Winde, en el centro, dedica la victoria junto a compañeros a la afición (Natera).

El Formentera se ha llevado el derbi de Can Misses gracias a dos goles de Winde en el segundo tiempo, tantos que han llegado a balón parado y que han permitido remontar la diana incial del atlético Puet en la primera entrega.
Los de Luis Elcacho han tirado de músculo para ganar un encuentro reñido y en donde los locales acabaron con dos jugadores menos tras las expulsiones, en los últimos instantes, de Tomás y el capitán Javi Escandell.
El conjunto rojinegro, arropado por su fiel hinchada, se mantiene en puestos de play-off, mientras que el Isleño no acaba de alejarse de la parte peligrosa de la tabla.

Un Formentera con dos caras, una en cada tiempo, se ha llevado los tres puntos en juego del campo de un Isleño que con esta derrota se mete en la boca del lobo, 1 a 2. El equipo formenterense saltó al terreno de juego dormido, desnortado y apático. No daba con la tecla para mantener el balón en su poder y lo perdía una y otro vez ante un adversario que le ahogaba en la medular y le creaba serios problemas por los dos flancos.
Una cabalgada de Vega por la izquierda en el minuto diez acabó con un certero centro del jugador del Isleño a la cabeza de Puet, que remató a gol con la testa ante la salida del portero y la oposición de un defensa a quienes ganó la partida en el salto. Pintaban mal las cosas para los visitantes que, además, seguían deambulanbo por el campo sin saber muy bien qué hacer para recuperar el balón o qué hacer con él cuando lo tenían en su poder.
Mourad estaba desaparecido y Romero no daba pie con bola, con lo que el Isleño recuperaba con facilidad y atacaba mediante un juego directo y poco elaborado pero suficiente como para llevar de cabeza a la zaga local, nerviosa, precipitada y más lenta que de costumbre. Sin jugar bien, la calidad que tienen algunos de los futbolistas del Formentera fue suficiente como para que le llegaran dos balones a Winde con los que podría haber igualado la contienda antes del descanso. Pero no hubo puntería en una primera mitad nefasta de los visitantes.

Suso y Puet celebran juntos el gol que marcó el Isleño (Natera).

Cambio de papeles
Tras el descanso, el partido fue otro. Daba la impresión de que los dos equipos se habían cambiado la camiseta. En un ataque de valentía, Elcacho hizo tres cambios en el descanso, una maniobra sin precedente en lo que va de Liga en la forma de actuar del técnico ilerdense. Acertó de pleno.
Titi, Damián y Pino se sumaron a la partida tras el intermedio y el encuentro dio un vuelco, principalmente por el juego esgrimido por Pino, que encontró dos autopistas pegado a la banda, unas veces por la derecha y otras por la izquierda, para romper al Isleño con una actuación eléctrica. Una falta en el primer minuto de la reanudación botada por José Carlos desde la derecha encontró la testa de Winde, al que le llegó el balón franco para rematar a gol ante la pasividad de la zaga.
Con el marcador equilibrado, el Formentera se creció. No tuvo nada que ver con el del primer tiempo. Superó a su rival a base de calidad, la de un grupo de jugadores como Titi, que lleva el balón cosido al pie, o Pino, que se marcó un partido de impresión imprimiendo velocidad y critero al juego. Además, despertó Diego Romero de su letargo para repartir el cuero con acierto y poner pausa a la circulación. El Isleño tenía que multiplicarse en el centro del campo para frenar al Formentera y casi siempre llegaba tarde.

Pepe Grimaldo trata de controlar un balón con Armando en el piso (Natera).

