Imagen de un partido del Atlético Jesús femenino de la pasada temporada.
Imagen de un partido del Atlético Jesús femenino de la pasada temporada.

diariodeibiza.es El Atlético Jesús femenino ha vivido en las últimas horas momentos de mucha confusión y nerviosismo por los insistentes rumores que apuntaban a la posible retirada del equipo de la Liga Autonómica femenina.

La incomparecencia del equipo ibicenco al partido que debía jugar el pasado domingo contra el Sporting de Mahón, en Menorca, fue el detonante, ya que provocó diversos comentarios en las redes sociales que propiciaron los rumores.

Además, se multiplicaron al conocerse que el directivo del club ibicenco, Rafael Campillo, había preguntado al secretario de la Federación de Futbol de les Illes Balears, Manel Bosch, cuáles serían las consecuencias para la entidad en caso de no presentarse a un segundo partido de Liga.

Bosch explicó telefónicamente a su interlocutor las sanciones previstas en el régimen disciplinario del reglamento federativo, que contemplan la expulsión de la competición varias temporadas y multas económicas.

La conversación y la posible ausencia de las pitiusas en otro partido liguero inquietó a Bosch porque considera que la Federación y el Govern han hecho muchos esfuerzos para la organización de una competición autonómica femenina y no entendería que a falta de solamente cuatro partidos se retirara el conjunto pitiuso, lo que afectaría también a la clasificación del campeonato liguero.

Esta consulta fue la que más revuelo provocó entre la plantilla y los aficionados, aunque ayer Campillo lo aclaró todo: «No tenemos ninguna intención de retirarnos de la competición. Lo que ha ocurrido es que el domingo no había suficientes jugadoras para el desplazamiento a Menorca y se decidió no viajar. Teníamos algunas jugadoras lesionadas, otras trabajaban y, además, estaba la rúa. La cuestión es que no había bastantes futbolistas y podíamos justificarlo, pero el entrenador decidió ir él solo a Menorca y ya no hemos podido alegar nada a nuestro favor».

Campillo anunció ayer que esta situación ha provocado el despido del entrenador, Pierre Alain Champion, al mismo tiempo que se convocaba a las jugadoras para una reunión de carácter urgente que se celebrará esta tarde, antes del entrenamiento.

En esta cita se pedirá a las integrantes de la plantilla que hagan un esfuerzo para acabar la temporada y, según el club, «para sentar las bases del futuro de este equipo».

«Somos el referente del fútbol femenino en Ibiza y así queremos continuar durante muchos años más. Creo que si las chicas nos ayudan seguiremos compitiendo esta y las próximas temporadas», declaró ayer Rafael Campillo, que quiso acabar con las especulaciones: «No queremos retirarnos. Nuestra idea es seguir jugando los partidos que faltan y hablar de futuro con nuestras futbolistas, que no entenderían una retirada por la puerta de atrás», concluyó.

Campillo: “No tenemos ninguna intención de retirarnos de la competición”

Imagen de un partido del Atlético Jesús femenino de la pasada temporada.
Imagen de un partido del Atlético Jesús femenino de la pasada temporada.
diariodeibiza.es El Atlético Jesús femenino ha vivido en las últimas horas momentos de mucha confusión y nerviosismo por los insistentes rumores que apuntaban a la posible retirada del equipo de la Liga Autonómica femenina.La incomparecencia del equipo ibicenco al partido que debía jugar el pasado domingo contra el Sporting de Mahón, en Menorca, fue el detonante, ya que provocó diversos comentarios en las redes sociales que propiciaron los rumores.Además, se multiplicaron al conocerse que el directivo del club ibicenco, Rafael Campillo, había preguntado al secretario de la Federación de Futbol de les Illes Balears, Manel Bosch, cuáles serían las consecuencias para la entidad en caso de no presentarse a un segundo partido de Liga.Bosch explicó telefónicamente a su interlocutor las sanciones previstas en el régimen disciplinario del reglamento federativo, que contemplan la expulsión de la competición varias temporadas y multas económicas.La conversación y la posible ausencia de las pitiusas en otro partido liguero inquietó a Bosch porque considera que la Federación y el Govern han hecho muchos esfuerzos para la organización de una competición autonómica femenina y no entendería que a falta de solamente cuatro partidos se retirara el conjunto pitiuso, lo que afectaría también a la clasificación del campeonato liguero.Esta consulta fue la que más revuelo provocó entre la plantilla y los aficionados, aunque ayer Campillo lo aclaró todo: «No tenemos ninguna intención de retirarnos de la competición. Lo que ha ocurrido es que el domingo no había suficientes jugadoras para el desplazamiento a Menorca y se decidió no viajar. Teníamos algunas jugadoras lesionadas, otras trabajaban y, además, estaba la rúa. La cuestión es que no había bastantes futbolistas y podíamos justificarlo, pero el entrenador decidió ir él solo a Menorca y ya no hemos podido alegar nada a nuestro favor».Campillo anunció ayer que esta situación ha provocado el despido del entrenador, Pierre Alain Champion, al mismo tiempo que se convocaba a las jugadoras para una reunión de carácter urgente que se celebrará esta tarde, antes del entrenamiento.En esta cita se pedirá a las integrantes de la plantilla que hagan un esfuerzo para acabar la temporada y, según el club, «para sentar las bases del futuro de este equipo».«Somos el referente del fútbol femenino en Ibiza y así queremos continuar durante muchos años más. Creo que si las chicas nos ayudan seguiremos compitiendo esta y las próximas temporadas», declaró ayer Rafael Campillo, que quiso acabar con las especulaciones: «No queremos retirarnos. Nuestra idea es seguir jugando los partidos que faltan y hablar de futuro con nuestras futbolistas, que no entenderían una retirada por la puerta de atrás», concluyó.

No hay comentarios

Dejar respuesta