Intento de agresión en Can Cantó en un partido de alevines

1
1354
Imagen del campo de fútbol de Can Cantó, en Vila (Foto: www.futbolpitiuso.es).

Paco Natera Can Cantó registró ayer un nuevo caso de violencia dentro del mundo del fútbol base en un partido entre los equipos alevines del Insular y el San Carlos, cuando el padre de uno de los jugadores del Insular saltó al campo, poco antes de que acabar el encuentro, para intentar agredir al entrenador de su propio hijo, Marcelo, entrenador del Insular.

Según testigos presenciales de lo sucedido, la trifulca se desarrolló cuando se estaba jugando el último cuarto del partido con resultado de 3-4 favorable para los visitantes. Fue entonces, según relatan algunas de los padres que presenciaban el encuentro, “cuando un hombre saltó desde la grada al terreno de juego y se fue derecho en actitud violenta hacia el técnico local con la clara intención de darle una fuerte patada”, aunque no llegó a conseguirlo, ya que el técnico del San Carlos, Fernando Ortiz, se interpuso en su camino, antes de que finalmente el presunto agresor fuera sujetado por otras personas que acudieron inmediatamente para mediar en una desagradable trifulca que acarreó la suspensión del juego y del partido, toda vez que el San Carlos decidió “retirar del campo a sus jóvenes jugadores para que los niños no presenciaran los violentos hechos que estaban produciéndose”.

Logo-Paco-Natera_apaisado (2)

El propio Fernando Ortiz, técnico del alevín del San Carlos, manifestó a este respecto que “después del follón que se montó en pleno partido, nosotros decidimos, con el apoyo de los padres de nuestro equipo, que lo mejor era sacar a mis chavales del campo para que no siguieran viendo un caso de violencia así, ya que pensamos que esto nunca debería llegar a suceder en el mundo del deporte y, menos aún, tratándose de un partido entre niños de tan corta edad. Tuviera las razones o los problemas que tuviese ese señor, nunca más debería entrar a un campo de fútbol ni poder acudir a un partido de fútbol base”.

El árbitro, tras dar por acabado el choque ante la marcha del conjunto visitante, recogió los desagradables hechos en el acta para argumentar la suspensión del partido y puso en conocimiento a la Federación de lo todo ocurrido para que sea ésta la que tome cartas en el asunto y para que tome una decisión al respecto.

Al consultar a Rafael Roldán, coordinador del Insular, que se encuentra de vacaciones estos días fuera nuestra isla, declaró sentirse sorprendido ante las noticias que le estaban llegando y se mostró  indignado con lo que había ocurrido entre su entrenador y el padre de uno de sus jugadores. En este sentido, Roldán declaró que “el Insular es un club modélico y lo que ha pasado no lo vamos a admitir de ninguna de las maneras. Aunque el padre se ha puesto en contacto con nosotros para pedirnos disculpas y nos ha asegurado que no volverá nunca más porque se siente avergonzado por su forma de actuar delante de los niños, en el club tendremos que aplicar el reglamento interno y sancionarle en consecuencia con la expulsión de nuestra entidad”.

unnamed (1)

“Esta es la primera vez que nos sucede algo así. Sabemos que el hijo no tiene culpa ninguna, por eso, habrá que decidir si también el niño debe abandonar nuestro club aunque nos duela tener que adoptar una decisión así de dura. Una vez que llegue a Ibiza dentro de unos días quiero reunirme con toda la directiva del Insular para estudiar este problema y determinar las medidas que adoptaremos finalmente a este respecto”, añadió el coordinador del Insular.

Intento de agresión en Can Cantó en un partido de alevines

Paco Natera Can Cantó registró ayer un nuevo caso de violencia dentro del mundo del fútbol base en un partido entre los equipos alevines del Insular y el San Carlos, cuando el padre de uno de los jugadores del Insular saltó al campo, poco antes de que acabar el encuentro, para intentar agredir al entrenador de su propio hijo, Marcelo, entrenador del Insular.Según testigos presenciales de lo sucedido, la trifulca se desarrolló cuando se estaba jugando el último cuarto del partido con resultado de 3-4 favorable para los visitantes. Fue entonces, según relatan algunas de los padres que presenciaban el encuentro, “cuando un hombre saltó desde la grada al terreno de juego y se fue derecho en actitud violenta hacia el técnico local con la clara intención de darle una fuerte patada”, aunque no llegó a conseguirlo, ya que el técnico del San Carlos, Fernando Ortiz, se interpuso en su camino, antes de que finalmente el presunto agresor fuera sujetado por otras personas que acudieron inmediatamente para mediar en una desagradable trifulca que acarreó la suspensión del juego y del partido, toda vez que el San Carlos decidió “retirar del campo a sus jóvenes jugadores para que los niños no presenciaran los violentos hechos que estaban produciéndose”.Logo-Paco-Natera_apaisado (2)El propio Fernando Ortiz, técnico del alevín del San Carlos, manifestó a este respecto que “después del follón que se montó en pleno partido, nosotros decidimos, con el apoyo de los padres de nuestro equipo, que lo mejor era sacar a mis chavales del campo para que no siguieran viendo un caso de violencia así, ya que pensamos que esto nunca debería llegar a suceder en el mundo del deporte y, menos aún, tratándose de un partido entre niños de tan corta edad. Tuviera las razones o los problemas que tuviese ese señor, nunca más debería entrar a un campo de fútbol ni poder acudir a un partido de fútbol base”.El árbitro, tras dar por acabado el choque ante la marcha del conjunto visitante, recogió los desagradables hechos en el acta para argumentar la suspensión del partido y puso en conocimiento a la Federación de lo todo ocurrido para que sea ésta la que tome cartas en el asunto y para que tome una decisión al respecto.Al consultar a Rafael Roldán, coordinador del Insular, que se encuentra de vacaciones estos días fuera nuestra isla, declaró sentirse sorprendido ante las noticias que le estaban llegando y se mostró  indignado con lo que había ocurrido entre su entrenador y el padre de uno de sus jugadores. En este sentido, Roldán declaró que “el Insular es un club modélico y lo que ha pasado no lo vamos a admitir de ninguna de las maneras. Aunque el padre se ha puesto en contacto con nosotros para pedirnos disculpas y nos ha asegurado que no volverá nunca más porque se siente avergonzado por su forma de actuar delante de los niños, en el club tendremos que aplicar el reglamento interno y sancionarle en consecuencia con la expulsión de nuestra entidad”.unnamed (1)“Esta es la primera vez que nos sucede algo así. Sabemos que el hijo no tiene culpa ninguna, por eso, habrá que decidir si también el niño debe abandonar nuestro club aunque nos duela tener que adoptar una decisión así de dura. Una vez que llegue a Ibiza dentro de unos días quiero reunirme con toda la directiva del Insular para estudiar este problema y determinar las medidas que adoptaremos finalmente a este respecto”, añadió el coordinador del Insular.

1 Comentario

  1. Si por culpa de un padre ,por un saco desafortunado van a echar al hijo del equipo veo que el club no es la primera.era vez que lo hace de echo hay muchos niños se han ido de ese club por varios motivos pero veo que pasando los años siguen igual,el niño que culpa tiene es algo aparte que no dejen entrar al padre a ningún campo de fútbol pero el niño que culpa tiene ese club nunca cambiará a mi me paso algo parecido hace 6años y veo que siguen igual no cambiarán y no se como la gente sigue yendo a ese club es mi opinión y nada mas

Dejar respuesta