Otro a balón parado
A pesar del dominio visitante, el segundo del Formentera, el de la victoria, se hizo esperar. Llegó en el minuto 84 y, de nuevo, a balón parado. Esta vez desde la derecha, en una falta lejana que Romero puso en la cabeza de Larra, que se había sumado al remate, y quien, a su vez, la cruzó de cabeza de derecha a izquierda para que Winde fusilara a Torres sin que éste pudiera hacer nada para evitar el tanto.
Podría haber pitado el final del encuentro el colegiado, porque después prácticamente no hubo más que faltas, interrupociones, tarjetas y dos expulsados para el Isleño, Escandell, con roja directa por un presunto codazo, y Tomás, que en pocos minutos vio dos amarillas y en el 90 se vio obligado a abandonar también el campo tras dejar a los suyos con nueve hombres nada más en el campo.
Al final, triunfo que reafirma las posibilidades del Formentera de jugar el play-off de ascenso y pone en serios apuros a un Isleño al que le quedan cinco verdaderas finales para tratar de mantener el tipo y la categoría en una Liga que se le está haciendo demasiado larga a los jugadores que entre David Torres.

La barra rojinegra no apoyar al equipo en todo el partido (Natera).

-Ficha técnica:
1.- Isleño: Miguel Torres, Tomás, Carlos Vega, Suso, Puet (Ramón, min. 86), Galera, Pepe Grimaldo, Fran Vilariño, Víctor Hurtado, Javi Escandell y Andrés (Cardona, min. 72)
2.- Formentera: Marcos, Adrián, Carlos Larra, Kevin (Damián, min. 45), José Carlos, Mourad (Pino, min. 45), Armando, Diego Romero, Denis (Titi, min. 45), Winde y Carlos López.
Goles: 1-0. Minuto 10. Puet, de cabeza. 1-1. Minuto 46. Winde, de cabeza. 1-2. Minuto 84. Winde, de tiro raso.
Árbitro: Alberto Morena, asistido en las bandas por Juan Cardona y Daniel Fernández. Amonestó a los visitantes Armando, Winde y Pino y a los locales Vega, Vilariño, Hurtado y Tomás, a este último en dos ocasiones por lo que fue expulsado en el minuto 91. También mostró roja directa a Javi Escandell en el minuto 91 en una decisión muy rigurosa.
Incidencias: Unas 250 personas en el municipal de Can Misses. Tarde soleada y temperatura agradable. Numerosos seguidores del Formentera en la grada que no dejaron de animar a los suyos a lo largo de los 90 minutos.

