Imagen del pasado derbi entre el Portmany y la Peña Deportiva (Foto: Francisco Natera).
Imagen del pasado derbi entre el Portmany y la Peña Deportiva (Foto: Francisco Natera).

No ha podido ser. El Portmany ha perdido ante el Ciudadela y se despide del 2013 con una derrota que le deja en muy mala situación en la tabla: muy cerquita de los puestos de descenso directo. La suerte no está acompañando a los de Casanova y Maymó en las últimas jornadas, donde tan sólo han sumado un punto de doce posibles. Las tres derrotas consecutivas encienden las alarmas en San Antonio, aunque la familia portmanyista desea y espera que la situación deportiva cambie con la llegada del nuevo año.

Las vacaciones de Navidad llegan como agua de mayo a un equipo que necesita oxigenarse para retomar el 2014 con ilusiones renovadas y recargar pilas para la vuelta a la exigente competición balear. La próxima jornada, prevista para el 4 de enero, el Portmany vuleve a jugar con un rival menorquín, el Menorca B, aunque en esta ocasión lo hará en casa, delante de su afición. Será el último partido de una primera vuelta irregular, donde tan sólo ha conseguido cuatro triunfos, dos en en campo propio y otros dos a domicilio, cinco empates y siete derrotas.

3-1. El Portmany flirtea con el descenso

Imagen del pasado derbi entre el Portmany y la Peña Deportiva (Foto: Francisco Natera).
Imagen del pasado derbi entre el Portmany y la Peña Deportiva (Foto: Francisco Natera).
No ha podido ser. El Portmany ha perdido ante el Ciudadela y se despide del 2013 con una derrota que le deja en muy mala situación en la tabla: muy cerquita de los puestos de descenso directo. La suerte no está acompañando a los de Casanova y Maymó en las últimas jornadas, donde tan sólo han sumado un punto de doce posibles. Las tres derrotas consecutivas encienden las alarmas en San Antonio, aunque la familia portmanyista desea y espera que la situación deportiva cambie con la llegada del nuevo año. Las vacaciones de Navidad llegan como agua de mayo a un equipo que necesita oxigenarse para retomar el 2014 con ilusiones renovadas y recargar pilas para la vuelta a la exigente competición balear. La próxima jornada, prevista para el 4 de enero, el Portmany vuleve a jugar con un rival menorquín, el Menorca B, aunque en esta ocasión lo hará en casa, delante de su afición. Será el último partido de una primera vuelta irregular, donde tan sólo ha conseguido cuatro triunfos, dos en en campo propio y otros dos a domicilio, cinco empates y siete derrotas.

No hay comentarios

Dejar respuesta