noudiari.es La Peña Deportiva Fútbol Sala jugó “el peor partido de la temporada” y acabó perdiendo por 8-5 en la pista del FS Pallejà. El conjunto que dirige Marlon Velasco llegó a remontar un 5-1 adverso y forzó las tablas en el marcador (5-5), pero tiró la toalla en los últimos minutos “después de unas manos clarísimas que el árbitro no señaló y que, a continuación, nos costó el 6-5, que nos acabó por rematar”.

Los ibicencos, como suele ser habitual en los partidos fuera de casa, ceden varios goles de ventaja en los primeros minutos y están obligados a reaccionar. En esta ocasión, el Pallejà se colocó 4-0, aunque la Peña recortó diferencias poco antes del final de la primera parte.

Tras el descanso, los locales volvieron a adelantarse (5-1), pero el conjunto pitiuso se vino arriba y alternando el portero-jugador con situaciones de cuatro contra cuatro, fue capaz de empatar el partido con goles de Julen, Aitor, Oriol, Yuyú y Toni Roselló. El partido parecía que podía decantarse a favor de los visitantes, pero de lo que pudo ser el 5-6 se pasó al 6-5 después de que el árbitro no señalará penalti por mano. Ya no hubo reacción y la Peña tiró el partido (8-5).

“El Pallejà era, a priori, un rival complicado, pero en el día de hoy sólo contaba con seis jugadores y hemos desaprovechado una gran oportunidad de batirles. Nuestro encuentro ha sido un desastre, con muchas imprecisiones y dudas. Si nos ganan siendo mejores, no se puede decir nada, pero es que hemos regalado el partido. No hemos competido y, cuando no lo haces, eso saca tus limitaciones y el rival te pinta la cara”, aseguró Velasco.

8-5. La Peña FS pierde el duende

noudiari.es La Peña Deportiva Fútbol Sala jugó “el peor partido de la temporada” y acabó perdiendo por 8-5 en la pista del FS Pallejà. El conjunto que dirige Marlon Velasco llegó a remontar un 5-1 adverso y forzó las tablas en el marcador (5-5), pero tiró la toalla en los últimos minutos “después de unas manos clarísimas que el árbitro no señaló y que, a continuación, nos costó el 6-5, que nos acabó por rematar”.Los ibicencos, como suele ser habitual en los partidos fuera de casa, ceden varios goles de ventaja en los primeros minutos y están obligados a reaccionar. En esta ocasión, el Pallejà se colocó 4-0, aunque la Peña recortó diferencias poco antes del final de la primera parte.Tras el descanso, los locales volvieron a adelantarse (5-1), pero el conjunto pitiuso se vino arriba y alternando el portero-jugador con situaciones de cuatro contra cuatro, fue capaz de empatar el partido con goles de Julen, Aitor, Oriol, Yuyú y Toni Roselló. El partido parecía que podía decantarse a favor de los visitantes, pero de lo que pudo ser el 5-6 se pasó al 6-5 después de que el árbitro no señalará penalti por mano. Ya no hubo reacción y la Peña tiró el partido (8-5).“El Pallejà era, a priori, un rival complicado, pero en el día de hoy sólo contaba con seis jugadores y hemos desaprovechado una gran oportunidad de batirles. Nuestro encuentro ha sido un desastre, con muchas imprecisiones y dudas. Si nos ganan siendo mejores, no se puede decir nada, pero es que hemos regalado el partido. No hemos competido y, cuando no lo haces, eso saca tus limitaciones y el rival te pinta la cara”, aseguró Velasco.

No hay comentarios

Dejar respuesta