noudiari.es 

1-2. Winde ejecuta al Isleño en un intenso derbi

Winde, en el centro, dedica la victoria junto a compañeros a la afición (Natera).
El Formentera se ha llevado el derbi de Can Misses gracias a dos goles de Winde en el segundo tiempo, tantos que han llegado a balón parado y que han permitido remontar la diana incial del atlético Puet en la primera entrega. Los de Luis Elcacho han tirado de músculo para ganar un encuentro reñido y en donde los locales acabaron con dos jugadores menos tras las expulsiones, en los últimos instantes, de Tomás y el capitán Javi Escandell. El conjunto rojinegro, arropado por su fiel hinchada, se mantiene en puestos de play-off, mientras que el Isleño no acaba de alejarse de la parte peligrosa de la tabla. Un Formentera con dos caras, una en cada tiempo, se ha llevado los tres puntos en juego del campo de un Isleño que con esta derrota se mete en la boca del lobo, 1 a 2. El equipo formenterense saltó al terreno de juego dormido, desnortado y apático. No daba con la tecla para mantener el balón en su poder y lo perdía una y otro vez ante un adversario que le ahogaba en la medular y le creaba serios problemas por los dos flancos. Una cabalgada de Vega por la izquierda en el minuto diez acabó con un certero centro del jugador del Isleño a la cabeza de Puet, que remató a gol con la testa ante la salida del portero y la oposición de un defensa a quienes ganó la partida en el salto. Pintaban mal las cosas para los visitantes que, además, seguían deambulanbo por el campo sin saber muy bien qué hacer para recuperar el balón o qué hacer con él cuando lo tenían en su poder. Mourad estaba desaparecido y Romero no daba pie con bola, con lo que el Isleño recuperaba con facilidad y atacaba mediante un juego directo y poco elaborado pero suficiente como para llevar de cabeza a la zaga local, nerviosa, precipitada y más lenta que de costumbre. Sin jugar bien, la calidad que tienen algunos de los futbolistas del Formentera fue suficiente como para que le llegaran dos balones a Winde con los que podría haber igualado la contienda antes del descanso. Pero no hubo puntería en una primera mitad nefasta de los visitantes.
Suso y Puet celebran juntos el gol que marcó el Isleño (Natera).
Cambio de papeles Tras el descanso, el partido fue otro. Daba la impresión de que los dos equipos se habían cambiado la camiseta. En un ataque de valentía, Elcacho hizo tres cambios en el descanso, una maniobra sin precedente en lo que va de Liga en la forma de actuar del técnico ilerdense. Acertó de pleno. Titi, Damián y Pino se sumaron a la partida tras el intermedio y el encuentro dio un vuelco, principalmente por el juego esgrimido por Pino, que encontró dos autopistas pegado a la banda, unas veces por la derecha y otras por la izquierda, para romper al Isleño con una actuación eléctrica. Una falta en el primer minuto de la reanudación botada por José Carlos desde la derecha encontró la testa de Winde, al que le llegó el balón franco para rematar a gol ante la pasividad de la zaga. Con el marcador equilibrado, el Formentera se creció. No tuvo nada que ver con el del primer tiempo. Superó a su rival a base de calidad, la de un grupo de jugadores como Titi, que lleva el balón cosido al pie, o Pino, que se marcó un partido de impresión imprimiendo velocidad y critero al juego. Además, despertó Diego Romero de su letargo para repartir el cuero con acierto y poner pausa a la circulación. El Isleño tenía que multiplicarse en el centro del campo para frenar al Formentera y casi siempre llegaba tarde.
Pepe Grimaldo trata de controlar un balón con Armando en el piso (Natera).
Otro a balón parado A pesar del dominio visitante, el segundo del Formentera, el de la victoria, se hizo esperar. Llegó en el minuto 84 y, de nuevo, a balón parado. Esta vez desde la derecha, en una falta lejana que Romero puso en la cabeza de Larra, que se había sumado al remate, y quien, a su vez, la cruzó de cabeza de derecha a izquierda para que Winde fusilara a Torres sin que éste pudiera hacer nada para evitar el tanto. Podría haber pitado el final del encuentro el colegiado, porque después prácticamente no hubo más que faltas, interrupociones, tarjetas y dos expulsados para el Isleño, Escandell, con roja directa por un presunto codazo, y Tomás, que en pocos minutos vio dos amarillas y en el 90 se vio obligado a abandonar también el campo tras dejar a los suyos con nueve hombres nada más en el campo. Al final, triunfo que reafirma las posibilidades del Formentera de jugar el play-off de ascenso y pone en serios apuros a un Isleño al que le quedan cinco verdaderas finales para tratar de mantener el tipo y la categoría en una Liga que se le está haciendo demasiado larga a los jugadores que entre David Torres.
La barra rojinegra no apoyar al equipo en todo el partido (Natera).
-Ficha técnica: 1.- Isleño: Miguel Torres, Tomás, Carlos Vega, Suso, Puet (Ramón, min. 86), Galera, Pepe Grimaldo, Fran Vilariño, Víctor Hurtado, Javi Escandell y Andrés (Cardona, min. 72) 2.- Formentera: Marcos, Adrián, Carlos Larra, Kevin (Damián, min. 45), José Carlos, Mourad (Pino, min. 45), Armando, Diego Romero, Denis (Titi, min. 45), Winde y Carlos López. Goles: 1-0. Minuto 10. Puet, de cabeza. 1-1. Minuto 46. Winde, de cabeza. 1-2. Minuto 84. Winde, de tiro raso. Árbitro: Alberto Morena, asistido en las bandas por Juan Cardona y Daniel Fernández. Amonestó a los visitantes Armando, Winde y Pino y a los locales Vega, Vilariño, Hurtado y Tomás, a este último en dos ocasiones por lo que fue expulsado en el minuto 91. También mostró roja directa a Javi Escandell en el minuto 91 en una decisión muy rigurosa. Incidencias: Unas 250 personas en el municipal de Can Misses. Tarde soleada y temperatura agradable. Numerosos seguidores del Formentera en la grada que no dejaron de animar a los suyos a lo largo de los 90 minutos. noudiari.es 

No hay comentarios

Dejar respuesta