Lo que le faltaba al Formentera. Si en el plano deportivo, el equipo rojinegro no pasa por su mejor momento, con dos derrotas seguidas en 2018 (ante la Peña y el Baleares), ahora también ven la luz, después de la salida de Liñán, los problemas y malos rollos que se viven en el vestuario. Diario de Ibiza ha destapado la mala onda que, al parecer, se respira en una plantilla donde el jugador Álvaro Muñiz se ha encargado de encender la mecha de una auténtica bomba haciendo unas declaraciones incendiarias y donde pega una rajada del 15 en contra del entrenador Tito García Sanjuán. El futbolista, que asegura querer abandonar cuanto antes la disciplina del grupo, no se ha cortado ni un pelo a la hora de hacer público con todo lujo de detalles la mala relación que tiene con el míster aragonés, a quien, según relata, tampoco aguantan otros compañeros, aunque no ha dado nombres.

“Prefiero estar en mi casa que en la isla con una persona con la que no me es fácil convivir en el día a día. En 29 años nunca me he cruzado con un entrenador como él; es una persona poco respetuosa”, ha asegurado el asturiano respecto a Tito García Sanjuán, con quien sostiene no compartir “ni su idea de tratar a las personas ni su idea de juego”. El futbolista, además, ha sentenciado que “él acaba de llegar a una categoría en la que llevo más de 200 partidos y hay cosas suyas que no entiendo. Como sé que con su manera de ser no voy a dar mi mejor nivel, espero que fiche a otro y que le ofrezca lo que él quiere”. “Nunca me he sentido importante ni querido por el entrenador», ha señalado Álvaro Muñiz, que, eso sí, ha aclarado que la relación con sus compañeros de equipo es inmejorable.

El todavía jugador del Formentera, que espera tener la baja en las próximas horas, tiene muy claro su deseo a corto plazo, que no es otro que no cruzarse con un entrenador del perfil, según opina, de Tito García Sanjuán. “Ha sido un poco desagradecido conmigo. Como sé que no me va a sacar rendimiento, por su manera de ser, prefiero marcharme. Si tengo que dejar el fútbol lo haré, porque se me quitan las ganas al pensar que me puedo cruzar con otro entrenador como él, la verdad”, ha indicado el futbolista. “No me apetece llegar el miércoles y verle la cara. No me parece una persona fácil para convivir y no creo que tenga una buena gestión de grupo. Esto es fútbol. Yo no le gustaré como futbolista y él no ha cuajado como entrenador conmigo. No ha habido ningún feeling“, ha proseguido Álvaro Muñiz.

Menudo pollo en el Formentera

Lo que le faltaba al Formentera. Si en el plano deportivo, el equipo rojinegro no pasa por su mejor momento, con dos derrotas seguidas en 2018 (ante la Peña y el Baleares), ahora también ven la luz, después de la salida de Liñán, los problemas y malos rollos que se viven en el vestuario. Diario de Ibiza ha destapado la mala onda que, al parecer, se respira en una plantilla donde el jugador Álvaro Muñiz se ha encargado de encender la mecha de una auténtica bomba haciendo unas declaraciones incendiarias y donde pega una rajada del 15 en contra del entrenador Tito García Sanjuán. El futbolista, que asegura querer abandonar cuanto antes la disciplina del grupo, no se ha cortado ni un pelo a la hora de hacer público con todo lujo de detalles la mala relación que tiene con el míster aragonés, a quien, según relata, tampoco aguantan otros compañeros, aunque no ha dado nombres. "Prefiero estar en mi casa que en la isla con una persona con la que no me es fácil convivir en el día a día. En 29 años nunca me he cruzado con un entrenador como él; es una persona poco respetuosa", ha asegurado el asturiano respecto a Tito García Sanjuán, con quien sostiene no compartir "ni su idea de tratar a las personas ni su idea de juego". El futbolista, además, ha sentenciado que "él acaba de llegar a una categoría en la que llevo más de 200 partidos y hay cosas suyas que no entiendo. Como sé que con su manera de ser no voy a dar mi mejor nivel, espero que fiche a otro y que le ofrezca lo que él quiere". "Nunca me he sentido importante ni querido por el entrenador», ha señalado Álvaro Muñiz, que, eso sí, ha aclarado que la relación con sus compañeros de equipo es inmejorable. El todavía jugador del Formentera, que espera tener la baja en las próximas horas, tiene muy claro su deseo a corto plazo, que no es otro que no cruzarse con un entrenador del perfil, según opina, de Tito García Sanjuán. "Ha sido un poco desagradecido conmigo. Como sé que no me va a sacar rendimiento, por su manera de ser, prefiero marcharme. Si tengo que dejar el fútbol lo haré, porque se me quitan las ganas al pensar que me puedo cruzar con otro entrenador como él, la verdad", ha indicado el futbolista. "No me apetece llegar el miércoles y verle la cara. No me parece una persona fácil para convivir y no creo que tenga una buena gestión de grupo. Esto es fútbol. Yo no le gustaré como futbolista y él no ha cuajado como entrenador conmigo. No ha habido ningún feeling", ha proseguido Álvaro Muñiz.

No hay comentarios

Dejar respuesta