Mario Ormaechea se muestra pesimista antes del partido ante la Arandina (Foto: Fco. Natera).
Mario Ormaechea se muestra pesimista antes del partido ante la Arandina (Foto: Fco. Natera).

Si se atiende a las palabras del entrenador de la Peña Deportiva, Mario Ormaechea, da la impresión de que su equipo es un cordero que va camino del matadero en vez de a jugar un partido por el ascenso a Segunda División B en el campo de la Arandina CF (domingo, 12 horas, IB3, en El Montecillo). Las bajas de De Pablos, que no viaja por motivos laborales, Maline, que tampoco se desplaza debido a los problemas que arrastra en el talón, la consabida ausencia de Berto en el eje de la zaga con la rodilla rota, la de Fofi con una rotura semitendinosa y el hecho de que Ramiro haya tenido que ser infiltrado y no cuente para el once inicial no pintan, desde luego, un panorama propicio para ir a la guerra.

A estas importantes bajas hay que añadir el incierto estado anímico de la plantilla después de haber visto como un ascenso que tenía prácticamente en el bolsillo se evaporaba en el minuto 94 del encuentro ante La Hoya Lorca con un gol in extremis del expeñista Meca cuando en la isla ya se celebraba la gesta. Un mazazo de difícil digestión que puede pasar factura en el plano emocional del bloque insular, que tendrá delante a un toro como rival.

“Primero de todo quiero decir que si el equipo no funciona en el plano táctico, técnico o mental el único culpable de ello voy a ser yo, nadie más”. De esta forma tan explícita descarga Mario Ormaechea a sus jugadores de cualquier tipo de presión y responsabilidad en el encuentro ante la Arandina, “un equipo profesional que vive por y para el fútbol”, comenta el preparador peñista.

“Hemos tenido muy mala suerte en el sorteo. No hay más. Como primeros de grupo nos tenía que tocar un cuarto clasificado, pero del bombo nos ha salido un tercero que, además, ha terminado su Liga empatado a puntos con el segundo y que es, sin duda, el mejor tercer clasificado de todos los grupos de Tercera División de España”, continúa diciendo Ormaechea, que lo ve “muy complicado”, añade.

“Desde luego que tenemos ilusión, pero ha sido una semana muy dura para nosotros, y vamos a dejarlo aquí… Las bajas nos han condicionado toda la temporada y la cosa sigue igual. Los jugadores están tiesos porque se han repartido los minutos entre unos cuantos debido a las ausencias y llevamos cerca de diez meses de competición, un hándicap más para nosotros”. Para más inri, el máximo goleador del conjunto, Piquero, no pudo participar de la última sesión técnica antes del encuentro a causa de un problema en la espalda que merma sus capacidades de cara al que se puede considerar como el partido más importante de la Peña por la trascendencia del ascenso que hay en juego.

“La Peña es un gran equipo”
Por su parte, el entrenador de la Arandina, José ’Chino’ Zapatera, no se fía de ningún rival y menos de su próximo adversario, el Peña Deportiva. El abulense, en declaraciones realizadas a la web arandinacf.net, habla de que “el único problema que tiene la Peña es que ha sido eliminada cuando casi tenía el ascenso. El resto de circunstancias demuestran que son un gran equipo. Son el campeón de Balears. Es un equipo peligroso al que debemos respetar”.

Por otro lado, Zapatera asegura tiene “la sensación que la Peña va a jugar de una manera determinada”. ”Y así hemos preparado el encuentro, para sacar el mejor resultado posible. Tenemos que ser mucho más intensos que ante el Europa porque ellos están muy bien plantados”, prosigue. “A mí me preocupa mi equipo, tenemos que estar muy centrados en nuestro trabajo”, sentencia el técnico de la Arandina.

Respecto al horario del encuentro y a la afición, Zapatera pone de manifiesto la buena preparación de los suyos: “Hemos entrenado por la mañana para habituarnos al horario, aunque no es algo decisorio. Lo que sí me preocupa es la respuesta de la afición siendo el encuentro a las doce del mediodía”.

noudiari.es

Ormaechea pinta un panorama desolador para la Peña en el partido ante la Arandina

