Jordi Retamal, ejemplo de una fidelidad que se lleva en la sangre

0
716

R. Sundaysson “Muchas felicidades, Jordi Retamal, eres un ejemplo de fidelidad, seriedad, educación y sentir los colores de un club desde que empezaste con 4 años […]. Estoy muy orgulloso de ti y de tu familia por haberte inculcado estos valores […]”.

Con estas elocuentes palabras agradeció Juanjo Bertomeu, presidente de la Penya Blanc i Blava, la decisión adoptada por Jordi Retamal, joven promesa del equipo juvenil, de permanecer vinculado al club que le vio nacer, a pesar de ser evidente el interés de otros equipos por hacerse con los servicios del futbolista.

Al preguntarle qué suponen para él las palabras de agradecimiento que le ha dedicado su presidente, Jordi Retamal indicó, con modestia y con cierta timidez, que “me siento orgulloso y hacen que me sienta muy bien. Son palabras que me motivan aún más porque llevo allí desde que empecé a jugar a los 4 años de edad y el club es como mi casa”.

Nacido en Ibiza el 25 de julio de 1999 y con una gran proyección deportiva aún por delante, Jordi Retamal es un jugador se desenvuelve con calidad en la posición de mediocentro. Su juego y su atrevimiento han hecho que le lleguen este verano cantos de sirena para que pruebe fortuna y cambie de equipo para pasar a jugar en la Liga Nacional. Cuando lo normal suele ser que muchos jugadores se dejen tentar por las promesas de terceros, Jordi Retamal, por suerte para la entidad blanc y blava, ha decidido seguir confiando en la gente que lo ha visto crecer y apostar por mantenerse firme en su propósito de subir de categoría con su equipo de toda la vida.

Bizafor 1

“Es cierto que ha habido algún equipo que me ha dicho que me fuera con ellos, pero yo prefiero quedarme porque creo que tenemos un buen equipo y que podemos subir”, destacó el joven centrocampista.

No obstante, Jordi, al igual que todo buen jugador a su edad, sueña con llegar a lo más alto deportivamente hablando. Su fidelidad a su equipo de siempre es indiscutible, pero como ganas y deseos no le faltan, aspira también a lograr hacer algo grande.

“Soy del Real Madrid. Está claro que me encantaría poder llegar algún día lo más arriba posible como jugador. Me gustaría tener una oportunidad de jugar en la península para probarme como futbolista. Mi madre habló una vez con una persona del Villarreal, pero le dijeron que tendría que apuntarme antes en su campus. De momento quiero jugar en mi club y voy a esforzarme al máximo esta temporada para que podamos conseguir el ascenso de categoría”, concluyó el joven ibicenco.

Jordi Retamal, ejemplo de una fidelidad que se lleva en la sangre

R. Sundaysson “Muchas felicidades, Jordi Retamal, eres un ejemplo de fidelidad, seriedad, educación y sentir los colores de un club desde que empezaste con 4 años […]. Estoy muy orgulloso de ti y de tu familia por haberte inculcado estos valores [...]”. Con estas elocuentes palabras agradeció Juanjo Bertomeu, presidente de la Penya Blanc i Blava, la decisión adoptada por Jordi Retamal, joven promesa del equipo juvenil, de permanecer vinculado al club que le vio nacer, a pesar de ser evidente el interés de otros equipos por hacerse con los servicios del futbolista. Al preguntarle qué suponen para él las palabras de agradecimiento que le ha dedicado su presidente, Jordi Retamal indicó, con modestia y con cierta timidez, que “me siento orgulloso y hacen que me sienta muy bien. Son palabras que me motivan aún más porque llevo allí desde que empecé a jugar a los 4 años de edad y el club es como mi casa”. Nacido en Ibiza el 25 de julio de 1999 y con una gran proyección deportiva aún por delante, Jordi Retamal es un jugador se desenvuelve con calidad en la posición de mediocentro. Su juego y su atrevimiento han hecho que le lleguen este verano cantos de sirena para que pruebe fortuna y cambie de equipo para pasar a jugar en la Liga Nacional. Cuando lo normal suele ser que muchos jugadores se dejen tentar por las promesas de terceros, Jordi Retamal, por suerte para la entidad blanc y blava, ha decidido seguir confiando en la gente que lo ha visto crecer y apostar por mantenerse firme en su propósito de subir de categoría con su equipo de toda la vida. Bizafor 1 “Es cierto que ha habido algún equipo que me ha dicho que me fuera con ellos, pero yo prefiero quedarme porque creo que tenemos un buen equipo y que podemos subir”, destacó el joven centrocampista. No obstante, Jordi, al igual que todo buen jugador a su edad, sueña con llegar a lo más alto deportivamente hablando. Su fidelidad a su equipo de siempre es indiscutible, pero como ganas y deseos no le faltan, aspira también a lograr hacer algo grande. “Soy del Real Madrid. Está claro que me encantaría poder llegar algún día lo más arriba posible como jugador. Me gustaría tener una oportunidad de jugar en la península para probarme como futbolista. Mi madre habló una vez con una persona del Villarreal, pero le dijeron que tendría que apuntarme antes en su campus. De momento quiero jugar en mi club y voy a esforzarme al máximo esta temporada para que podamos conseguir el ascenso de categoría”, concluyó el joven ibicenco.

No hay comentarios

Dejar respuesta