El técnico barcelonés de la Peña Deportiva se muestra satisfecho con el rendimiento de sus futbolistas.
El técnico barcelonés de la Peña Deportiva se muestra satisfecho con el rendimiento de sus futbolistas.

diariodeibiza.es Mario Ormaechea, entrenador de la Peña Deportiva, tiene motivos para sacar pecho últimamente. Los peñistas apenas han pisado la zona de play-off de ascenso a la Segunda División B durante todo el campeonato, pero llevan un par de semanas instalados en ella y este domingo, frente al Sóller, les tocará defender el liderato de la Liga por primera vez esta campaña. Su técnico sigue insistiendo en que no tienen exigencias de acabar entre los cuatro primeros al final de temporada y ensalza a los jugadores como los verdaderos artífices de la situación que atraviesa el conjunto.

—¿Se esperaba estar a estas alturas de la competición encabezando la clasificación?
—Sinceramente, no. Hace un mes íbamos sextos y ahora primeros, pero hay una igualdad tremenda y en cualquier momento podemos estar otra vez abajo. Hay equipos muy potentes y no me esperaba estar líderes ahora.

—¿Se disfruta más el liderato teniendo en cuenta que la plantilla es más corta y teóricamente han bajado potencial?
—Bueno, lo que ves es que sigues estando en la pelea. Sobre todo después de todas las cosas que han pasado, que ya no las voy a repetir más. Hay que estar orgullosos del trabajo que están haciendo los jugadores, que son como siempre los protagonistas de esto. Pero tenemos los pies en el suelo porque de la misma manera que vamos ahora primeros dentro de un mes podemos ir sextos otra vez.

—¿Se merece el equipo ocupar el primer puesto?
—Sí. Porque los jugadores están haciendo un trabajo extraordinario. Si vamos primeros es porque nos lo merecemos. No nos han regalado nada.

—¿Ahora cuál es el reto?
—Siempre utilizo la misma filosofía: intentar ganar el domingo. A partir de aquí, vencer los siguientes partidos que juguemos. No hay que bajar los brazos nunca. Y si no se puede ganar debemos intentar sumar empatando.

—¿Pero van a defender el liderato con uñas y dientes?
—No se trata de defender el liderato, sino de intentar ganar los tres puntos que nos jugamos el domingo.

Nuestra fortaleza es que todos den el máximo siempre. Los futbolistas deben competir a tope porque el compañero que tengan al lado hará lo mismo. El que no lo haga no jugará. Esta es la fuerza del grupo.

Luego también suman todo el trabajo de estrategia que llevamos realizado, la táctica y muchas otras cosas.

—Pero al principio de temporada no tenían exigencias y ahora se ven primeros. ¿Cómo se gestiona este nuevo escenario?
—Igual, porque sigue sin haber ninguna exigencia. En los tres años que llevo aquí, la directiva nunca me ha dicho que tengamos que acabar entre los cuatro primeros. Ahora mismo tenemos de los presupuestos más bajos de la historia de club. ¿Cómo me van a exigir a mí si cuento con la mitad de dinero que el que tenían los que estaban aquí en años anteriores? Es imposible.

—¿Le pasa por la cabeza lo de volver a ser campeón, como hace dos temporadas?
—Sinceramente, me pasa por la cabeza que el Sóller, nuestro rival de este fin de semana, lleva 17 partidos consecutivos sin perder (con 13 empates). Van a ser un contrario muy difícil.

—¿Dónde ha estado la clave para la recuperación de su equipo? Porque han ganado los últimos cinco partidos seguidos y llevan tres meses sin perder.
—Soy un preparador muy cercano y hablo mucho con los jugadores. Lo importante es que el entrenador sepa transmitir y que el grupo coja la idea y la lleve a cabo. Yo tenía técnicos a los que les hablaba de usted, pero con los míos tengo una relación más próxima. Trabajo bastante el tema psicológico y mental.

Han recapacitado en muchos aspectos del juego, de actitud y de cómo se tienen que hacer las cosas para ganar. Pero insisto, ellos son los verdaderos protagonistas, los que hacen que los entrenadores estemos en la cresta de la ola o en el infierno.

