2-0. Apunta a la permanencia

0
219
La Peña ha dado un paso de gigante en su camino hacia la salvación en la categoría (Foto: Arsen Voronyy).

Noudiari La maestría de Colau en la ejecución de una falta y el oportunismo de Nacho tras un error del portero y la defensa han puesto a la Peña Deportiva de Santa Eulària en la órbita de la permanencia con una victoria ante el Hospitalet fraguada en el último tramo de la primera parte y refrendada en un segundo acto sin mácula.

Poco o nada le debió gustar al entrenador visitante el trabajo de su equipo en los primeros 45 minutos en el campo municipal de la Villa del Río, ya que en el descanso incorporó cuatro cambios de una sola tacada sobre su once titular, entre ellos, como el más llamativo, el de su portero, Adrià Aliaga.

El meta estuvo tibio en la acción del segundo tanto de los peñistas al filo del intermedio, obra de Nacho, que, listo como nadie, estaba en el sitio adecuado en el momento preciso para desgracia del cancerbero, que quiso acunar el balón con los brazos y le salió despedido a la bota del delantero.

En el gol en el que nada pudo hacer Aliaga fue en de Colau, un trallazo desde fuera del área en un libre directo convertido en arte de un zapatazo que entró por toda la escuadra derecha del portero del Hospitalet cuando corría el minuto 39 y con el que puso a los ibicencos por delante en el marcador.

Noqueado
Hasta ese momento la Peña había sido mejor, e incluso en el minuto 6 de partido había gozado de una gran ocasión de Nacho que a punto estuvo de cruzar la línea de gol, pero no había conseguido batir el portal del conjunto catalán. Cuando abrió la lata, en cambio, supo aprovechar los instantes de desconcierto del rival para asestar un segundo golpe casi definitivo antes de la media parte que le situaba en el camino del triunfo.

Los cambios dieron un nuevo brío al Hospitalet, al menos en los compases iniciales de los segundos 45 minutos, en los que se mostró más agresivo y sostuvo una actitud más combativa encima del rectángulo. Sin embargo, este plus de motivación de los visitantes fue perdiendo fuelle a medida que pasaban los minutos y los de casa no mostraban debilidad alguna.

De hecho, los peñistas fueron recuperando poco a poco el dominio del partido hasta hacerse otra vez con el mando del cuero y suyas resultaron de nuevo las aproximaciones más peligrosas sobre el área ajena. Todo ello para desesperación de su rival, que quería pero no podía ni sabía cómo meter mano al grupo ibicenco, consistente atrás, peleón en el centro del campo e incisivo en ataque.

Con este triunfo, el equipo que entrena Raúl Casañ firma su segunda victoria en la fase por la permanencia de la Segunda División B con dos triunfos en dos partidos jugados hasta la fecha que le acercan al objetivo, aunque todavía es pronto para lanzar las campanas al vuelo, ya que aún le queda un complicado camino que recorrer por primero que vaya.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.