50 kilos de langosta bien valen un play-off

0
389
Los crustáceos marinos ya está preparados para ser cocinados el domingo.

Paco Natera Formentera bien vale un viaje y 50 kilos de langosta bien valen un play-off. Sí, como han leído. El club de la pitiusa menor está a un paso de sellar su cuarta presencia consecutiva en la promoción de ascenso a Tercera División y para celebrarlo ofrecerá a toda su afición un suculento arroz con el tan preciado crustáceo. Y no vayan a creerse que las Palinurus elephas son foráneas; todo lo contrario. Son pescadas en la costa formenterense, por lo que la calidad gastronómica de su carne está garantizada.

Es poco frecuente que un club de fútbol ofrezca arroz con langosta como comida popular. Lo normal son arroces de matanzas, asados y demás. Pero lo cierto es que el próximo domingo, después del partido ante el Alaró, la directiva del Formentera agasajará a todo aquel que pase previamente por caja un espectacular plato por el módico precio de 15 euros si eres adulto. Vamos, todo un chollo. Los organizadores creen que la cita será todo un éxito y han calculado menús para 250 comensales.

Artur Portas, directivo de la entidad y cocinero, es el encargado de hacer hacer disfrutar a los exigentes paladares de la hinchada formenterense. Suya es la responsabilidad de que la exquisita langosta deje sin sentido a los invitados. “Está todo controlado; que nadie se preocupe que ya me encargo yo de que las paellas estén en su punto. Vamos, que no se me va a pasar el arroz”, matiza el chef, que ya tiene preparado el fondo y a buen recaudo los crustáceos marinos. “Están bien guardaditos”, añade.

De los 50 kilos de langosta algunas están congeladas, pero otras están bien vivas. Varias pescaderías de la isla colaboran con el club y esta temporada han tirado la casa por la ventana y han entregado desinteresadamente este manjar de dioses. “Estamos encantados, la verdad”, confiesa un Artur Portas que espera que no quede ni un grano de arroz el domingo. “Pondremos en el fuego tres paelleras, que es como queda mejor. Con una gigante no es lo mismo”, afirma el cocinero, que invita a todo el mundo a que venga al campo de fútbol.

50 kilos de langosta bien valen un play-off

Paco Natera Formentera bien vale un viaje y 50 kilos de langosta bien valen un play-off. Sí, como han leído. El club de la pitiusa menor está a un paso de sellar su cuarta presencia consecutiva en la promoción de ascenso a Tercera División y para celebrarlo ofrecerá a toda su afición un suculento arroz con el tan preciado crustáceo. Y no vayan a creerse que las Palinurus elephas son foráneas; todo lo contrario. Son pescadas en la costa formenterense, por lo que la calidad gastronómica de su carne está garantizada.Es poco frecuente que un club de fútbol ofrezca arroz con langosta como comida popular. Lo normal son arroces de matanzas, asados y demás. Pero lo cierto es que el próximo domingo, después del partido ante el Alaró, la directiva del Formentera agasajará a todo aquel que pase previamente por caja un espectacular plato por el módico precio de 15 euros si eres adulto. Vamos, todo un chollo. Los organizadores creen que la cita será todo un éxito y han calculado menús para 250 comensales.Artur Portas, directivo de la entidad y cocinero, es el encargado de hacer hacer disfrutar a los exigentes paladares de la hinchada formenterense. Suya es la responsabilidad de que la exquisita langosta deje sin sentido a los invitados. "Está todo controlado; que nadie se preocupe que ya me encargo yo de que las paellas estén en su punto. Vamos, que no se me va a pasar el arroz", matiza el chef, que ya tiene preparado el fondo y a buen recaudo los crustáceos marinos. "Están bien guardaditos", añade.De los 50 kilos de langosta algunas están congeladas, pero otras están bien vivas. Varias pescaderías de la isla colaboran con el club y esta temporada han tirado la casa por la ventana y han entregado desinteresadamente este manjar de dioses. "Estamos encantados, la verdad", confiesa un Artur Portas que espera que no quede ni un grano de arroz el domingo. "Pondremos en el fuego tres paelleras, que es como queda mejor. Con una gigante no es lo mismo", afirma el cocinero, que invita a todo el mundo a que venga al campo de fútbol.

No hay comentarios

Dejar respuesta