Mario Ormaechea se muestra pesimista antes del partido ante la Arandina (Foto: Fco. Natera).
Mario Ormaechea se muestra pesimista antes del partido ante la Arandina (Foto: Fco. Natera).
Si se atiende a las palabras del entrenador de la Peña Deportiva, Mario Ormaechea, da la impresión de que su equipo es un cordero que va camino del matadero en vez de a jugar un partido por el ascenso a Segunda División B en el campo de la Arandina CF (domingo, 12 horas, IB3, en El Montecillo). Las bajas de De Pablos, que no viaja por motivos laborales, Maline, que tampoco se desplaza debido a los problemas que arrastra en el talón, la consabida ausencia de Berto en el eje de la zaga con la rodilla rota, la de Fofi con una rotura semitendinosa y el hecho de que Ramiro haya tenido que ser infiltrado y no cuente para el once inicial no pintan, desde luego, un panorama propicio para ir a la guerra. A estas importantes bajas hay que añadir el incierto estado anímico de la plantilla después de haber visto como un ascenso que tenía prácticamente en el bolsillo se evaporaba en el minuto 94 del encuentro ante La Hoya Lorca con un gol in extremis del expeñista Meca cuando en la isla ya se celebraba la gesta. Un mazazo de difícil digestión que puede pasar factura en el plano emocional del bloque insular, que tendrá delante a un toro como rival. “Primero de todo quiero decir que si el equipo no funciona en el plano táctico, técnico o mental el único culpable de ello voy a ser yo, nadie más”. De esta forma tan explícita descarga Mario Ormaechea a sus jugadores de cualquier tipo de presión y responsabilidad en el encuentro ante la Arandina, “un equipo profesional que vive por y para el fútbol”, comenta el preparador peñista. “Hemos tenido muy mala suerte en el sorteo. No hay más. Como primeros de grupo nos tenía que tocar un cuarto clasificado, pero del bombo nos ha salido un tercero que, además, ha terminado su Liga empatado a puntos con el segundo y que es, sin duda, el mejor tercer clasificado de todos los grupos de Tercera División de España”, continúa diciendo Ormaechea, que lo ve “muy complicado”, añade. “Desde luego que tenemos ilusión, pero ha sido una semana muy dura para nosotros, y vamos a dejarlo aquí… Las bajas nos han condicionado toda la temporada y la cosa sigue igual. Los jugadores están tiesos porque se han repartido los minutos entre unos cuantos debido a las ausencias y llevamos cerca de diez meses de competición, un hándicap más para nosotros”. Para más inri, el máximo goleador del conjunto, Piquero, no pudo participar de la última sesión técnica antes del encuentro a causa de un problema en la espalda que merma sus capacidades de cara al que se puede considerar como el partido más importante de la Peña por la trascendencia del ascenso que hay en juego. “La Peña es un gran equipo” Por su parte, el entrenador de la Arandina, José ’Chino’ Zapatera, no se fía de ningún rival y menos de su próximo adversario, el Peña Deportiva. El abulense, en declaraciones realizadas a la web arandinacf.net, habla de que “el único problema que tiene la Peña es que ha sido eliminada cuando casi tenía el ascenso. El resto de circunstancias demuestran que son un gran equipo. Son el campeón de Balears. Es un equipo peligroso al que debemos respetar”. Por otro lado, Zapatera asegura tiene “la sensación que la Peña va a jugar de una manera determinada”. ”Y así hemos preparado el encuentro, para sacar el mejor resultado posible. Tenemos que ser mucho más intensos que ante el Europa porque ellos están muy bien plantados”, prosigue. “A mí me preocupa mi equipo, tenemos que estar muy centrados en nuestro trabajo”, sentencia el técnico de la Arandina. Respecto al horario del encuentro y a la afición, Zapatera pone de manifiesto la buena preparación de los suyos: “Hemos entrenado por la mañana para habituarnos al horario, aunque no es algo decisorio. Lo que sí me preocupa es la respuesta de la afición siendo el encuentro a las doce del mediodía”. noudiari.es

No hay comentarios

  1. Los aficionados peñistas, en su inmensa mayoría, están con el equipo pase lo que pase en el día de mañana, donde hay que salir con cabeza y a todas.
    Con medio once inicial lesionado y estar a un minuto del ascenso se dice pronto.

    Mañana más de lo mismo, a todas y con un objetivo claro, ganar tiempo, es decir, lograr lo imposible intentando que la eliminatoria se dicidiera en el partido de vuelta en casa. Son los castellanos los que salen con la presión de tener que decidir tieniendo que jugar el partido de vuelta en campo contrario, con césped artificial, y pese a las bajas, frente a un campeón de grupo formado por jugadores mayoritariamente no profoesionales, como es el caso del Arandina.
    Es decir, presión cero, opciones todas.

Dejar respuesta