—La Peña es el equipo más goleador del grupo XI (con 37 a favor), pero también recibe muchos (acumula 22 en 21 partidos). ¿Qué opina de estas cifras?
—La temporada pasada ya tuvimos al máximo goleador de la Liga, que fue Salinas; y la anterior también, que fue Piquero. Parece una constante y estoy contento, porque este curso Piquero está de nuevo con nosotros y lleva 12 tantos, gracias a los que está segundo en la clasificación. Nuestra cifra goleadora demuestra que somos un equipo ofensivo. También es cierto que hemos recibido demasiados tantos, pero pienso que últimamente se ha mejorado. Por el recorte presupuestario las cosas no se hicieron muy bien [con la planificación del equipo], y desde el inicio de Liga estamos parcheando la plantilla.

—¿Vamos a ver a la Peña jugando el play-off por tercera temporada consecutiva?
—Ya lo veremos, aún queda mucha Liga. La competición es exigente y muy dura. Vamos a ver cómo nos afectan las lesiones y cómo sigue el grupo. Estamos seis equipos todos en un pañuelo. Si lo jugamos, bien. Si no, le daremos la enhorabuena a los que lo hagan.

—¿Comparte las quejas de Luis Elcacho sobre los arbitrajes que ha recibido su equipo?
—No hablo de este señor.

—¿Cómo cree que lo está haciendo Torres en la portería?
—Muy bien. Era el entrenador de porteros del club y lo sigue siendo. La referencia en la portería era Moro y cuando hice la plantilla Torres era el segundo guardameta. Pero tras la lesión de Moro le ha tocado jugar y lo está haciendo genial. Se ha ganado el derecho a continuar siendo titular y ha demostrado que puede jugar sin problemas en esta categoría y en este equipo.

—¿Entonces a Moro le va a costar recuperar la titularidad?
—Por supuesto, como a todos.

—Usted acaba contrato esta campaña. ¿Va a seguir en la Peña?
—Solo pienso en el Sóller, no me interesa nada más. En el contrato pusimos la opción de renovar dos años más. Si tengo que seguir lo haré y si no me iré a mi casa. Vendrá otro y lo hará igual de bien que yo. Nadie es imprescindible.

—¿Ha habido conversaciones para su continuidad?
—Bueno, ha habido algo pero nada serio. Yo no quiero hablar en este momento de ello.

Ormaechea: “Trabajo bastante el tema psicológico y mental”

