Orgullo ibicenco

0
578
Piscu celebra con un compañero su único gol con el Ávila esta temporada.

Esta temporada, a tres futbolistas ibicencos las cosas no pueden irles mejor. Se embarcaron este verano en ambiciosos proyectos deportivos con la ilusión por bandera y, de momento, no han dejado de sonreír. No en vano, sus respectivos equipos ocupan ocupan puestos de vanguardia en Tercera División.

Jordi Tur, tras su etapa en el Barça, se incorporó a las filas del Cádiz B y, contra todo pronóstico, su equipo lidera el Grupo 10 con 26 puntos, cuando se han jugado 13 jornadas. El conjunto andaluz, compuesto por jugadores sub-23, ha ganado 7 partidos, ha empatado 5 y sólo ha encajado una derrota, sumando 19 goles a favor y 7 en contra. El centrocampista es uno de los fijos en las alineaciones de Mere y ya ha participado en dos entrenamientos con el primer equipo, que milita en Segunda División.

Adrián Rosas, conocido en los terrenos de juego como Piscu, firmó por el Ávila tras su paso por el Ciudad de Ibiza. Se ha convertido en una de las piezas básicas del entrenador, César Jiménez y es uno de los culpables del inmaculado papel que está firmando el plantel en el Grupo 8. No en vano, la escuadra castellano leonesa es segunda con 28 puntos, a uno del Unionistas de Salamanca, que lidera la tabla. El Ávila, después de 13 jornadas, ha vencido en 8 ocasiones, ha empatado en 4 y sólo ha perdido un partido, arrojando 23 goles a favor y 16 en contra. El central, incluso, ha marcado un tanto.

Otro futbolista que está viviendo un dulce momento es Moha, defensa de la cantera del Formentera que se marchó al Mallorca B tras vestir la elástica de la Peña Deportiva las últimas temporadas. El jugador de origen marroquí se encuentra muy a gusto en Son Bibiloni y tiene la confianza de los técnicos. Dos lesiones musculares le han impedido tener continuidad en el juego del equipo mallorquinista, pero ha salido muy reforzado de ambos contratiempos. El plantel que dirige Pepe Gálvez es tercero en el Grupo XI con 33 puntos, a uno del Ibiza y del Poblense, que comparten liderato. Tras 14 jornadas disputadas, el filial bermellón ha ganado 11 partidos y ha perdido 3, acumulando 37 goles a favor y 8 en contra.

Durante los próximos días, publicaremos las impresiones de los tres jugadores ibicencos, que brillan esta temporada con luz propia en equipos punteros de la Tercera División.

Orgullo ibicenco

Esta temporada, a tres futbolistas ibicencos las cosas no pueden irles mejor. Se embarcaron este verano en ambiciosos proyectos deportivos con la ilusión por bandera y, de momento, no han dejado de sonreír. No en vano, sus respectivos equipos ocupan ocupan puestos de vanguardia en Tercera División. Jordi Tur, tras su etapa en el Barça, se incorporó a las filas del Cádiz B y, contra todo pronóstico, su equipo lidera el Grupo 10 con 26 puntos, cuando se han jugado 13 jornadas. El conjunto andaluz, compuesto por jugadores sub-23, ha ganado 7 partidos, ha empatado 5 y sólo ha encajado una derrota, sumando 19 goles a favor y 7 en contra. El centrocampista es uno de los fijos en las alineaciones de Mere y ya ha participado en dos entrenamientos con el primer equipo, que milita en Segunda División. Adrián Rosas, conocido en los terrenos de juego como Piscu, firmó por el Ávila tras su paso por el Ciudad de Ibiza. Se ha convertido en una de las piezas básicas del entrenador, César Jiménez y es uno de los culpables del inmaculado papel que está firmando el plantel en el Grupo 8. No en vano, la escuadra castellano leonesa es segunda con 28 puntos, a uno del Unionistas de Salamanca, que lidera la tabla. El Ávila, después de 13 jornadas, ha vencido en 8 ocasiones, ha empatado en 4 y sólo ha perdido un partido, arrojando 23 goles a favor y 16 en contra. El central, incluso, ha marcado un tanto. Otro futbolista que está viviendo un dulce momento es Moha, defensa de la cantera del Formentera que se marchó al Mallorca B tras vestir la elástica de la Peña Deportiva las últimas temporadas. El jugador de origen marroquí se encuentra muy a gusto en Son Bibiloni y tiene la confianza de los técnicos. Dos lesiones musculares le han impedido tener continuidad en el juego del equipo mallorquinista, pero ha salido muy reforzado de ambos contratiempos. El plantel que dirige Pepe Gálvez es tercero en el Grupo XI con 33 puntos, a uno del Ibiza y del Poblense, que comparten liderato. Tras 14 jornadas disputadas, el filial bermellón ha ganado 11 partidos y ha perdido 3, acumulando 37 goles a favor y 8 en contra. Durante los próximos días, publicaremos las impresiones de los tres jugadores ibicencos, que brillan esta temporada con luz propia en equipos punteros de la Tercera División.

No hay comentarios

Dejar respuesta