, lo que puso el piso más rápido todavía para ventaja de los locales, mejores conocedores de la superficie natural del campo. Sin embargo, las cosas se pusieron de cara para el Formentera cuando, en el minuto 75, el colegiado mostró la segunda amarilla a Héctor por un agarrón que dejaba al Poblense en inferioridad numérica y con el marcador en contra a falta de 15 minutos.

Tuvo el equipo de Óscar Troya una falta a favor en la frontal que puso el miedo en el cuerpo al conjunto visitante en el tramo final del encuentro, pero la ejecución del libre directo no fue buena y el cuero se estrelló en la barrera. Lo intentó todo el Poblense hasta el final para tratar de empatar el duelo, pero el perseguido gol de los de casa no llegó habida cuenta del buen balance defensivo de los formenterenses.

En los últimos instantes, el partido se embruteció. Damián vio roja directa por una agresión sobre el jugador del Formentera Kiko en una acción antideportiva producto de la impotencia. Tras el pitido final, los jugadores del Poblense, que no tenían nada de que quejarse, increparon al árbitro e incluso Sergi Rojals subió a la grada para discutir con el presidente de la Federación Balear de Fútbol, Miquel Bestard, que presenció el encuentro en la grada.

Mal perder, en definitiva, de un Poblense cuyo comportamiento nubla el buen partido visto en un momento en el que estas actitudes están bajo lupa tras los recientes incidentes ocurridos en los terrenos de juego de Balears en las últimas semanas.

1-2. El Formentera toma ventaja

@Noudiari / El Formentera se ha situado de nuevo en el liderato de la Liga balear de Tercera División tras una victoria de prestigio en el campo del hasta el momento líder de la competición, el Poblense, 1 a 2, en un partido de infarto en el que tuvo que remontar un tanto en contra de penalti. Ahora, el equipo de Tito García Sanjuán es primero en la tabla con un punto de ventaja sobre el rival de esta jornada y con solo cinco jornadas por delante.Tras 14 minutos de tanteo mutuo sobre el rectángulo empezaron a desatarse las hostilidades en ambas áreas. En el minuto 15, Lolo probó suerte con un disparo desde la frontal que se estrelló en el larguero tras cazar un balón repelido por la defensa tras un córner. Solo dos minutos después, una buena intervención de Contreras evitaba que el equipo de casase pusiera por delante en el marcador.En el minuto 23 y producto del empuje local, Gili caía dentro del área y el colegiado, a pesar de las protestas del Formentera, decretaba penalti. El propio Gili fue el encargado de transformar la pena máxima con un toque sutil que engañó al meta. El equipo de Tito García Sanjuán no bajó la cabeza a pesar del mazazo y fue avanzando metros poco a poco hacia el portal ajeno.EmpateDe hecho, los visitantes pidieron penalti en el 33 por la caída en el aérea de uno de los jugadores de su equipo, pero el árbitro interpretó la acción con otro criterio. Cinco minutos más tarde y tras un córner, Javi Rosa recogió un remate de chilena de un compañero para remachar el cuero a la red y poner el empate en el marcador en un momento clave, poco antes del descanso de un partido que estaba teniendo al conjunto de casa como principal dominador del cuero.Las dimensiones del terreno de juego, de los más grandes de la categoría, y la superficie del mismo, de césped natural, jugaban en contra de los futbolistas del Formentera, a los que les costó tomar la medida al terreno de juego y al bote, lo que provocó pérdidas inocentes en un primer tiempo del que, sin embargo, consiguieron se salir airosos a pesar de la mayor posesión de balón del rival.La segunda parte empezó como terminó con la primera, con el balón en poder de los de sa Pobla y el Formentera esperando su oportunidad para salir a la contra con el cuero controlado y tratar de dar un susto al rival o ponerse por delante en el marcador. Lo intentaba también Aitor Pons, máximo artillero de la Liga, desde cualquier posición, pero sus disparos salían desviados fuera o acababan en manos de Contreras, carentes de potencia y colocación. No era su día.En el minuto 62 se produjo la jugada del segundo tanto visitante. Fue en un ataque por banda izquierda que Dailos resolvió con un disparo ajustado con el exterior que se coló en la portería por el palo izquierdo del meta Molondro, que nada pudo hacer para evitar el tanto que ponía al Formentera por delante en el marcador y que le daba el liderato provisional de la Liga.Defensa y mal perderTras el tanto, el Formentera se hizo fuerte en defensa para repeler una tras otra todas y cada una de las llegadas de su adversario. El partido empezó bajo un sol de justicia pero a partir del minuto 70 comenzó a llover en sa Pobla, lo que puso el piso más rápido todavía para ventaja de los locales, mejores conocedores de la superficie natural del campo. Sin embargo, las cosas se pusieron de cara para el Formentera cuando, en el minuto 75, el colegiado mostró la segunda amarilla a Héctor por un agarrón que dejaba al Poblense en inferioridad numérica y con el marcador en contra a falta de 15 minutos.Tuvo el equipo de Óscar Troya una falta a favor en la frontal que puso el miedo en el cuerpo al conjunto visitante en el tramo final del encuentro, pero la ejecución del libre directo no fue buena y el cuero se estrelló en la barrera. Lo intentó todo el Poblense hasta el final para tratar de empatar el duelo, pero el perseguido gol de los de casa no llegó habida cuenta del buen balance defensivo de los formenterenses.En los últimos instantes, el partido se embruteció. Damián vio roja directa por una agresión sobre el jugador del Formentera Kiko en una acción antideportiva producto de la impotencia. Tras el pitido final, los jugadores del Poblense, que no tenían nada de que quejarse, increparon al árbitro e incluso Sergi Rojals subió a la grada para discutir con el presidente de la Federación Balear de Fútbol, Miquel Bestard, que presenció el encuentro en la grada.Mal perder, en definitiva, de un Poblense cuyo comportamiento nubla el buen partido visto en un momento en el que estas actitudes están bajo lupa tras los recientes incidentes ocurridos en los terrenos de juego de Balears en las últimas semanas.

No hay comentarios

Dejar respuesta