El futbolista ibicenco del San Roque de Lepe disputa un balón con un jugador del Algeciras.
El futbolista ibicenco del San Roque de Lepe disputa un balón con un jugador del Algeciras.

Paco Natera Marc Fraile, jugador ibicenco que milita en el San Roque de Lepe de Segunda B, está firmando una gran temporada. El exfutbolista del Portmany a veces va convocado con el filial de Primera Andaluza, pero está participando en muchos partidos con la primera plantilla, por lo que se muestra satisfecho en su primera aventura en la categoría. “Estoy muy contento, ya que he jugado algunos partidos de titular en mi primer año en una categoría complicada y exigente que te obliga a darlo todo en los entrenos y en los partidos”, apunta.

El delantero se ha adaptado perfectamente al ritmo que impone la división de bronce  y, pese a lo complicado que es ver puuerta, ya sabe lo que es marcar un gol. Se estrenó delante de su afición, en el encuentro que enfrentó a su equipo con el Granada B de la primera vuelta. “Quedamos 1-1 e hice un gol muy importante para mí, ya que fue el primero”, recuerda un Marc Fraile ambicioso que aspira a más. “Hay que seguir mejorando para acabar lo mejor posible la temporada”, indica.

El futbolista no olvida su paso por el Portmany, donde se caracterizó por su faceta goleadora y no pierde detalle de la actualidad del club de San Antonio. “Sé que el primer equipo ya esta clasificado para la Preferente y que el juvenil está clasificado en la mitad de la tabla, posición que da mucha tranquilidad. Espero que vayan a más en sus respectivas competiciones”, afirma el sanantoniense, que desea que haya más conjuntos de la Isla en Tercera y en Segunda B. “A ver si esta temporada sube alguno”, sostiene.

Marc Fraile está disfrutando al máximo del fútbol lejos de Ibiza y, pese a que no entra en sus planes más inmediatos regresar, no descarta hacerlo. “De momento, no sé que pasará; no se me ha pasado por la cabeza volver. De todos modos, está claro que allí está mi casa y mi familia y los echo mucho de menos”, afirma el jugador, que deja una ventana abierta a la posibilidad de vestirse de corto en su tierra. “Ahora estoy bien, pero nunca se sabe qué puede pasar en el futuro”, concluye.

Marc Fraile: “La Segunda B es una categoría exigente que te obliga a darlo todo”

El futbolista ibicenco del San Roque de Lepe disputa un balón con un jugador del Algeciras.
El futbolista ibicenco del San Roque de Lepe disputa un balón con un jugador del Algeciras.
Paco Natera Marc Fraile, jugador ibicenco que milita en el San Roque de Lepe de Segunda B, está firmando una gran temporada. El exfutbolista del Portmany a veces va convocado con el filial de Primera Andaluza, pero está participando en muchos partidos con la primera plantilla, por lo que se muestra satisfecho en su primera aventura en la categoría. "Estoy muy contento, ya que he jugado algunos partidos de titular en mi primer año en una categoría complicada y exigente que te obliga a darlo todo en los entrenos y en los partidos", apunta.El delantero se ha adaptado perfectamente al ritmo que impone la división de bronce  y, pese a lo complicado que es ver puuerta, ya sabe lo que es marcar un gol. Se estrenó delante de su afición, en el encuentro que enfrentó a su equipo con el Granada B de la primera vuelta. "Quedamos 1-1 e hice un gol muy importante para mí, ya que fue el primero", recuerda un Marc Fraile ambicioso que aspira a más. "Hay que seguir mejorando para acabar lo mejor posible la temporada", indica.El futbolista no olvida su paso por el Portmany, donde se caracterizó por su faceta goleadora y no pierde detalle de la actualidad del club de San Antonio. "Sé que el primer equipo ya esta clasificado para la Preferente y que el juvenil está clasificado en la mitad de la tabla, posición que da mucha tranquilidad. Espero que vayan a más en sus respectivas competiciones", afirma el sanantoniense, que desea que haya más conjuntos de la Isla en Tercera y en Segunda B. "A ver si esta temporada sube alguno", sostiene.Marc Fraile está disfrutando al máximo del fútbol lejos de Ibiza y, pese a que no entra en sus planes más inmediatos regresar, no descarta hacerlo. "De momento, no sé que pasará; no se me ha pasado por la cabeza volver. De todos modos, está claro que allí está mi casa y mi familia y los echo mucho de menos", afirma el jugador, que deja una ventana abierta a la posibilidad de vestirse de corto en su tierra. "Ahora estoy bien, pero nunca se sabe qué puede pasar en el futuro", concluye.

No hay comentarios

Dejar respuesta