Turé, en una acción del anterior partido del San Jordi, frente a La Salle (Foto: Francisco Natera).

Ficha Técnica

El Sant Jordi ha sumado un trabajado punto en el feudo del Son Oliva gracias al acierto rematador en los últimos diez minutos de un encuentro disputado y en donde los verdinegros nunca bajaron los brazos tras encajar el 2-0. Los de Juanjo Cruz acarician la permanencia, aunque aún deberán rubricarla en las últimas cinco jornadas, donde se medirán a complicados rivales, casos de Manacor y Baleares, además de Son Cladera, Peña Arrabal y Peña Deportiva.

El conjunto de Can Guerxo, gracias a este empate, ha puesto fin a una mala trayectoria de resultados, ya que llevaba tres partidos consecutivos perdiendo.
Tras un primer tiempo sin goles, el cuadro local aprovechó una pájara del Sant Jordi para, en cuatro fatídicos minutos, noquear a su oponente con los goles de Antonio (m. 75) y Marcos (m. 79). Sin duda, un duro golpe para un equipo que necesitaba ganar como agua de mayo. Pero, lejos de hincar la rodilla, los ibicencos intentaron consguir la gesta y la lograron. La doble J, Javi Pérez y Javi Costa, salió al rescate del equipo y, cuando más fea pintaba la cosa, salvó un punto que sabe a victoria.

El Sant Jordi empata a diez minutos del final

Turé, en una acción del anterior partido del San Jordi, frente a La Salle (Foto: Francisco Natera).
Ficha Técnica El Sant Jordi ha sumado un trabajado punto en el feudo del Son Oliva gracias al acierto rematador en los últimos diez minutos de un encuentro disputado y en donde los verdinegros nunca bajaron los brazos tras encajar el 2-0. Los de Juanjo Cruz acarician la permanencia, aunque aún deberán rubricarla en las últimas cinco jornadas, donde se medirán a complicados rivales, casos de Manacor y Baleares, además de Son Cladera, Peña Arrabal y Peña Deportiva. El conjunto de Can Guerxo, gracias a este empate, ha puesto fin a una mala trayectoria de resultados, ya que llevaba tres partidos consecutivos perdiendo. Tras un primer tiempo sin goles, el cuadro local aprovechó una pájara del Sant Jordi para, en cuatro fatídicos minutos, noquear a su oponente con los goles de Antonio (m. 75) y Marcos (m. 79). Sin duda, un duro golpe para un equipo que necesitaba ganar como agua de mayo. Pero, lejos de hincar la rodilla, los ibicencos intentaron consguir la gesta y la lograron. La doble J, Javi Pérez y Javi Costa, salió al rescate del equipo y, cuando más fea pintaba la cosa, salvó un punto que sabe a victoria.

No hay comentarios

Dejar respuesta