El volante se muestra optimista y confía en poder estar en la final.
El volante se muestra optimista y confía en poder estar en la final.

Francisco Natera. Marc Marí es una de las jóvenes promesas del fútbol ibicenco y uno de los mejores futbolistas de la Penya Blanc i Blava, club donde empezó a darle patadas a un balón. El centrocampista ha vuelto a la entidad de Vila tras dos campañas en el Sant Jordi y lo ha hecho con mucha ambición y una exagerada hambre de fútbol. La perla blanquiazul es uno de los grandes protagonistas de su equipo en el partido ante el Puig d’en Valls, donde está el pase a la final de Copa. Pero, para ello, tendrá que superar en la tabla al Atlético Jesús, que se mide a la Peña Independiente. Unos y otros, que suman 7 puntos, están obligados a ganar y a marcar el mayor número de goles para deshacer la igualdad entre ambos.

-¿Estaréis en la final o lo véis complicado?
-Pues la verdad es que ni mucho menos hemos tirado la toalla; no damos la Copa por perdida. Está claro que será difícil pasar, pero lo vamos a intentar por el equipo y, sobre todo, por el club. De todos modos, en el caso de no acceder a la final, estaremos satisfechos porque hemos firmado un gran torneo.

-Si hubiéseis ganado la jornada pasada al Jesús prácticamente tendríais un pie y medio en el partido decisivo. Fue una pena el gol que encajásteis en el último minuto cuando ganábais 2-3.
-Es cierto. Sufrimos mucho durante todo el partido, pero, a pesar de todo, estamos orgullosos de haber empatado y haber plantado cara a uno de los claros favoritos al título.

-Ahora ya no os queda más remedio que meter los máximos goles posibles al Puig y esperar a lo que hagan los rojiblancos.
-Está claro que no tenemos otra opción y tenemos que ir a por todas y esforzarnos al máximo. Trataremos de meter todos los tantos que podamos y desear que el Jesús no gane por mucha diferencia.

-El Puig d’en Valls va a vender cara la derrota.
-Seguramente. Es un buen equipo y nos va a costar muchísimo superarle, pero todo es ponerle ganas y sacrificio, por muy complicado que sea.

-¿Qué fútbol desplegaréis para romper la sólida zaga pistacha?
-La idea es mover el balón de manera fluida y entrar al área rival por fuera y por dentro, madurando bien las jugadas. Aunque, sobre todo, debemos tener paciencia y no olvidarnos de defender bien y presionar arriba para recuperar balones.

-Tanto el Jesús como vosotros jugáis a la misma hora (20:30 horas) y seguramente sabréis qué va pasando en el otro campo por lo que os espera un partido muy tenso.
-La verdad es que sí. Querremos ganar nuestro choque, metiendo muchos goles y, encima, estaremos pendientes de lo que ocurra en el otro encuentro porque dependiendo de lo que suceda allí tendremos que darle más o menos caña.

-¿Habéis preparado este enfrentamiento de manera especial?
-Principalmente, no debemos volvernos locos, pero, además, vamos a poner en práctica un nuevo sistema con un estilo muy novedoso para nosotros, el cual todavía no hemos llevado a la práctica esta temporada.

-¿Cómo definirías al plantel?
-Casi todos somos juveniles de primer año por lo que somos novatos en la categoría. Nos falta experiencia y tenemos mucho que aprender todavía. Como dice el míster, somo la Cenicienta de la Liga. De todos modos, tengo que decir que nuestro juego es alegre y atrevido y vamos a intentar dar alguna sorpresa que otra en el campeonato regular. Somos jóvenes, pero no los más débiles.

-Te formaste en la Penya Blanc i Blava pero te fuiste en edad cadete al Sant Jordi. Esta campaña has decidido volver. ¿Cómo ha sido tu regreso?
-En primer lugar, decir que estoy muy contento por volver a defender este escudo. Lo cierto es que no me esperaba que me acogieran tan bien después de marcharme a Can Guerxo. Ahora, sólo pienso en firmar un buen papel este curso y ayudar al grupo. Hablando claro y alto, estoy muy orgulloso de volver a ser blanquiazul.

-Los que te conocen, aseguran que eres un futbolista con mucha proyección. ¿Qué tipo de jugador eres?
-Soy el típico extremo que prefiere balones en largo para aprovechar mi velocidad. También me gusta buscar el uno contra uno e intentar finalizar las jugadas y ayudar en tareas defensivas. Tengo un buen centro, aunque el gol no es mi fuerte, pero trato de hacerlo lo mejor posible en todo momento. Me manejo bien por las dos bandas y como delantero centro me defiendo.

