El joven centrocampista posa para Fútbol Pitiuso en una playa de Formentera.
El joven centrocampista posa para Fútbol Pitiuso en una playa de Formentera.

David Alba El joven centrocampista Lucas Quevedo asciende definitivamente al primer equipo del Formentera. El jugador, que ya había tenido minutos con el conjunto de Luis Elcacho el año pasado y que no tuvo continuidad por lesión, señala que tiene “muchas ganas” de aportar sacrificio defensivo al medio campo. “No soy un jugador habilidoso -admite-, soy más de meter y chocar”.

Elcacho ya le ha transmitido lo que quiere de él y Quevedo, que ya ha disputado partidos en el Playoff de ascenso a Segunda B, asegura que no le pesará la presión de jugar en Tercera. “Jugué con 15 años en el Regional y no tuve ningún problema”, destaca. En este sentido, tampoco tendrá problemas con sus nuevos compañeros.

“Hice la pretemporada con ellos hace dos años y ya les conozco bastante bien”, asegura Lucas que aún no ha tenido que sufrir la famosa novatada del que asciende de categorías inferiores. “Nunca me la hicieron”, sonríe el centrocampista al que le espera una dura, pero ilusionante nueva etapa de su vida como jugador de fútbol.

Lucas: “Soy un jugador de meter y chocar”

El joven centrocampista posa para Fútbol Pitiuso en una playa de Formentera.
El joven centrocampista posa para Fútbol Pitiuso en una playa de Formentera.
David Alba El joven centrocampista Lucas Quevedo asciende definitivamente al primer equipo del Formentera. El jugador, que ya había tenido minutos con el conjunto de Luis Elcacho el año pasado y que no tuvo continuidad por lesión, señala que tiene "muchas ganas" de aportar sacrificio defensivo al medio campo. "No soy un jugador habilidoso -admite-, soy más de meter y chocar". Elcacho ya le ha transmitido lo que quiere de él y Quevedo, que ya ha disputado partidos en el Playoff de ascenso a Segunda B, asegura que no le pesará la presión de jugar en Tercera. "Jugué con 15 años en el Regional y no tuve ningún problema", destaca. En este sentido, tampoco tendrá problemas con sus nuevos compañeros. "Hice la pretemporada con ellos hace dos años y ya les conozco bastante bien", asegura Lucas que aún no ha tenido que sufrir la famosa novatada del que asciende de categorías inferiores. "Nunca me la hicieron", sonríe el centrocampista al que le espera una dura, pero ilusionante nueva etapa de su vida como jugador de fútbol.

No hay comentarios

Dejar respuesta