La excepcional temporada que ha firmado el central de la Peña Deportiva Kike, pese a que el equipo ha acabado descendiendo de División de Honor a Preferente, le ha ha valido para que el Mallorca le dé la oportunidad  de demostrar sus condiciones futbolísticas y, si pasa las pruebas a las que será sometido durante los próximos días en Son Bibiloni, el club bermellón le abrirá las puertas del equipo juvenil la próxima campaña. El jugador ha llegado este martes a la isla vecina con las maleta llena de ilusión y no piensa en otra cosa que convencer a los técnicos mallorquinistas y hacer realidad el sueño de firmar por un grande del fútbol balear, donde coincidirá con el también ibicenco Samuel Álex y, por qué no, con Adrián Montalbán, otra de las grandes perlas ibicencas que podría seguir los pasos del capitán peñista.

“La verdad es que estoy muy contento ante la gran ocasión que se me presenta, así que espero que todo vaya bien y pueda quedarme aquí”, explica el joven a Fútbol Pitiuso. “Todavía me queda un año en la categoría y sería muy bonito poder disfrutarla jugando en un gran equipo como es el Mallorca. No es lo mismo competir para salvarse, como nos ha pasado esta temporada, que hacerlo con otras metas más ambiciosas. Pienso que si acabo fichando disfrutaré mucho, además de seguir creciendo y aprendiendo”, añade Kike, quien, preguntado por el balance que hace del papel de la Peña este curso explica que “nos ha faltado adaptarnos a la gran exigencia de la División de Honor y al final hemos acabado sufriendo, aunque, pese a todo, estoy satisfecho particularmente del rendimiento que ha dado en el equipo”.

Abran paso a Kike

La excepcional temporada que ha firmado el central de la Peña Deportiva Kike, pese a que el equipo ha acabado descendiendo de División de Honor a Preferente, le ha ha valido para que el Mallorca le dé la oportunidad  de demostrar sus condiciones futbolísticas y, si pasa las pruebas a las que será sometido durante los próximos días en Son Bibiloni, el club bermellón le abrirá las puertas del equipo juvenil la próxima campaña. El jugador ha llegado este martes a la isla vecina con las maleta llena de ilusión y no piensa en otra cosa que convencer a los técnicos mallorquinistas y hacer realidad el sueño de firmar por un grande del fútbol balear, donde coincidirá con el también ibicenco Samuel Álex y, por qué no, con Adrián Montalbán, otra de las grandes perlas ibicencas que podría seguir los pasos del capitán peñista. "La verdad es que estoy muy contento ante la gran ocasión que se me presenta, así que espero que todo vaya bien y pueda quedarme aquí", explica el joven a Fútbol Pitiuso. "Todavía me queda un año en la categoría y sería muy bonito poder disfrutarla jugando en un gran equipo como es el Mallorca. No es lo mismo competir para salvarse, como nos ha pasado esta temporada, que hacerlo con otras metas más ambiciosas. Pienso que si acabo fichando disfrutaré mucho, además de seguir creciendo y aprendiendo", añade Kike, quien, preguntado por el balance que hace del papel de la Peña este curso explica que "nos ha faltado adaptarnos a la gran exigencia de la División de Honor y al final hemos acabado sufriendo, aunque, pese a todo, estoy satisfecho particularmente del rendimiento que ha dado en el equipo".

No hay comentarios

Dejar respuesta