En el partido más plácido de la temporada, el Formentera se ha impuesto al Son Ferrer (7-1) sin oposición. El encuentro se puso desde muy pronto de cara para los jugadores de Luis Elcacho, que a los ocho minutos ya llevaban ventaja en el marcador. Carlos López es letal en los metros finales y necesita muy poco para desenfundar y disparar a puerta. Lo hizo en los minutos 8 y 11 y marcó los dos primeros tantos del conjunto local, que a partir de ese momento jugó a placer ante un rival que apenas presentó batalla.
Es mucho mejor equipo el Formentera y no tardó en demostrarlo sobre el campo. Los dos primeros goles hundieron al equipo mallorquín, que está desahuciado de la Liga balear de Tercera División, de la que es colista y donde solo ha ganado un partido. Con el terreno plano y sin escollos, el Formentera decidió gustarse. Empezó a mover el balón con velocidad y criterio y su adversario no pudo más que correr detrás del esférico sin rascar prácticamente bola.
Producto de la superioridad local, en el minuto 27 Carlos Larra logró el tercero para los suyos a la salida de un córner, dejando el choque prácticamente resuelto. El Son Ferrer no daba señales de vida más que para poner en órbita todos los balones que se acercaban sin dueño a su área. Con esta pobre propuesta futbolística no es extraño que marche el Son Ferrer en el vagón de cola de un campeonato liguero que se le ha quedado grande, en todos los sentidos.
Nada más arrancar la segunda parte, el Formentera dejó el encuentro visto definitivamente para sentencia. No perdonó Mourad tras una internada por banda y puso el cuarto de su equipo en el marcador. El gol daba al traste con cualquier plan o idea que pudiera haber trazado el Son Ferrer en el descanso para recortar diferencias. Sin embargo, tuvieron una los mallorquines y la materializaron en el minuto 51. No trastocó el partido ni el juego de los locales el tanto mallorquín, un espejismo dentro del desierto futbolístico del conjunto visitante. De hecho, unos minutos después, en el 60, Pino estrenaba su cuenta personal con el quinto del Formentera, una apisonadora imparable para un rival desmotivado y sin ningún tipo de aliciente más allá de intentar evitar una goleada de estrépito, cosa que no pudo conseguir.
Winde y de nuevo Mourad redondearon el marcador de un partido con el que el Formentera refuerza su presencia en la zona de play-off gracias a los tres puntos conseguidos, que le sitúan en la tercera posición de la Liga, a un punto nada más de diferencia del segundo, el Campos.

Luis Elcacho: “Teníamos ganas de volver a ganar en casa”
No lo hacía el equipo desde el pasado mes de diciembre y empezaba a pesar esta circunstancia en la moral de los jugadores. Por este motivo, Luis Elcacho, técnico del Formentera, mostró su felicidad por este aspecto al término del encuentro. “Teníamos ganas de volver a ganar en casa, porque hacía tiempo que no lo lográbamos y este hecho estaba motivando cierta precipitación y nerviosismo en nuestro juego”, indicó. Sobre el partido en sí, que no tuvo color, el preparador ilerdense fue conciso. “Hemos jugado al ciento por ciento y hemos demostrado que somos muy superiores a este equipo, como se ha visto”. No obstante, dijo que “hay que tener respeto por todos los rivales, porque si el gol que nos han marcado hubiese llegado con 0-0 las cosas podrían haberse complicado. Habíamos hablado de la importancia de no salir relajados y no lo hemos hecho, más bien todo lo contrario”, dijo en declaraciones a Radio Illa.

noudiari.es 

7-1. Aplastante e histórica victoria del Formentera


En el partido más plácido de la temporada, el Formentera se ha impuesto al Son Ferrer (7-1) sin oposición. El encuentro se puso desde muy pronto de cara para los jugadores de Luis Elcacho, que a los ocho minutos ya llevaban ventaja en el marcador. Carlos López es letal en los metros finales y necesita muy poco para desenfundar y disparar a puerta. Lo hizo en los minutos 8 y 11 y marcó los dos primeros tantos del conjunto local, que a partir de ese momento jugó a placer ante un rival que apenas presentó batalla.
Es mucho mejor equipo el Formentera y no tardó en demostrarlo sobre el campo. Los dos primeros goles hundieron al equipo mallorquín, que está desahuciado de la Liga balear de Tercera División, de la que es colista y donde solo ha ganado un partido. Con el terreno plano y sin escollos, el Formentera decidió gustarse. Empezó a mover el balón con velocidad y criterio y su adversario no pudo más que correr detrás del esférico sin rascar prácticamente bola.
Producto de la superioridad local, en el minuto 27 Carlos Larra logró el tercero para los suyos a la salida de un córner, dejando el choque prácticamente resuelto. El Son Ferrer no daba señales de vida más que para poner en órbita todos los balones que se acercaban sin dueño a su área. Con esta pobre propuesta futbolística no es extraño que marche el Son Ferrer en el vagón de cola de un campeonato liguero que se le ha quedado grande, en todos los sentidos.
Nada más arrancar la segunda parte, el Formentera dejó el encuentro visto definitivamente para sentencia. No perdonó Mourad tras una internada por banda y puso el cuarto de su equipo en el marcador. El gol daba al traste con cualquier plan o idea que pudiera haber trazado el Son Ferrer en el descanso para recortar diferencias. Sin embargo, tuvieron una los mallorquines y la materializaron en el minuto 51. No trastocó el partido ni el juego de los locales el tanto mallorquín, un espejismo dentro del desierto futbolístico del conjunto visitante. De hecho, unos minutos después, en el 60, Pino estrenaba su cuenta personal con el quinto del Formentera, una apisonadora imparable para un rival desmotivado y sin ningún tipo de aliciente más allá de intentar evitar una goleada de estrépito, cosa que no pudo conseguir.
Winde y de nuevo Mourad redondearon el marcador de un partido con el que el Formentera refuerza su presencia en la zona de play-off gracias a los tres puntos conseguidos, que le sitúan en la tercera posición de la Liga, a un punto nada más de diferencia del segundo, el Campos.

Luis Elcacho: “Teníamos ganas de volver a ganar en casa”
No lo hacía el equipo desde el pasado mes de diciembre y empezaba a pesar esta circunstancia en la moral de los jugadores. Por este motivo, Luis Elcacho, técnico del Formentera, mostró su felicidad por este aspecto al término del encuentro. “Teníamos ganas de volver a ganar en casa, porque hacía tiempo que no lo lográbamos y este hecho estaba motivando cierta precipitación y nerviosismo en nuestro juego”, indicó. Sobre el partido en sí, que no tuvo color, el preparador ilerdense fue conciso. “Hemos jugado al ciento por ciento y hemos demostrado que somos muy superiores a este equipo, como se ha visto”. No obstante, dijo que “hay que tener respeto por todos los rivales, porque si el gol que nos han marcado hubiese llegado con 0-0 las cosas podrían haberse complicado. Habíamos hablado de la importancia de no salir relajados y no lo hemos hecho, más bien todo lo contrario”, dijo en declaraciones a Radio Illa.

noudiari.es 

No hay comentarios

Dejar respuesta