Fran Cortés (i) y Cristian Rodríguez son los capitanes de los finalistas.
Fran Cortés (i) y Cristian Rodríguez son los capitanes de los finalistas.

Francisco Natera. La Penya Blanc i Blava tiene mañana domingo una cita con la historia. Dos equipos del club que preside Juanjo Bertomeu, el juvenil A y el B, Sa Pedrera Blava, jugarán en un enfrentamiento inédito la final de la Copa. Can Misses 2, así pues, se viste de gala para albergar un partido teñido con los colores blanco y azul y en donde la entidad de Vila, pase lo que pase, tiene garantiado el trofeo. La afición del fútbol pitiuso en general y la gran familia periquita, en particular, podrá disfrutar, a partir de las 18:30 horas, de un choque de trenes entre dos conjuntos que van a dar que hablar esta temporada.

Dos futbolistas serán protagonistas de este atractivo duelo. Fran Cortés y Cristian Rodríguez son los capitanes del Sa Pedrera y de la Penya Blanc i Blava, respectivamente, y, además de luchar por conquistar la final, se batirán en un duelo de máximos artilleros. El primero contabiliza 6 chicharritos, mientras que el segundo suma 9. Ambos ya han calibrado su punto de mira y saltarán al verde dispuestos a aportar calidad y trabajo para ayudar a sus equipos a conseguir una Copa que lucirá en las vitrinas del club ibicenco sí o sí.

“La verdad es que el grupo está muy motivado y con muchas ganas de jugar un partido muy especial, ya que nos enfrentamos dos equipos del mismo club, algo muy difícil de ver”, apunta Fran Cortés. De igual modo se expresa Cristian Rodríguez, que añade: “Estamos muy ilusionados y el partido es un premio para la entidad y nuestra afición, así que vamos a tratar de disfrutarlo y que sea una fiesta, independientemente del que gane”. Eso sí, tanto uno como otro coinciden es un aspecto: “Vamos a por la victoria”, afirman al unísono.

Fran Cortés, el pivote defensivo del plantel de primer año, el que entrena Poldi, no oculta las armas con la que intentarán derrotar a su oponente. “Vamos a tratar de jugar rápido y con paciencia; la idea es ser fieles a nuestro sistema, de mucho toque y abriendo huecos en la defensa rival”, comenta. Tampoco esconde las cartas el falso 9 del bloque de segundo año, el dirigido por Juanfran. “Somos un equipo que hace un fútbol veloz, de tiki taka, con cambios de juego para pillar a nuestro adversario desprevenido. No cambiaremos nuestra estrategia en la final”, indica Cristian Rodríguez.

En cuanto a las características del rival, el mediapunta de la Penya Blanc i Blava no duda en ensalzar sus virtudes. “Están muy fuertes y tienen un gran nivel. Es un equipo técnico, mientras que el nuestro es más físico”, apunta el jugador, que confía en el papel que puedan desempeñar hombres tan importantes como Saúl, Pumuki, Samu o Marc Muñoz, entre otros. “Tenemos artillería suficiente como para hacer mucho daño. Si estamos concentrados y no damos facilidades tendremos mucho ganado”, indica.

También habla maravillas Fran Cortés de la Penya Blanc i Blava. “Son todos jugadores muy rápidos y de calidad que en cualquier momento te la pueden liar, pero nosotros también tenemos pólvora con Pau Torres, el mejor de la categoría, Kike, Gabri Hekking o Marc Tur, que ha vuelto con nosotros”, manifiesta el centrocampista, que no se fía ni un pelo del ataque rival. “Su tridente ofensivo, con Pumuki, Sebas y Cristian es letal y tendremos que estar muy atentos”, sostiene.

Pero si hay algún futbolista que pueda hacer pupa de verdad en las filas del juvenil A es su gran amigo Cristian Rodríguez, con quien se jugará el Pichichi del torneo copero. “Fuera del campo es un colega, pero dentro es todo un dolor de muelas. Tiene una chispa y una clase brutal y destaca siempre. Me lleva tres goles de diferencia, pero voy a intentar ganarle; es difícil, pero no imposible y con un poco de suerte igual le alcanzo, a pesar de jugar en el centro del campo, donde es más difícil marcar goles”, afirma.

Cristian Rodríguez ve complicado que su compañero le arrebate el título de máximo goleador de la Copa. “Son 3 golitos de diferencia, así que tendrá que macarse un hat-trick siempre y cuando yo no marque. De todos modos, el Pichichi a mí me da igual. Lo único que pretendo es aportar mi fútbol al equipo, aunque está claro que si marco goles será todo un orgullo”, comenta el jugador, que también ensalza el juego de Fran Cortés. “Es un pulmón en el centro del campo. Igual te deja por los suelos que te da unos pases espectaculares”, apunta.

El coliseo blanquiazul se engalana para albergar un partidazo y los dos periquitos animan a la afición de la isla a que suba al campo. “Seguro que nuestra gente estará en la grada animándonos, pero también queremos que se acerque más público, ya que podrá ver un gran encuentro entre dos equipos que tratan muy bien el balón y que apuestan por un juego ofensivo. Será como un ver un Madrid-Barça. Vamos a dar espectáculo y queremos compartir con todos esta fiesta”, concluyen ambos cracks.

