El defensa del Atlético Jesús es el integrante del club más veterano con 20 años (Foto: Fútbol Pitiuso).
El defensa del Atlético Jesús es el integrante del club más veterano con 20 años (Foto: Fútbol Pitiuso).

Francisco Natera. Nombrar a Casado en el Jesús es referirse a un jugador de leyenda. Nadie en el club deportivo lleva más años que el central. Ni directivos, ni entrenadores ni futbolistas. Y es que el rojiblanco hace la friolera de 20 años que defiende el escudo de una entidad que vive un momento dulce con la primera plantilla. El defensa empezó a darle patadas a un balón con 8 primaveras y todavía sigue dándolas a sus 28 años.Casado es toda una institución en el Jesús y no hay voz más autorizada que la suya para explicar cuáles son las sensaciones que vive el vestuario que lidera el técnico Mariano Díez cuando está a un paso de hacer historia clasificándose por primera vez para jugar la Regional Preferente.

El Jesús, a falta de tres jornadas para que concluya la Liga Interpueblos, se encuentra a tan sólo cuatro puntos de la fase decisiva del campeonato, aunque podría conseguir el objetivo este mismo fin de semana si gana al CD Ibiza en Can Misses y Sant Jordi o Ciudad de Ibiza empatan en sus respectivos encuentros. “Está claro que estamos más cerca que nunca, pero todavía no lo hemos conseguido, así que en el equipo todo es cautela hasta que no estemos matemáticamente metidos en la Preferente”, apunta Casado, un futbolista de club que ha visto como el Jesús ha dejado de ser un equipo del montón a pelear entre los mejores del balompié doméstico. “Llevo diez años en el Regional y lo de esta temporada es algo increíble, la verdad. Nunca he vivido algo así”, sostiene el capitán.

Indica el zaguero que el plantel de este curso tiene menos calidad técnica que el anterior, pero sí posee algo diferente: unidad. En este sentido, Casado afirma que “la clave de esta campaña radica en el compromiso que tenemos todos los jugadores y cuerpo técnico y, por su puesto, el trabajo que llevamos a cabo en el terreno de juego”. El rojiblanco, además, ensalza un detalle: “El entrenador gestiona mucho mejor el vestuario y esto, quieras o no, también se nota en los resultados del grupo”. No en vano, el Jesús, desde la primera jornada, siempre ha estado en puestos de Regional Preferente. “Empezamos ganando partidos y al final no lo hemos creído tanto que todo ha ido sobre ruedas”, comenta un pelotero que siente pasión por los colores rojiblancos. “Siempre le he sido fiel a este club y nunca me he planteado cambiar de equipo, a pesar de que muchas veces me han propuesto irme a otro”, confiesa.

Casado tiene muy claro que mientras pueda seguirá vistiendo la camiseta de la entidad que le ha visto crecer como futbolista y admite que su deseo no es otro que jugar la liguilla. “Mentiría si dijera que no es mi sueño. El mio y el de todo el Jesús. Queremos hacer historia y estamos muy cerquita”, comenta el central, que recuerda que el primer obstáculo hacia el éxito se llama CD Ibiza. “Estamos todos a tope porque sabemos lo que nos jugamos en este encuentro, pero pienso que si hacemos lo que debemos todo irá bien y sumaremos los tres puntos. La confianza en el vestuario es total y encaramos la cita con muchísimas ganas e ilusión”, concluye el defensa, el espejo donde se refleja cada día la animada cantera rojiblanca.

Casado, historia viva del Altético Jesús

El defensa del Atlético Jesús es el integrante del club más veterano con 20 años (Foto: Fútbol Pitiuso).
El defensa del Atlético Jesús es el integrante del club más veterano con 20 años (Foto: Fútbol Pitiuso).
Francisco Natera. Nombrar a Casado en el Jesús es referirse a un jugador de leyenda. Nadie en el club deportivo lleva más años que el central. Ni directivos, ni entrenadores ni futbolistas. Y es que el rojiblanco hace la friolera de 20 años que defiende el escudo de una entidad que vive un momento dulce con la primera plantilla. El defensa empezó a darle patadas a un balón con 8 primaveras y todavía sigue dándolas a sus 28 años.Casado es toda una institución en el Jesús y no hay voz más autorizada que la suya para explicar cuáles son las sensaciones que vive el vestuario que lidera el técnico Mariano Díez cuando está a un paso de hacer historia clasificándose por primera vez para jugar la Regional Preferente. El Jesús, a falta de tres jornadas para que concluya la Liga Interpueblos, se encuentra a tan sólo cuatro puntos de la fase decisiva del campeonato, aunque podría conseguir el objetivo este mismo fin de semana si gana al CD Ibiza en Can Misses y Sant Jordi o Ciudad de Ibiza empatan en sus respectivos encuentros. "Está claro que estamos más cerca que nunca, pero todavía no lo hemos conseguido, así que en el equipo todo es cautela hasta que no estemos matemáticamente metidos en la Preferente", apunta Casado, un futbolista de club que ha visto como el Jesús ha dejado de ser un equipo del montón a pelear entre los mejores del balompié doméstico. "Llevo diez años en el Regional y lo de esta temporada es algo increíble, la verdad. Nunca he vivido algo así", sostiene el capitán. Indica el zaguero que el plantel de este curso tiene menos calidad técnica que el anterior, pero sí posee algo diferente: unidad. En este sentido, Casado afirma que "la clave de esta campaña radica en el compromiso que tenemos todos los jugadores y cuerpo técnico y, por su puesto, el trabajo que llevamos a cabo en el terreno de juego". El rojiblanco, además, ensalza un detalle: "El entrenador gestiona mucho mejor el vestuario y esto, quieras o no, también se nota en los resultados del grupo". No en vano, el Jesús, desde la primera jornada, siempre ha estado en puestos de Regional Preferente. "Empezamos ganando partidos y al final no lo hemos creído tanto que todo ha ido sobre ruedas", comenta un pelotero que siente pasión por los colores rojiblancos. "Siempre le he sido fiel a este club y nunca me he planteado cambiar de equipo, a pesar de que muchas veces me han propuesto irme a otro", confiesa. Casado tiene muy claro que mientras pueda seguirá vistiendo la camiseta de la entidad que le ha visto crecer como futbolista y admite que su deseo no es otro que jugar la liguilla. "Mentiría si dijera que no es mi sueño. El mio y el de todo el Jesús. Queremos hacer historia y estamos muy cerquita", comenta el central, que recuerda que el primer obstáculo hacia el éxito se llama CD Ibiza. "Estamos todos a tope porque sabemos lo que nos jugamos en este encuentro, pero pienso que si hacemos lo que debemos todo irá bien y sumaremos los tres puntos. La confianza en el vestuario es total y encaramos la cita con muchísimas ganas e ilusión", concluye el defensa, el espejo donde se refleja cada día la animada cantera rojiblanca.

4 Comentarios

  1. Que grande pollito! Sigue asibos deseo a ti y al jesus lo mejor y que podais lograr aquel sueño…. un abrazo amigo oscar diaz (espero quebte acuerdes de mi)

Dejar respuesta