Los jugadores celebran el primer gol en el partido de la jornada pasada frente al Binissalem (Fotos: Francisco Natera).
Los jugadores celebran el primer gol en el partido de la jornada pasada frente al Binissalem (Fotos: Francisco Natera).

diariodeibiza.es El Sant Rafel, uno de los equipos de la Tercera División balear que menos goles ha marcado esta temporada (39 en 34 partidos), tendrá que jugar el importante partido de mañana en Ciutadella sin ningún delantero, ya que los dos únicos que tiene, Carvajal, y Adrián Ramos, no podrán ser alineados porque están sancionados.

Además, el media punta Vicent también está descartado por el mismo motivo. Estos tres jugadores han conseguido16 de los 39 tantos de su equipo y para redondear la ´faena´ el meta Juancar y el defensa Vega no pueden viajar por motivos laborales y Werner sigue de baja por su rotura del tabique nasal. Por si todo esto fuera poco, el técnico Vicente Román no podrá sentarse en el banquillo porque le han impuesto tres encuentros de sanción por «protestar las decisiones del árbitro».

Estas ausencias obligan al entrenador a confeccionar un equipo sin atacantes. Las únicas referencias ofensivas en Menorca serán Nil y De Pablos, quien por cierto no ha podido entrenar ningún día por los problemas de abductores que arrastra desde hace semanas.

Por tanto, el conjunto blue está en cuadro para jugar un partido sumamente importante, ya que los ibicencos se juegan la permanencia en las cuatro últimas jornadas.

«El problema no es que tengamos cinco o seis bajas puntualmente, el problema es que en la plantilla solamente hay 16 futbolistas y cuando faltan tantos, te rompe todos los esquemas. Ahora venimos de jugar tres partidos en pocos días y entre lesiones, sanciones y trabajo se acumulan bajas que son normales a estas alturas de temporada», declaró ayer Vicente Román.

En el banquillo rafeler estarán cuatro juveniles y a un cadete y seguro de que alguno de ellos tendrá que jugar porque los futbolistas «arrastran muchos minutos y están muy cansados. De todas formas, vamos a plantarle cara al Ciutadella para intentar traernos algún punto, aunque todos somos conscientes de que será muy complicado», dijo Román.

El San Rafael jugará en Ciutadella sin delanteros y con cinco juveniles

Los jugadores celebran el primer gol en el partido de la jornada pasada frente al Binissalem (Fotos: Francisco Natera).
Los jugadores celebran el primer gol en el partido de la jornada pasada frente al Binissalem (Fotos: Francisco Natera).
diariodeibiza.es El Sant Rafel, uno de los equipos de la Tercera División balear que menos goles ha marcado esta temporada (39 en 34 partidos), tendrá que jugar el importante partido de mañana en Ciutadella sin ningún delantero, ya que los dos únicos que tiene, Carvajal, y Adrián Ramos, no podrán ser alineados porque están sancionados.Además, el media punta Vicent también está descartado por el mismo motivo. Estos tres jugadores han conseguido16 de los 39 tantos de su equipo y para redondear la ´faena´ el meta Juancar y el defensa Vega no pueden viajar por motivos laborales y Werner sigue de baja por su rotura del tabique nasal. Por si todo esto fuera poco, el técnico Vicente Román no podrá sentarse en el banquillo porque le han impuesto tres encuentros de sanción por «protestar las decisiones del árbitro».Estas ausencias obligan al entrenador a confeccionar un equipo sin atacantes. Las únicas referencias ofensivas en Menorca serán Nil y De Pablos, quien por cierto no ha podido entrenar ningún día por los problemas de abductores que arrastra desde hace semanas.Por tanto, el conjunto blue está en cuadro para jugar un partido sumamente importante, ya que los ibicencos se juegan la permanencia en las cuatro últimas jornadas.«El problema no es que tengamos cinco o seis bajas puntualmente, el problema es que en la plantilla solamente hay 16 futbolistas y cuando faltan tantos, te rompe todos los esquemas. Ahora venimos de jugar tres partidos en pocos días y entre lesiones, sanciones y trabajo se acumulan bajas que son normales a estas alturas de temporada», declaró ayer Vicente Román.En el banquillo rafeler estarán cuatro juveniles y a un cadete y seguro de que alguno de ellos tendrá que jugar porque los futbolistas «arrastran muchos minutos y están muy cansados. De todas formas, vamos a plantarle cara al Ciutadella para intentar traernos algún punto, aunque todos somos conscientes de que será muy complicado», dijo Román.

No hay comentarios

Dejar respuesta