 

La Copa se tiñe de blanquiazul

Fran Cortés (i) y Cristian Rodríguez son los capitanes de los finalistas.
Fran Cortés (i) y Cristian Rodríguez son los capitanes de los finalistas.
Francisco Natera. La Penya Blanc i Blava tiene mañana domingo una cita con la historia. Dos equipos del club que preside Juanjo Bertomeu, el juvenil A y el B, Sa Pedrera Blava, jugarán en un enfrentamiento inédito la final de la Copa. Can Misses 2, así pues, se viste de gala para albergar un partido teñido con los colores blanco y azul y en donde la entidad de Vila, pase lo que pase, tiene garantiado el trofeo. La afición del fútbol pitiuso en general y la gran familia periquita, en particular, podrá disfrutar, a partir de las 18:30 horas, de un choque de trenes entre dos conjuntos que van a dar que hablar esta temporada. Dos futbolistas serán protagonistas de este atractivo duelo. Fran Cortés y Cristian Rodríguez son los capitanes del Sa Pedrera y de la Penya Blanc i Blava, respectivamente, y, además de luchar por conquistar la final, se batirán en un duelo de máximos artilleros. El primero contabiliza 6 chicharritos, mientras que el segundo suma 9. Ambos ya han calibrado su punto de mira y saltarán al verde dispuestos a aportar calidad y trabajo para ayudar a sus equipos a conseguir una Copa que lucirá en las vitrinas del club ibicenco sí o sí. "La verdad es que el grupo está muy motivado y con muchas ganas de jugar un partido muy especial, ya que nos enfrentamos dos equipos del mismo club, algo muy difícil de ver", apunta Fran Cortés. De igual modo se expresa Cristian Rodríguez, que añade: "Estamos muy ilusionados y el partido es un premio para la entidad y nuestra afición, así que vamos a tratar de disfrutarlo y que sea una fiesta, independientemente del que gane". Eso sí, tanto uno como otro coinciden es un aspecto: "Vamos a por la victoria", afirman al unísono. Fran Cortés, el pivote defensivo del plantel de primer año, el que entrena Poldi, no oculta las armas con la que intentarán derrotar a su oponente. "Vamos a tratar de jugar rápido y con paciencia; la idea es ser fieles a nuestro sistema, de mucho toque y abriendo huecos en la defensa rival", comenta. Tampoco esconde las cartas el falso 9 del bloque de segundo año, el dirigido por Juanfran. "Somos un equipo que hace un fútbol veloz, de tiki taka, con cambios de juego para pillar a nuestro adversario desprevenido. No cambiaremos nuestra estrategia en la final", indica Cristian Rodríguez. En cuanto a las características del rival, el mediapunta de la Penya Blanc i Blava no duda en ensalzar sus virtudes. "Están muy fuertes y tienen un gran nivel. Es un equipo técnico, mientras que el nuestro es más físico", apunta el jugador, que confía en el papel que puedan desempeñar hombres tan importantes como Saúl, Pumuki, Samu o Marc Muñoz, entre otros. "Tenemos artillería suficiente como para hacer mucho daño. Si estamos concentrados y no damos facilidades tendremos mucho ganado", indica. También habla maravillas Fran Cortés de la Penya Blanc i Blava. "Son todos jugadores muy rápidos y de calidad que en cualquier momento te la pueden liar, pero nosotros también tenemos pólvora con Pau Torres, el mejor de la categoría, Kike, Gabri Hekking o Marc Tur, que ha vuelto con nosotros", manifiesta el centrocampista, que no se fía ni un pelo del ataque rival. "Su tridente ofensivo, con Pumuki, Sebas y Cristian es letal y tendremos que estar muy atentos", sostiene. Pero si hay algún futbolista que pueda hacer pupa de verdad en las filas del juvenil A es su gran amigo Cristian Rodríguez, con quien se jugará el Pichichi del torneo copero. "Fuera del campo es un colega, pero dentro es todo un dolor de muelas. Tiene una chispa y una clase brutal y destaca siempre. Me lleva tres goles de diferencia, pero voy a intentar ganarle; es difícil, pero no imposible y con un poco de suerte igual le alcanzo, a pesar de jugar en el centro del campo, donde es más difícil marcar goles", afirma. Cristian Rodríguez ve complicado que su compañero le arrebate el título de máximo goleador de la Copa. "Son 3 golitos de diferencia, así que tendrá que macarse un hat-trick siempre y cuando yo no marque. De todos modos, el Pichichi a mí me da igual. Lo único que pretendo es aportar mi fútbol al equipo, aunque está claro que si marco goles será todo un orgullo", comenta el jugador, que también ensalza el juego de Fran Cortés. "Es un pulmón en el centro del campo. Igual te deja por los suelos que te da unos pases espectaculares", apunta. El coliseo blanquiazul se engalana para albergar un partidazo y los dos periquitos animan a la afición de la isla a que suba al campo. "Seguro que nuestra gente estará en la grada animándonos, pero también queremos que se acerque más público, ya que podrá ver un gran encuentro entre dos equipos que tratan muy bien el balón y que apuestan por un juego ofensivo. Será como un ver un Madrid-Barça. Vamos a dar espectáculo y queremos compartir con todos esta fiesta", concluyen ambos cracks.  

2 Comentarios

Dejar respuesta