Once titular del Ciudad de Ibiza en el partido que le enfrentó al Portmany (Foto: Francisco Natera).
Once titular del Ciudad de Ibiza en el partido que le enfrentó al Portmany (Foto: Francisco Natera).

El Ciudad de Ibiza sumó en el partido que le midió ayer al Rápid un punto que vale su peso en oro gracias a un gol de penalti en el descuento de Andrés Pozo. El equipo de David Torres, además, igualó la contienda sin Toni Troya, que fue expulsado a los diez minutos del segundo periodo.

El primer periodo, disputado, acabó sin goles. Éstos llegaron tras el descanso y el primero en hacer diana fue Dani, que soprendió a la sólida defensa del Rápid. Pero los de Iván Córdoba no tardaron en empatar el choque gracias al golito del Pichichi del equipo, un Macos Behar que sigue en estado de gracia.

El gol dio alas al plantel amarillo, que logró remontar el partido por mediación de Youssouf. El Rápid aprovechó la experiencia del central para noquear a un rival que jugaba con un futbolista menos. Pero el Ciudad de Ibiza no tiró la toalla y siguió picando piedra hasta el final, cuando el árbitro le concedió una pena máxima en el tiempo añadido. Andrés Pozo no falló y salvó un puntito.

2-2. Andrés, de penalti, consigue el empate en el descuento

Once titular del Ciudad de Ibiza en el partido que le enfrentó al Portmany (Foto: Francisco Natera).
Once titular del Ciudad de Ibiza en el partido que le enfrentó al Portmany (Foto: Francisco Natera).
El Ciudad de Ibiza sumó en el partido que le midió ayer al Rápid un punto que vale su peso en oro gracias a un gol de penalti en el descuento de Andrés Pozo. El equipo de David Torres, además, igualó la contienda sin Toni Troya, que fue expulsado a los diez minutos del segundo periodo. El primer periodo, disputado, acabó sin goles. Éstos llegaron tras el descanso y el primero en hacer diana fue Dani, que soprendió a la sólida defensa del Rápid. Pero los de Iván Córdoba no tardaron en empatar el choque gracias al golito del Pichichi del equipo, un Macos Behar que sigue en estado de gracia. El gol dio alas al plantel amarillo, que logró remontar el partido por mediación de Youssouf. El Rápid aprovechó la experiencia del central para noquear a un rival que jugaba con un futbolista menos. Pero el Ciudad de Ibiza no tiró la toalla y siguió picando piedra hasta el final, cuando el árbitro le concedió una pena máxima en el tiempo añadido. Andrés Pozo no falló y salvó un puntito.

No hay comentarios

Dejar respuesta