El Jumilla de Javi Seral consensúa su alineación con un colaborador porque no tiene entrenador

0
405
Once titular del equipo donde juega el exjugador del San Rafael y la Peña.

cadizdirecto.com El Cádiz se enfrentará el domingo a un rival que atraviesa una situación atípica dentro del fútbol nacional, ya se encuentra sin entrenador desde hace diez partidos. Nadie se sienta en el banquillo del Jumilla, donde juega el exportero de San Rafael y Peña y son los propios futbolistas los que realizan la alineación de cada jornada de forma consensuada con un colaborador.

Se trata de Walter Chiaraluce, quien junto a un preparador físico intenta poner algo de orden en los entrenamientos para que no cunda el caos en el club murciano desde queJosico, el anterior entrenador, fue suspendido de empleo y sueldo por parte de los propietarios italianos del Jumilla.

Incluso han mejorado sus números con cuatro triunfos, un empate y cuatro cinco derrotas que le han permitido salir de la zona de descenso el pasado domingo tras vencer en Linares (0-1).

La crisis institucional ha estallado esta temporada en el Jumilla. Han pasado cuatro presidentes y las deudas están a la orden del día. En enero se hicieron cargo los italianos Nobile Capuani y Salvatore Casapulla, pero tras darle estabilidad al club en lo económico, empezaron a tomar decisiones difíciles de entender como amonestar al anterior técnico por negarse a entrenar a las tres de la madrugada, según informa Siete Días Jumilla.

De hecho, ayer convocó una rueda de prensa Nobile Capuani en la que aseguró que su equipo no jugaría el domingo ante el Cádiz. Nada más lejos de la realidad. Las riendas del club han sido asumidas por una junta gestora encabezada por el abogado Paco Rodríguez que intenta normalizar la situación de una entidad que, por su puesto, jugará el próximo partido y luchará en las últimas jornadas por conseguir la permanencia en Segunda B.

El Jumilla de Javi Seral consensúa su alineación con un colaborador porque no tiene entrenador

cadizdirecto.com El Cádiz se enfrentará el domingo a un rival que atraviesa una situación atípica dentro del fútbol nacional, ya se encuentra sin entrenador desde hace diez partidos. Nadie se sienta en el banquillo del Jumilla, donde juega el exportero de San Rafael y Peña y son los propios futbolistas los que realizan la alineación de cada jornada de forma consensuada con un colaborador.Se trata de Walter Chiaraluce, quien junto a un preparador físico intenta poner algo de orden en los entrenamientos para que no cunda el caos en el club murciano desde queJosico, el anterior entrenador, fue suspendido de empleo y sueldo por parte de los propietarios italianos del Jumilla.Incluso han mejorado sus números con cuatro triunfos, un empate y cuatro cinco derrotas que le han permitido salir de la zona de descenso el pasado domingo tras vencer en Linares (0-1).La crisis institucional ha estallado esta temporada en el Jumilla. Han pasado cuatro presidentes y las deudas están a la orden del día. En enero se hicieron cargo los italianos Nobile Capuani y Salvatore Casapulla, pero tras darle estabilidad al club en lo económico, empezaron a tomar decisiones difíciles de entender como amonestar al anterior técnico por negarse a entrenar a las tres de la madrugada, según informa Siete Días Jumilla.De hecho, ayer convocó una rueda de prensa Nobile Capuani en la que aseguró que su equipo no jugaría el domingo ante el Cádiz. Nada más lejos de la realidad. Las riendas del club han sido asumidas por una junta gestora encabezada por el abogado Paco Rodríguez que intenta normalizar la situación de una entidad que, por su puesto, jugará el próximo partido y luchará en las últimas jornadas por conseguir la permanencia en Segunda B.

No hay comentarios

Dejar respuesta