El extremo del Formentera pelea un balón durante el pasado derbi frente a la Peña.
El extremo del Formentera pelea un balón durante el pasado derbi frente a la Peña.

Paco Natera Pablo Marcos, después de dos meses en el dique seco por mor de una lesión, volvió a sudar la camiseta del Formentera en partido oficial el pasado domingo, en el derbi frente al San Rafael. El extremo derecho se muestra ilusionado tras su obligada convalecencia y afronta lo que queda de competición con mucha hambre de fútbol y dispuesto a dejarse el alma para que el equipo consiga el ascenso a Segunda División B.

¿Qué sensaciones tuviste el día de tu reaparición?
Durante los primeros minutos me mostré un poco nervioso por el hecho de volver a jugar un partido de fútbol con mis compañeros y pisar otra vez un terreno de juego. Aunque he de decir que al final del partido, me encontré bastante aliviado y, sobre todo, tranquilo porque después de dos meses de baja pude disputar el encuentro totalmente recuperado.

¿Qué pasó por tu cabeza en el momento que tocaste el primer balón?
La verdad que nada en especial. Lo único que tenía en mente era salir a competir al máximo de nuevo y poder ayudar a mis compañeros dentro del campo para conseguir la victoria.

¿Cómo has llevado tu periodo de convalecencia?
Al principio bastante jodido, ya que a nadie le gusta lesionarse. Y encima yo me rompí en un buen momento, cuando mejor me encontraba. De todos modos, con el paso de las semanas lo fui afrontando mejor y la situación fue más llevadera hasta que, afortunadamente, acabé recuperándome del todo.

El calor de los tuyos en una situación de baja es importante.
Por su puesto. Y he de decir que el principal apoyo que he tenido ha sido la familia. Sobre todo destaco el incondicional respaldo de mi hermano, quien desde el primer día ha hecho todo lo posible para ayudarme durante mi recuperación. De todos modos, también he tenido la suerte de contar con mis amigos y, como no, con todos mis compañeros. No pasó un día que no me preguntaran cómo estaba y cuánto me quedaba para recuperarme, lo que habla por sí solo de la calidad humana del vestuario.

¿Cómo afrontas lo que queda de competición?
Con muchas ganas, la verdad, pero sobre todo con la voluntad de poder seguir creciendo, ya que en el fútbol siempre aprendes algo nuevo de cada compañero y de cada entrenador. Quiero seguir disfrutnado de este deporte, pero mi deseo esta temporada, y para eso decidí firmar por el Formentera, es conseguir, en primer lugar, jugar la promoción y después conseguir algo que este club merece, que no es otra cosa que el ascenso a Segunda División B.

¿Qué tal está siendo su vida y adaptación a la isla?
La verdad que muy buena, ya que desde el primer día me han acogido como uno más. La directiva, el cuerpo técnico y mis compañeros, así como otras personas que he ido conociendo me han ayudado a que mi vida aquí sea más llevadera y agradable, algo que agradezco mucho. Quisiera resaltar el apoyo de Trini, la delegada del equpipo benjamín. Es una animadora insaciable del club y siempre que lo he necesitado me ha ofrecido su ayuda, al igual que Xavi, el conserje, que también está ahí. Gracias a él, las instalaciones presentan un estado envidiable.

¿Qué es lo que más te ha sorprendido del Formentera?
Destacaría la ilusión y la ambición por seguir mejorando y hacer de la entidad una referencia. También me ha llamado mucho la atención  la voluntad y el sacrificio de todas las personas que dan vida al club para que a nosotros, los jugadores, no nos falte de nada. Y, por su puesto, me ha chocado mucho la pedazo de afición que tenemos arrimando el hombro domingo tras domingo. Ojalá podamos darle muchas alegrías.

¿Apuestas por conseguir el segundo título consecutivo de Liga?
Está claro que ganar un campeonato es el objetivo de todos los equipos, pero pienso que hay que ir con pies de plomo porque hay muy buenos rivales y no va a ser fácil. Es por ello que lo verdaderamente importante es clasificarse para poder jugar el play-off. Después, y si hay posibilidades, pelearemos por cantar el alirón. Sería el broche de oro a la temporada y una alegría para la gran familia rojinegra.

Ahora que llegan las Navidades, ¿qué le pedirás a Papá Noel?
Sin duda, salud para mi familia y subir a Segunda División B con el Formentera.

¿Qué le dirías a la hinchada del equipo?
Que vamos a dejarnos la piel por conseguir el objetivo que tanto se merece este club. También quiero agradecerles todo el apoyo no que nos demuestran día a día.

