2-0. ¡Puños fuera!

0
537

@Noudiari / La UD Ibiza se ha impuesto en casa al Coruxo gallego por 2 a 0 y este resultado le permite subir a la segunda posición de la clasificación en el Grupo I de Segunda División B debido al tropiezo del Atlético de Madrid B en el campo del Rayo Mjadahonda.

Sigue subiendo, por tanto, la cotización del club insular, que se prepara para un posible pulso por el título con el Atlético Baleares, que, de momento, sigue intratable.

El conjunto de Pablo Alfaro fue un martillo percutor en ataque desde prácticamente el arranque del encuentro y este hecho condicionó el juego de su rival, que se echó atrás para tratar de frenar las acometidas del rival.

No lo consiguió ni por estas, puesto que Rodado, a los diez minutos, estuvo a un centímetro de superar al portero visitante en un cabezazo bombeado que el meta desvió en última instancia con la yema de los dedos.

El primer tanto del partido, no obstante, no se haría esperar. En el minuto 23, Javi Pérez ponía a los suyos por delante en el marcador tras recoger y embocar un rechace del meta a tiro del propio Rodado después de un centro desde la izquierda de Javi Lara.

Mandaba el Ibiza sobre el campo y en el marcador ante un Coruxo maniatado de centro del campo en adelante al que le costaba incluso superar la divisoria con el balón controlado.

Hizo méritos el Ibiza para irse al descanso con otro gol en su cuenta, pero el conjunto visitante supo mantenerse vivo en el encuentro ante el mejor juego de un rival gracias a un trabajo ímprobo atrás que contó con la colaboración del primer al último jugador del cuadro gallego, batallador como pocos.

El Coruxo salió dispuesto a empatar el encuentro tras la reanudación y todo lo que no había hecho en ataque en la primera parte empezó a hacerlo en la segunda. Se acercó a la portería ibicenco, pero estuvo lejos de marcar.

Poco a poco el Ibiza se fue sacudiendo el acoso del adversario y en el minuto 69, en una doble ocasión, estuvo a punto de marcar el segundo, que llegó solo cuatro minutos más tarde por mediación de Rodado. El delantero del conjunto insular ganó la posición a un defensa dentro del área, recibió y, a la media vuelta, marcaba a placer de tiro raso y cruzado.

Poco más dio de sí el partido, puesto que el bloque visitante bajó los brazos y el Ibiza se limitó a mantener su portería a cero mientras corría el cronómetro.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.