El técnico barcelonés de la Peña Deportiva se muestra satisfecho con el rendimiento de sus futbolistas.
El técnico barcelonés de la Peña Deportiva se muestra satisfecho con el rendimiento de sus futbolistas.
diariodeibiza.es Mario Ormaechea, entrenador de la Peña Deportiva, tiene motivos para sacar pecho últimamente. Los peñistas apenas han pisado la zona de play-off de ascenso a la Segunda División B durante todo el campeonato, pero llevan un par de semanas instalados en ella y este domingo, frente al Sóller, les tocará defender el liderato de la Liga por primera vez esta campaña. Su técnico sigue insistiendo en que no tienen exigencias de acabar entre los cuatro primeros al final de temporada y ensalza a los jugadores como los verdaderos artífices de la situación que atraviesa el conjunto. —¿Se esperaba estar a estas alturas de la competición encabezando la clasificación? —Sinceramente, no. Hace un mes íbamos sextos y ahora primeros, pero hay una igualdad tremenda y en cualquier momento podemos estar otra vez abajo. Hay equipos muy potentes y no me esperaba estar líderes ahora. —¿Se disfruta más el liderato teniendo en cuenta que la plantilla es más corta y teóricamente han bajado potencial? —Bueno, lo que ves es que sigues estando en la pelea. Sobre todo después de todas las cosas que han pasado, que ya no las voy a repetir más. Hay que estar orgullosos del trabajo que están haciendo los jugadores, que son como siempre los protagonistas de esto. Pero tenemos los pies en el suelo porque de la misma manera que vamos ahora primeros dentro de un mes podemos ir sextos otra vez. —¿Se merece el equipo ocupar el primer puesto? —Sí. Porque los jugadores están haciendo un trabajo extraordinario. Si vamos primeros es porque nos lo merecemos. No nos han regalado nada. —¿Ahora cuál es el reto? —Siempre utilizo la misma filosofía: intentar ganar el domingo. A partir de aquí, vencer los siguientes partidos que juguemos. No hay que bajar los brazos nunca. Y si no se puede ganar debemos intentar sumar empatando. —¿Pero van a defender el liderato con uñas y dientes? —No se trata de defender el liderato, sino de intentar ganar los tres puntos que nos jugamos el domingo. Nuestra fortaleza es que todos den el máximo siempre. Los futbolistas deben competir a tope porque el compañero que tengan al lado hará lo mismo. El que no lo haga no jugará. Esta es la fuerza del grupo. Luego también suman todo el trabajo de estrategia que llevamos realizado, la táctica y muchas otras cosas. —Pero al principio de temporada no tenían exigencias y ahora se ven primeros. ¿Cómo se gestiona este nuevo escenario? —Igual, porque sigue sin haber ninguna exigencia. En los tres años que llevo aquí, la directiva nunca me ha dicho que tengamos que acabar entre los cuatro primeros. Ahora mismo tenemos de los presupuestos más bajos de la historia de club. ¿Cómo me van a exigir a mí si cuento con la mitad de dinero que el que tenían los que estaban aquí en años anteriores? Es imposible. —¿Le pasa por la cabeza lo de volver a ser campeón, como hace dos temporadas? —Sinceramente, me pasa por la cabeza que el Sóller, nuestro rival de este fin de semana, lleva 17 partidos consecutivos sin perder (con 13 empates). Van a ser un contrario muy difícil. —¿Dónde ha estado la clave para la recuperación de su equipo? Porque han ganado los últimos cinco partidos seguidos y llevan tres meses sin perder. —Soy un preparador muy cercano y hablo mucho con los jugadores. Lo importante es que el entrenador sepa transmitir y que el grupo coja la idea y la lleve a cabo. Yo tenía técnicos a los que les hablaba de usted, pero con los míos tengo una relación más próxima. Trabajo bastante el tema psicológico y mental. Han recapacitado en muchos aspectos del juego, de actitud y de cómo se tienen que hacer las cosas para ganar. Pero insisto, ellos son los verdaderos protagonistas, los que hacen que los entrenadores estemos en la cresta de la ola o en el infierno. —La Peña es el equipo más goleador del grupo XI (con 37 a favor), pero también recibe muchos (acumula 22 en 21 partidos). ¿Qué opina de estas cifras? —La temporada pasada ya tuvimos al máximo goleador de la Liga, que fue Salinas; y la anterior también, que fue Piquero. Parece una constante y estoy contento, porque este curso Piquero está de nuevo con nosotros y lleva 12 tantos, gracias a los que está segundo en la clasificación. Nuestra cifra goleadora demuestra que somos un equipo ofensivo. También es cierto que hemos recibido demasiados tantos, pero pienso que últimamente se ha mejorado. Por el recorte presupuestario las cosas no se hicieron muy bien [con la planificación del equipo], y desde el inicio de Liga estamos parcheando la plantilla. —¿Vamos a ver a la Peña jugando el play-off por tercera temporada consecutiva? —Ya lo veremos, aún queda mucha Liga. La competición es exigente y muy dura. Vamos a ver cómo nos afectan las lesiones y cómo sigue el grupo. Estamos seis equipos todos en un pañuelo. Si lo jugamos, bien. Si no, le daremos la enhorabuena a los que lo hagan. —¿Comparte las quejas de Luis Elcacho sobre los arbitrajes que ha recibido su equipo? —No hablo de este señor. —¿Cómo cree que lo está haciendo Torres en la portería? —Muy bien. Era el entrenador de porteros del club y lo sigue siendo. La referencia en la portería era Moro y cuando hice la plantilla Torres era el segundo guardameta. Pero tras la lesión de Moro le ha tocado jugar y lo está haciendo genial. Se ha ganado el derecho a continuar siendo titular y ha demostrado que puede jugar sin problemas en esta categoría y en este equipo. —¿Entonces a Moro le va a costar recuperar la titularidad? —Por supuesto, como a todos. —Usted acaba contrato esta campaña. ¿Va a seguir en la Peña? —Solo pienso en el Sóller, no me interesa nada más. En el contrato pusimos la opción de renovar dos años más. Si tengo que seguir lo haré y si no me iré a mi casa. Vendrá otro y lo hará igual de bien que yo. Nadie es imprescindible. —¿Ha habido conversaciones para su continuidad? —Bueno, ha habido algo pero nada serio. Yo no quiero hablar en este momento de ello.

No hay comentarios

Dejar respuesta