R. Sundaysson Tras cerrar el año 2016 de manera brillante ofreciendo en la liga y en la Copa del Rey una imagen de equipo serio, cuajado, ambicioso y con un juego siempre en alza hasta la llegada del parón navideño, en la plantilla del Formentera no hay lugar para la relajación y ya piensan, única y exclusivamente, en volver a la competición para poder seguir peleando por el objetivo de hacer realidad el sueño del ascenso a Segunda B.

Una vez dejada atrás la histórica experiencia copera ante el Sevilla, en el conjunto rojillo son conscientes de que a partir de ahora su misión no es otra que la de continuar demostrando que son uno de los firmes candidatos a la lucha por subir de categoría.

Un fiel exponente de la mentalidad ganadora del conjunto pitiuso lo encontramos en su atacante Gabri, autor de los dos memorables tantos del honor del Formentera contra el Sevilla y parte activa en el trabajo que el Formentera ha realizado en la liga. Al hacer balance del 2016, el delantero rojillo reconoció que “jugar en la Copa del Rey frente al Sevilla ha sido una experiencia única y muy bonita para todos nosotros porque al empezar la temporada éramos una plantilla con un entrenador que acababa de llegar y con muchos jugadores nuevos que no nos conocíamos y que hemos congeniado muy bien desde que comenzamos a jugar en la liga. Estamos muy contentos de cómo nos han ido saliendo las cosas hasta ahora. Por eso, hasta llegar a las navidades, creo que le pondría a nuestro trabajo un notable alto”.

En cuanto a la satisfacción que guarda por dejar inscrito su nombre en la historia del Formentera, el catalán declaró que “los dos goles fueron como un premio al juego que siempre intentamos realizar con toques, desmarques rápidos y buenos remates. Nos sirvieron para poder enseñarle un poco a la gente el trabajo que venimos haciendo cada jornada en la liga. Con eso, sobre todo, es con lo que me quedo para el recuerdo, pero ahora lo que nos toca ya es centrarnos en la liga”.

Lleno de entusiasmo, el goleador del Formentera le pidió como deseos a este nuevo año 2017 “que pueda seguir al nivel que estoy y ayudando al equipo lo máximo posible con mi juego”, y que en lo colectivo, “con el trabajo diario podamos llegar a conseguir ser primeros y ponerle a nuestra temporada el colofón del ascenso a Segunda B, que es para lo que tanto yo, como mis compañeros y como nuestro entrenador hemos venido”.

A este respecto, Gabri afirmó que “me siento muy bien descansando estos días, pero ya tengo ganas de volver a empezar a entrenar. Por un lado quieres que lleguen las vacaciones para poder desconectar, pero luego echas de menos la pelota”.

“Sabemos que va a ser complicado porque la liga es muy larga y muy dura, pero mentalmente estamos preparados para lo que nos pueda venir. Debemos seguir trabajando con toda la ilusión porque nuestro principal deber es aspirar a ser primeros. Esa es nuestra única prioridad y lo que tenemos todos en la mente”, finalizó el futbolista rojillo.

Foto: Kevin Cabezuelo

 

Gabri: “Ya echo de menos la pelota”

R. Sundaysson Tras cerrar el año 2016 de manera brillante ofreciendo en la liga y en la Copa del Rey una imagen de equipo serio, cuajado, ambicioso y con un juego siempre en alza hasta la llegada del parón navideño, en la plantilla del Formentera no hay lugar para la relajación y ya piensan, única y exclusivamente, en volver a la competición para poder seguir peleando por el objetivo de hacer realidad el sueño del ascenso a Segunda B. Una vez dejada atrás la histórica experiencia copera ante el Sevilla, en el conjunto rojillo son conscientes de que a partir de ahora su misión no es otra que la de continuar demostrando que son uno de los firmes candidatos a la lucha por subir de categoría. Un fiel exponente de la mentalidad ganadora del conjunto pitiuso lo encontramos en su atacante Gabri, autor de los dos memorables tantos del honor del Formentera contra el Sevilla y parte activa en el trabajo que el Formentera ha realizado en la liga. Al hacer balance del 2016, el delantero rojillo reconoció que “jugar en la Copa del Rey frente al Sevilla ha sido una experiencia única y muy bonita para todos nosotros porque al empezar la temporada éramos una plantilla con un entrenador que acababa de llegar y con muchos jugadores nuevos que no nos conocíamos y que hemos congeniado muy bien desde que comenzamos a jugar en la liga. Estamos muy contentos de cómo nos han ido saliendo las cosas hasta ahora. Por eso, hasta llegar a las navidades, creo que le pondría a nuestro trabajo un notable alto”. En cuanto a la satisfacción que guarda por dejar inscrito su nombre en la historia del Formentera, el catalán declaró que “los dos goles fueron como un premio al juego que siempre intentamos realizar con toques, desmarques rápidos y buenos remates. Nos sirvieron para poder enseñarle un poco a la gente el trabajo que venimos haciendo cada jornada en la liga. Con eso, sobre todo, es con lo que me quedo para el recuerdo, pero ahora lo que nos toca ya es centrarnos en la liga”. Lleno de entusiasmo, el goleador del Formentera le pidió como deseos a este nuevo año 2017 “que pueda seguir al nivel que estoy y ayudando al equipo lo máximo posible con mi juego”, y que en lo colectivo, “con el trabajo diario podamos llegar a conseguir ser primeros y ponerle a nuestra temporada el colofón del ascenso a Segunda B, que es para lo que tanto yo, como mis compañeros y como nuestro entrenador hemos venido”. A este respecto, Gabri afirmó que “me siento muy bien descansando estos días, pero ya tengo ganas de volver a empezar a entrenar. Por un lado quieres que lleguen las vacaciones para poder desconectar, pero luego echas de menos la pelota”. “Sabemos que va a ser complicado porque la liga es muy larga y muy dura, pero mentalmente estamos preparados para lo que nos pueda venir. Debemos seguir trabajando con toda la ilusión porque nuestro principal deber es aspirar a ser primeros. Esa es nuestra única prioridad y lo que tenemos todos en la mente”, finalizó el futbolista rojillo. Foto: Kevin Cabezuelo  

No hay comentarios

Dejar respuesta