Aspecto que presentaba el campo de Sant Jordi en el pasado derbi de juveniles.
Aspecto que presentaba el campo de Sant Jordi en el pasado derbi de juveniles.

diariodeibiza.es El estadio de fútbol de Can Guerxo, ubicado en Sant Jordi, pasará a denominarse Campo municipal Kiko Serra, en honor al fallecido presidente de la PE Sant Jordi, hallado muerto en su domicilio este martes. Todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Sant Josep están de acuerdo en cambiarle el nombre a la instalación, tras la iniciativa promovida por el concejal de Deportes, Víctor Lozano, quien manifestó que se quiere tramitar toda la documentación necesaria para aprobarlo en el pleno del próximo 30 de octubre.

La corporación desea rendir así su particular homenaje a una persona muy querida y apreciada en el pueblo, que además era todo un emblema del club verdinegro. «Esto es lo primero que hemos pensado. Luego no sé si haremos alguna cosa más», comentó Lozano, que reiteró que había sido «un palo muy gordo» la noticia de la muerte de Serra.

El campo permanecía ayer cerrado y en la entrada lucía un cartel en el que se explicaba el motivo. Además, la bandera del club ondeaba a media asta y también había colgado un crespón negro en el mástil en señal de duelo.

El fallecido se volcó por el que ha sido el club de sus amores, al que llegó en su adolescencia para jugar como futbolista y con el que luego, a finales de la década de los 90, continuó como directivo. Hasta que el año pasado alcanzó la presidencia, en la que siguió derrochando vitalidad y optimismo. Uno de sus grandes sueños, aseguran los que lo conocieron, hubiera sido ver jugar al primer equipo juvenil en la División de Honor –logro que estuvieron a punto de conseguir la campaña pasada los chavales entrenados por Juanjo Cruz–. Su otro reto deportivo era subir a Tercera con el conjunto sénior. De hecho, esta temporada había impulsado un proyecto muy potente para dar el salto a la categoría nacional, contratando a futbolistas de contrastada calidad y apoyándose en un técnico reputado como Sergio Tortosa.

Rafael Tur, concejal de Obras Públicas y expresidente del Sant Jordi, manifestó ayer que uno de los mejores tributos que se le pueden hacer a Serra es conseguir el ascenso a la Tercera División: «Ahora más que nunca todos tenemos que ayudar», manifestó.

La noticia del fallecimiento de Serra ha consternado al fútbol pitiuso en particular y al balear en general. Las redes sociales están muy activas y se siguen produciendo mensajes de ánimo para el club y para la familia del fallecido.

Los equipos participantes en la Liga Nacional juvenil se informan entre ellos a través de un grupo de Whatsapp, en el que todos expresaron sus condolencias. Incluso, la UE Son Oliva de Mallorca envió una carta al Sant Jordi en la que expresaba su «profunda tristeza» e informaba que se iba a guardar un minuto de silencio en los partidos en los que jugasen sus equipos, que lucirían también cintas negras en sus camisetas.

El campo de Can Guerxo se llamará Kiko Serra

Aspecto que presentaba el campo de Sant Jordi en el pasado derbi de juveniles.
Aspecto que presentaba el campo de Sant Jordi en el pasado derbi de juveniles.
diariodeibiza.es El estadio de fútbol de Can Guerxo, ubicado en Sant Jordi, pasará a denominarse Campo municipal Kiko Serra, en honor al fallecido presidente de la PE Sant Jordi, hallado muerto en su domicilio este martes. Todos los grupos políticos del Ayuntamiento de Sant Josep están de acuerdo en cambiarle el nombre a la instalación, tras la iniciativa promovida por el concejal de Deportes, Víctor Lozano, quien manifestó que se quiere tramitar toda la documentación necesaria para aprobarlo en el pleno del próximo 30 de octubre. La corporación desea rendir así su particular homenaje a una persona muy querida y apreciada en el pueblo, que además era todo un emblema del club verdinegro. «Esto es lo primero que hemos pensado. Luego no sé si haremos alguna cosa más», comentó Lozano, que reiteró que había sido «un palo muy gordo» la noticia de la muerte de Serra. El campo permanecía ayer cerrado y en la entrada lucía un cartel en el que se explicaba el motivo. Además, la bandera del club ondeaba a media asta y también había colgado un crespón negro en el mástil en señal de duelo. El fallecido se volcó por el que ha sido el club de sus amores, al que llegó en su adolescencia para jugar como futbolista y con el que luego, a finales de la década de los 90, continuó como directivo. Hasta que el año pasado alcanzó la presidencia, en la que siguió derrochando vitalidad y optimismo. Uno de sus grandes sueños, aseguran los que lo conocieron, hubiera sido ver jugar al primer equipo juvenil en la División de Honor –logro que estuvieron a punto de conseguir la campaña pasada los chavales entrenados por Juanjo Cruz–. Su otro reto deportivo era subir a Tercera con el conjunto sénior. De hecho, esta temporada había impulsado un proyecto muy potente para dar el salto a la categoría nacional, contratando a futbolistas de contrastada calidad y apoyándose en un técnico reputado como Sergio Tortosa. Rafael Tur, concejal de Obras Públicas y expresidente del Sant Jordi, manifestó ayer que uno de los mejores tributos que se le pueden hacer a Serra es conseguir el ascenso a la Tercera División: «Ahora más que nunca todos tenemos que ayudar», manifestó. La noticia del fallecimiento de Serra ha consternado al fútbol pitiuso en particular y al balear en general. Las redes sociales están muy activas y se siguen produciendo mensajes de ánimo para el club y para la familia del fallecido. Los equipos participantes en la Liga Nacional juvenil se informan entre ellos a través de un grupo de Whatsapp, en el que todos expresaron sus condolencias. Incluso, la UE Son Oliva de Mallorca envió una carta al Sant Jordi en la que expresaba su «profunda tristeza» e informaba que se iba a guardar un minuto de silencio en los partidos en los que jugasen sus equipos, que lucirían también cintas negras en sus camisetas.

No hay comentarios

Dejar respuesta