Marc Marí: “No damos la Copa por perdida”

El volante se muestra optimista y confía en poder estar en la final.
El volante se muestra optimista y confía en poder estar en la final.
Francisco Natera. Marc Marí es una de las jóvenes promesas del fútbol ibicenco y uno de los mejores futbolistas de la Penya Blanc i Blava, club donde empezó a darle patadas a un balón. El centrocampista ha vuelto a la entidad de Vila tras dos campañas en el Sant Jordi y lo ha hecho con mucha ambición y una exagerada hambre de fútbol. La perla blanquiazul es uno de los grandes protagonistas de su equipo en el partido ante el Puig d'en Valls, donde está el pase a la final de Copa. Pero, para ello, tendrá que superar en la tabla al Atlético Jesús, que se mide a la Peña Independiente. Unos y otros, que suman 7 puntos, están obligados a ganar y a marcar el mayor número de goles para deshacer la igualdad entre ambos. -¿Estaréis en la final o lo véis complicado? -Pues la verdad es que ni mucho menos hemos tirado la toalla; no damos la Copa por perdida. Está claro que será difícil pasar, pero lo vamos a intentar por el equipo y, sobre todo, por el club. De todos modos, en el caso de no acceder a la final, estaremos satisfechos porque hemos firmado un gran torneo. -Si hubiéseis ganado la jornada pasada al Jesús prácticamente tendríais un pie y medio en el partido decisivo. Fue una pena el gol que encajásteis en el último minuto cuando ganábais 2-3. -Es cierto. Sufrimos mucho durante todo el partido, pero, a pesar de todo, estamos orgullosos de haber empatado y haber plantado cara a uno de los claros favoritos al título. -Ahora ya no os queda más remedio que meter los máximos goles posibles al Puig y esperar a lo que hagan los rojiblancos. -Está claro que no tenemos otra opción y tenemos que ir a por todas y esforzarnos al máximo. Trataremos de meter todos los tantos que podamos y desear que el Jesús no gane por mucha diferencia. -El Puig d'en Valls va a vender cara la derrota. -Seguramente. Es un buen equipo y nos va a costar muchísimo superarle, pero todo es ponerle ganas y sacrificio, por muy complicado que sea. -¿Qué fútbol desplegaréis para romper la sólida zaga pistacha? -La idea es mover el balón de manera fluida y entrar al área rival por fuera y por dentro, madurando bien las jugadas. Aunque, sobre todo, debemos tener paciencia y no olvidarnos de defender bien y presionar arriba para recuperar balones. -Tanto el Jesús como vosotros jugáis a la misma hora (20:30 horas) y seguramente sabréis qué va pasando en el otro campo por lo que os espera un partido muy tenso. -La verdad es que sí. Querremos ganar nuestro choque, metiendo muchos goles y, encima, estaremos pendientes de lo que ocurra en el otro encuentro porque dependiendo de lo que suceda allí tendremos que darle más o menos caña. -¿Habéis preparado este enfrentamiento de manera especial? -Principalmente, no debemos volvernos locos, pero, además, vamos a poner en práctica un nuevo sistema con un estilo muy novedoso para nosotros, el cual todavía no hemos llevado a la práctica esta temporada. -¿Cómo definirías al plantel? -Casi todos somos juveniles de primer año por lo que somos novatos en la categoría. Nos falta experiencia y tenemos mucho que aprender todavía. Como dice el míster, somo la Cenicienta de la Liga. De todos modos, tengo que decir que nuestro juego es alegre y atrevido y vamos a intentar dar alguna sorpresa que otra en el campeonato regular. Somos jóvenes, pero no los más débiles. -Te formaste en la Penya Blanc i Blava pero te fuiste en edad cadete al Sant Jordi. Esta campaña has decidido volver. ¿Cómo ha sido tu regreso? -En primer lugar, decir que estoy muy contento por volver a defender este escudo. Lo cierto es que no me esperaba que me acogieran tan bien después de marcharme a Can Guerxo. Ahora, sólo pienso en firmar un buen papel este curso y ayudar al grupo. Hablando claro y alto, estoy muy orgulloso de volver a ser blanquiazul. -Los que te conocen, aseguran que eres un futbolista con mucha proyección. ¿Qué tipo de jugador eres? -Soy el típico extremo que prefiere balones en largo para aprovechar mi velocidad. También me gusta buscar el uno contra uno e intentar finalizar las jugadas y ayudar en tareas defensivas. Tengo un buen centro, aunque el gol no es mi fuerte, pero trato de hacerlo lo mejor posible en todo momento. Me manejo bien por las dos bandas y como delantero centro me defiendo.

1 Comentario

Dejar respuesta