El Puig tiró de casta para sacar el encuentro adelante (Foto: Francisco Natera).
El Puig tiró de casta para sacar el encuentro adelante (Foto: Francisco Natera).

Vibrante y emocionante partido el que ha podido presenciarse esta tarde en Puig d’en Valls. El Formentera acabó perdiendo el encuentro por falta de concentración ante un rival que jugó con un jugador menos 20 minutos tras la expulsión del portero Nico cuando el marcador reflejaba un contundente 1-3. Miguel, en el último suspiro, marcó el tanto de la victoria para alegría de la afición pistacha.

Fueron los de la pitiusa menor quienes golpear por partida doble a las primeras de cambio. Facundo firmón un doblete y estableció un sorprendente 0-2, pero López, antes del descanso, recortó diferencias, 1-2. Tras el paso por vestuarios, Moha abrió brecha y dejó al Puig noqueado, 1-3. Un resultado que premiaba el buen trabajo del Formentera B.

Y con el partido cuesta arriba, el equipo de Buti vio como el colegiado expulsaba al portero Nico, que vio su segunda tarjeta amarilla. Tocaba tirar de casta para sacar adelante el encuentro. Xavi Toledo, de penalti, metió en el partido a los suyos, 2-3. Y Potro puso las tablas en el marcador minutos después. El Puig había hecho lo más difícil y cuando todos daban por bueno el reparto de puntos apareció Migue para, en el último minuto, meter el gol de la victoria.

4-3. El Puig remonta un 1-3 con un jugador menos

El Puig tiró de casta para sacar el encuentro adelante (Foto: Francisco Natera).
El Puig tiró de casta para sacar el encuentro adelante (Foto: Francisco Natera).
Vibrante y emocionante partido el que ha podido presenciarse esta tarde en Puig d'en Valls. El Formentera acabó perdiendo el encuentro por falta de concentración ante un rival que jugó con un jugador menos 20 minutos tras la expulsión del portero Nico cuando el marcador reflejaba un contundente 1-3. Miguel, en el último suspiro, marcó el tanto de la victoria para alegría de la afición pistacha. Fueron los de la pitiusa menor quienes golpear por partida doble a las primeras de cambio. Facundo firmón un doblete y estableció un sorprendente 0-2, pero López, antes del descanso, recortó diferencias, 1-2. Tras el paso por vestuarios, Moha abrió brecha y dejó al Puig noqueado, 1-3. Un resultado que premiaba el buen trabajo del Formentera B. Y con el partido cuesta arriba, el equipo de Buti vio como el colegiado expulsaba al portero Nico, que vio su segunda tarjeta amarilla. Tocaba tirar de casta para sacar adelante el encuentro. Xavi Toledo, de penalti, metió en el partido a los suyos, 2-3. Y Potro puso las tablas en el marcador minutos después. El Puig había hecho lo más difícil y cuando todos daban por bueno el reparto de puntos apareció Migue para, en el último minuto, meter el gol de la victoria.

No hay comentarios

Dejar respuesta