Javi Pérez. Palmera, celebra el primer gol hincado de rodillas y apuntando con sus dedos al cielo (Foto: Francisco Natera).
Javi Pérez. Palmera, celebra el primer gol hincado de rodillas y apuntando con sus dedos al cielo (Foto: Francisco Natera).

Francisco Natera. Los 350 espectadores que se han dado cita esta tarde en Can Guerxo han sido testigos de la ilusión y las ganas que tiene el Sant Jordi por ascender de categoría. Los muchachos de Juanjo Cruz han pasado por encima de un Mallorca B que no caía desde hacía ocho jornadas pero que hoy ha mordido el polvo ante la calidad y la pegada de un bloque jordier que acumula ya nueve partidos sin perder, de los cuales ocho son victorias. Mejor no le pueden ir las cosas al conjunto verdinegro, que lleva sumados 37 puntos de 42 posibles.

El Sant Jordi, cuando faltan cinco jornadas para que concluya el campeonato, quiere y puede subir a División de Honor y, de momento, mantiene la velocidad de crucero por la autopista que conduce al éxito. El bloque ibicenco está que se sale y, si mantiene este imparable ritmo, podría dar alcance al líder Manacor. De momento, ya ha recortado tres puntos al filial mallorquinista y está dispuesto a liarla de aquí al final. La máxima categoría del fútbol juvenil está más cerca que nunca y los jugadores de Cruz no van a renunciar a ella.

Un gol de Palmera y otro de Mario Contreras, de penalti, han allanado el camino del triunfo en el primer tiempo ante un buen Mallorca B que se ha visto sorprendido por la voracidaz del Sant Jordi. Tras el asueto, los de Can Guerxo no han bajado el pistón y Cristian Valcárcel ha dejado visto para sentencia el partido con un hat-trick marca de la casa que certificó una manita que invita a la esperanza y que permite seguir soñando con la División de Honor. En Sant Jordi gritan: “Sí, se puede”.

5-0. El Sant Jordi aplasta al Mallorca B y sigue soñando con la División de Honor

Javi Pérez. Palmera, celebra el primer gol hincado de rodillas y apuntando con sus dedos al cielo (Foto: Francisco Natera).
Javi Pérez. Palmera, celebra el primer gol hincado de rodillas y apuntando con sus dedos al cielo (Foto: Francisco Natera).
Francisco Natera. Los 350 espectadores que se han dado cita esta tarde en Can Guerxo han sido testigos de la ilusión y las ganas que tiene el Sant Jordi por ascender de categoría. Los muchachos de Juanjo Cruz han pasado por encima de un Mallorca B que no caía desde hacía ocho jornadas pero que hoy ha mordido el polvo ante la calidad y la pegada de un bloque jordier que acumula ya nueve partidos sin perder, de los cuales ocho son victorias. Mejor no le pueden ir las cosas al conjunto verdinegro, que lleva sumados 37 puntos de 42 posibles. El Sant Jordi, cuando faltan cinco jornadas para que concluya el campeonato, quiere y puede subir a División de Honor y, de momento, mantiene la velocidad de crucero por la autopista que conduce al éxito. El bloque ibicenco está que se sale y, si mantiene este imparable ritmo, podría dar alcance al líder Manacor. De momento, ya ha recortado tres puntos al filial mallorquinista y está dispuesto a liarla de aquí al final. La máxima categoría del fútbol juvenil está más cerca que nunca y los jugadores de Cruz no van a renunciar a ella. Un gol de Palmera y otro de Mario Contreras, de penalti, han allanado el camino del triunfo en el primer tiempo ante un buen Mallorca B que se ha visto sorprendido por la voracidaz del Sant Jordi. Tras el asueto, los de Can Guerxo no han bajado el pistón y Cristian Valcárcel ha dejado visto para sentencia el partido con un hat-trick marca de la casa que certificó una manita que invita a la esperanza y que permite seguir soñando con la División de Honor. En Sant Jordi gritan: "Sí, se puede".

No hay comentarios

Dejar respuesta