noudiari.es La Peña Deportiva, según Kiko Ramírez, aterriza en Castalia como “un lobo disfrazado de corderito”. Lobo o cordero, el conjunto ibicenco intentará dar la sorpresa -todos dan como favorito al Castellón- en el primer partido de la fase de ascenso a Segunda División B, que se juega este domingo a partir de las 18.00 horas.

El equipo de Santa Eulària, tercero en la competición regular, llega en el mejor momento posible. A lo largo de 2016 ha disputado un total de 21 partidos, de los cuales ha ganado 13, ha empatado 6 -los tres últimos de forma consecutiva- y sólo ha perdido dos encuentros, ante Constància y Collerense, ambos por la mínima (1-0). Además, Dani Mori tiene a su disposición a toda la plantilla, lo que le supone el bendito problema de tener que elegir un once, algo que “los jugadores me están poniendo difícil”.

Sin embargo, el play-off es distinto y un error se paga muy caro. “Esta es la culminación del trabajo de toda la temporada y veo al equipo muy bien, con mucha ilusión y ganas, además de estar en un buen momento de juego y resultados. Si competimos al máximo y, finalmente, nos eliminan, lo volveremos a intentar el año que viene. Por el contrario, si ganamos nosotros, saldremos muy reforzados de cara al resto de eliminatorias, porque superar a un histórico como el Castellón supone un gran aliciente”, afirma.

El técnico de la Peña, además, considera que el papel de favorito del Castellón se queda sobre el papel. “Está claro que es un equipo con un potencial enorme, con un buen equipo y un buen estadio, pero la historia o lo que has conseguido antes carece ahora de importancia y es en el terreno de juego donde se verá cuál de los dos es el favorito. No va a ser fácil eliminarles, pero tenemos el deber de intentarlo”, asegura.

Tanto uno como otro conjunto están acostumbrados a este tipo de partidos. La Peña disputa su cuarto play-off consecutivo, tres con Mario Ormaechea en el banquillo y, ahora, con Dani Mori. Hay futbolistas, incluso, como es el caso de su capitán, Raúl Gómez, que suman la friolera de nueve fases de ascenso, si bien sólo en una ocasión, en la temporada 2007/08, la empresa se culminó con éxito tras eliminar a Multivera y Don Benito, también con Mori como entrenador.

El Castellón, que disputa su tercera fase de ascenso a Segunda B en el último lustro, aún tiene reciente tiempos mejores. Hasta hace seis años militaba en Segunda A y, además, en su historial destacan las once temporadas que ha militado en la máxima categoría. De esos buenos tiempos mantiene un estadio que es un auténtico lujo para la categoría, con una capacidad para 15.000 espectadores, con césped natural y grandes dimensiones, que presentará una gran entrada este domingo.

Precisamente, Castalia, más que el rival, donde destacan futbolistas como Meseguer, Fabiani, Juanra es la principal preocupación del técnico de la Peña. “No estamos acostumbrados a jugar con tanta gente en el campo, pero veremos cómo transcurren los primeros compases del partido y que los jugadores se puedan adaptar lo antes posible”, afirma. El objetivo es llegar con opciones a la vuelta -el próximo domingo 29 de mayo a las 19.00 horas-, lo que supone mantener la portería a cero o, en caso contrario, conseguir alguno.

Kiko Ramírez, por su parte, no se fía de la Peña. “Va a ser un partido duro, aunque ellos quieran venir aquí de humildes y con la piel de corderito”, afirmó el técnico este viernes. El Castellón confía en que su afición lleve en volandas al equipo, en el que debutará el delantero Raúl Fabiani, aunque seguirá contando con el futbolista del filial Vicent Albert debido a las numerosas bajas en ataque. Además, Juanra y Castells son duda en defensa, mientras que se pierden el partido de ida Tariq, Antonio y Luismi.

Lobos y corderos en Castalia

noudiari.es La Peña Deportiva, según Kiko Ramírez, aterriza en Castalia como “un lobo disfrazado de corderito”. Lobo o cordero, el conjunto ibicenco intentará dar la sorpresa -todos dan como favorito al Castellón- en el primer partido de la fase de ascenso a Segunda División B, que se juega este domingo a partir de las 18.00 horas. El equipo de Santa Eulària, tercero en la competición regular, llega en el mejor momento posible. A lo largo de 2016 ha disputado un total de 21 partidos, de los cuales ha ganado 13, ha empatado 6 -los tres últimos de forma consecutiva- y sólo ha perdido dos encuentros, ante Constància y Collerense, ambos por la mínima (1-0). Además, Dani Mori tiene a su disposición a toda la plantilla, lo que le supone el bendito problema de tener que elegir un once, algo que “los jugadores me están poniendo difícil”. Sin embargo, el play-off es distinto y un error se paga muy caro. “Esta es la culminación del trabajo de toda la temporada y veo al equipo muy bien, con mucha ilusión y ganas, además de estar en un buen momento de juego y resultados. Si competimos al máximo y, finalmente, nos eliminan, lo volveremos a intentar el año que viene. Por el contrario, si ganamos nosotros, saldremos muy reforzados de cara al resto de eliminatorias, porque superar a un histórico como el Castellón supone un gran aliciente”, afirma. El técnico de la Peña, además, considera que el papel de favorito del Castellón se queda sobre el papel. “Está claro que es un equipo con un potencial enorme, con un buen equipo y un buen estadio, pero la historia o lo que has conseguido antes carece ahora de importancia y es en el terreno de juego donde se verá cuál de los dos es el favorito. No va a ser fácil eliminarles, pero tenemos el deber de intentarlo”, asegura. Tanto uno como otro conjunto están acostumbrados a este tipo de partidos. La Peña disputa su cuarto play-off consecutivo, tres con Mario Ormaechea en el banquillo y, ahora, con Dani Mori. Hay futbolistas, incluso, como es el caso de su capitán, Raúl Gómez, que suman la friolera de nueve fases de ascenso, si bien sólo en una ocasión, en la temporada 2007/08, la empresa se culminó con éxito tras eliminar a Multivera y Don Benito, también con Mori como entrenador. El Castellón, que disputa su tercera fase de ascenso a Segunda B en el último lustro, aún tiene reciente tiempos mejores. Hasta hace seis años militaba en Segunda A y, además, en su historial destacan las once temporadas que ha militado en la máxima categoría. De esos buenos tiempos mantiene un estadio que es un auténtico lujo para la categoría, con una capacidad para 15.000 espectadores, con césped natural y grandes dimensiones, que presentará una gran entrada este domingo. Precisamente, Castalia, más que el rival, donde destacan futbolistas como Meseguer, Fabiani, Juanra es la principal preocupación del técnico de la Peña. “No estamos acostumbrados a jugar con tanta gente en el campo, pero veremos cómo transcurren los primeros compases del partido y que los jugadores se puedan adaptar lo antes posible”, afirma. El objetivo es llegar con opciones a la vuelta -el próximo domingo 29 de mayo a las 19.00 horas-, lo que supone mantener la portería a cero o, en caso contrario, conseguir alguno. Kiko Ramírez, por su parte, no se fía de la Peña. “Va a ser un partido duro, aunque ellos quieran venir aquí de humildes y con la piel de corderito”, afirmó el técnico este viernes. El Castellón confía en que su afición lleve en volandas al equipo, en el que debutará el delantero Raúl Fabiani, aunque seguirá contando con el futbolista del filial Vicent Albert debido a las numerosas bajas en ataque. Además, Juanra y Castells son duda en defensa, mientras que se pierden el partido de ida Tariq, Antonio y Luismi.

No hay comentarios

Dejar respuesta