Pablo Marcos: “A Papá Noel le pediré el ascenso a Segunda B”

El extremo del Formentera pelea un balón durante el pasado derbi frente a la Peña.
El extremo del Formentera pelea un balón durante el pasado derbi frente a la Peña.
Paco Natera Pablo Marcos, después de dos meses en el dique seco por mor de una lesión, volvió a sudar la camiseta del Formentera en partido oficial el pasado domingo, en el derbi frente al San Rafael. El extremo derecho se muestra ilusionado tras su obligada convalecencia y afronta lo que queda de competición con mucha hambre de fútbol y dispuesto a dejarse el alma para que el equipo consiga el ascenso a Segunda División B. ¿Qué sensaciones tuviste el día de tu reaparición? Durante los primeros minutos me mostré un poco nervioso por el hecho de volver a jugar un partido de fútbol con mis compañeros y pisar otra vez un terreno de juego. Aunque he de decir que al final del partido, me encontré bastante aliviado y, sobre todo, tranquilo porque después de dos meses de baja pude disputar el encuentro totalmente recuperado. ¿Qué pasó por tu cabeza en el momento que tocaste el primer balón? La verdad que nada en especial. Lo único que tenía en mente era salir a competir al máximo de nuevo y poder ayudar a mis compañeros dentro del campo para conseguir la victoria. ¿Cómo has llevado tu periodo de convalecencia? Al principio bastante jodido, ya que a nadie le gusta lesionarse. Y encima yo me rompí en un buen momento, cuando mejor me encontraba. De todos modos, con el paso de las semanas lo fui afrontando mejor y la situación fue más llevadera hasta que, afortunadamente, acabé recuperándome del todo. El calor de los tuyos en una situación de baja es importante. Por su puesto. Y he de decir que el principal apoyo que he tenido ha sido la familia. Sobre todo destaco el incondicional respaldo de mi hermano, quien desde el primer día ha hecho todo lo posible para ayudarme durante mi recuperación. De todos modos, también he tenido la suerte de contar con mis amigos y, como no, con todos mis compañeros. No pasó un día que no me preguntaran cómo estaba y cuánto me quedaba para recuperarme, lo que habla por sí solo de la calidad humana del vestuario. ¿Cómo afrontas lo que queda de competición? Con muchas ganas, la verdad, pero sobre todo con la voluntad de poder seguir creciendo, ya que en el fútbol siempre aprendes algo nuevo de cada compañero y de cada entrenador. Quiero seguir disfrutnado de este deporte, pero mi deseo esta temporada, y para eso decidí firmar por el Formentera, es conseguir, en primer lugar, jugar la promoción y después conseguir algo que este club merece, que no es otra cosa que el ascenso a Segunda División B. ¿Qué tal está siendo su vida y adaptación a la isla? La verdad que muy buena, ya que desde el primer día me han acogido como uno más. La directiva, el cuerpo técnico y mis compañeros, así como otras personas que he ido conociendo me han ayudado a que mi vida aquí sea más llevadera y agradable, algo que agradezco mucho. Quisiera resaltar el apoyo de Trini, la delegada del equpipo benjamín. Es una animadora insaciable del club y siempre que lo he necesitado me ha ofrecido su ayuda, al igual que Xavi, el conserje, que también está ahí. Gracias a él, las instalaciones presentan un estado envidiable. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido del Formentera? Destacaría la ilusión y la ambición por seguir mejorando y hacer de la entidad una referencia. También me ha llamado mucho la atención  la voluntad y el sacrificio de todas las personas que dan vida al club para que a nosotros, los jugadores, no nos falte de nada. Y, por su puesto, me ha chocado mucho la pedazo de afición que tenemos arrimando el hombro domingo tras domingo. Ojalá podamos darle muchas alegrías. ¿Apuestas por conseguir el segundo título consecutivo de Liga? Está claro que ganar un campeonato es el objetivo de todos los equipos, pero pienso que hay que ir con pies de plomo porque hay muy buenos rivales y no va a ser fácil. Es por ello que lo verdaderamente importante es clasificarse para poder jugar el play-off. Después, y si hay posibilidades, pelearemos por cantar el alirón. Sería el broche de oro a la temporada y una alegría para la gran familia rojinegra. Ahora que llegan las Navidades, ¿qué le pedirás a Papá Noel? Sin duda, salud para mi familia y subir a Segunda División B con el Formentera. ¿Qué le dirías a la hinchada del equipo? Que vamos a dejarnos la piel por conseguir el objetivo que tanto se merece este club. También quiero agradecerles todo el apoyo no que nos demuestran día a día.

1 Comentario

  1. ANIMO TU VALES MUCHO COMO PERSONA Y A NIVEL DEPORTIVO ERES MUY NOBLE
    Y SOBRE TODO UN ESPARTANO SEGURO QUE SE VAN A CUMPLIR TUS DESEOS
    TE LO MERECES ESTOY MUY ORGULLOSO DE TI GRACIAS……….

Dejar respuesta