Potro, veterano central de 29 años, afronta su segunda temporada en el PDV (Natera).
Potro, veterano central de 29 años, afronta su segunda temporada en el PDV (Natera).

David Escandell, conocido en el ambiente futbolístico como Potro, es uno de los pilares del Puig d’en Valls. Este central, de 29 años, es todo un veterano de la Regional pitiusa. Ascendió con el San Rafael a Tercera División, defendió la elástica del Sant Jordi de Tortosa durante dos temporadas y desde el curso pasado defiende con orgullo el escudo del Puig d’en Valls.
El defensor ha accedido a hablar con Fútbol Pitiuso para contarnos cómo viven los pistachos su dulce momento tras un prometedor inicio de liguilla y, además, nos explica cuáles son las claves de la buena marcha del equipo, entre otros aspectos.

-Después de tres jornadas, sois segundos, a tan sólo dos puntos del líder Portmany. Dos victorias y un empate es un bagaje que invita al optimismo. Y es que tenéis todas las opciones de conseguir el título intactas. ¿Qué valoración haces del rendimiento del equipo en este arranque de competición?
-Pues la verdad que el balance es positivo. Hubiéramos firmado a principios de temporada estar ahí, entre los mejores, pero con el transcurso de la competición hemos demostrado que ha habido plantilla para estar arriba, así que sería una sorpresa no estar entre los tres primeros. De todos modos, la liguilla acaba de empezar; quedan muchos partidos y puede pasar cualquier cosa.

-¿Cuáles son las claves de vuestro éxito deportivo? La temporada pasada también firmásteis un buen papel y ésta, a pesar del cambio de entrenador, seguís sin bajar el pistón.
-Fundamentalmente, el buen ambiente que hay en el vestuario tiene mucha culpa. Existe mucha unión entre compañeros, así como solidaridad. En este sentido, mostramos todo nuestro apoyo al lesionado y tratamos de formar un piña, para lo bueno y para lo malo.
Pero, además, el hecho de marcarnos nosostros mismos el objetivo también ayuda. Desde la directiva y el cuerpo técnico jamás nos han marcado las metas y ni mucho menos nos meten presión. La idea es competir desde el respeto y con la intención de disfrutar en el campo. El Puig afronta cada partido con la única presión que nos ponemos nosotros y esta circunstancia juega mucho a nuestro favor.
Otro hecho importante, además del excelente trabajo que desarrolla el cuerpo técnico, es que el grupo cada vez se conoce mejor y sabemos como ayudar al compañero para que cada jugada nos favorezca,
Sinceramente, hay muy buen equipo y, sobre todo, tenemos un importante fondo de armario, “suplentes” que otros rivales no tienen. Da igual quien juegue. Estamos todos a un buen nivel y esto puede marcar las diferencias respecto a otros adversarios.

-¿Crees que el Puig d’en Valls tiene mimbres para campeonar?
– ¿Ganar la Preferente? ¿Por qué no? (risas). A priori, el Portmany tiene más equipo e infraestructuras, pero ahí estaremos nosotros para competir con ganas y motivación.

-Después de Semana Santa, en la cuarta jornada, os enfrentáis al Portmany en un duelo que puede marcar el devenir de la competición. Si ganáis os ponéis líderes y sin ganan ellos se escapan de vosotros en cinco puntos y darían un paso de gigante a la hora de conseguir el título.
-Será un gran partido y tenemos las mismas opciones de victorias que ellos, pero el resultado es impredecible. Puede pasar de todo. Lo único que espero es que el protagonista sea el fútbol y que el encuentro se convierta en una fiesta de este deporte donde ambas aficiones disfruten animando a su equipo.

-Los de Vicente Fernández han demostrado, hasta ahora, ser un rival sólido, difícil de batir. ¿Cómo piensas que podéis hacerles daño? ¿Cómo podéis fraguar el triunfo?
-Está claro que si no estamos concentrados y no trabajamos bien los aspectos tácticos lo tendremos difícil. Además, tenemos que trabajar duro y estar muy motivados, además de ponerle mucha intensidad. Después de todo esto, lógicamente, tendremos que aprovechar muy bien las ocasiones que tengamos. Conocemos muy bien cuáles son las armas del Portmany y debemos saber contrarrestarlas. También considero que la estrategia jugará un papel importante, así que debemos estar atentos con las acciones a balón parado.

-Últimamente, se han podido leer y escuchar quejas en las actuaciones de los colegiados. ¿Ha recibido el Puig d’en Valls malos arbitrajes en la liguilla?
-El día del Rapid, un partido limpio, hubo muchas tarjetas y expulsados. Fuimos perjudicados los dos equipos y el público. Excepto este encuentro, no tengo ninguna queja.

-¿Te imaginas al Puig en Tercera División?
-Sería bonito, pero hoy por hoy es una utopía. Está más cerca el Portmany, por ejemplo. Esta categoría queda muy lejos. De momento, pies en el suelo y partido a partido.

-¿Qué puedes contar de tu club?
-Que es muy humilde y que tiene una gran calidad humana. Lo que hace el presi, Manolo, es un trabajo incombustible. Está a todas horas liado por y para el Puig y es de agradecer que una persona, desinteresadamente, se implique tanto por el fútbol del pueblo. Además, también tenemos la fortuna de poder contar con Buti, que aparte de entrenar al equipo, lleva todas las categorías con una profesionalidad tremenda. Toda la familia que formamos este club nos sentimos como en casa. Desde el utillero hasta la chica que lleva el bar del campo. Y creo que esta es la clave del equilibrio del Puig a nivel deportivo y social.

-Por cierto, y para concluir, ¿Por qué te llaman Potro?
-Pues habría que preguntárselo a Ormaechea, que me puso este mote cuando jugaba en el San Rafael. Sinceramente, no tengo ni idea (risas).

Potro: “¿Ganar la Preferente? ¿Por qué no?”

Potro, veterano central de 29 años, afronta su segunda temporada en el PDV (Natera).
Potro, veterano central de 29 años, afronta su segunda temporada en el PDV (Natera).
David Escandell, conocido en el ambiente futbolístico como Potro, es uno de los pilares del Puig d'en Valls. Este central, de 29 años, es todo un veterano de la Regional pitiusa. Ascendió con el San Rafael a Tercera División, defendió la elástica del Sant Jordi de Tortosa durante dos temporadas y desde el curso pasado defiende con orgullo el escudo del Puig d'en Valls. El defensor ha accedido a hablar con Fútbol Pitiuso para contarnos cómo viven los pistachos su dulce momento tras un prometedor inicio de liguilla y, además, nos explica cuáles son las claves de la buena marcha del equipo, entre otros aspectos. -Después de tres jornadas, sois segundos, a tan sólo dos puntos del líder Portmany. Dos victorias y un empate es un bagaje que invita al optimismo. Y es que tenéis todas las opciones de conseguir el título intactas. ¿Qué valoración haces del rendimiento del equipo en este arranque de competición? -Pues la verdad que el balance es positivo. Hubiéramos firmado a principios de temporada estar ahí, entre los mejores, pero con el transcurso de la competición hemos demostrado que ha habido plantilla para estar arriba, así que sería una sorpresa no estar entre los tres primeros. De todos modos, la liguilla acaba de empezar; quedan muchos partidos y puede pasar cualquier cosa. -¿Cuáles son las claves de vuestro éxito deportivo? La temporada pasada también firmásteis un buen papel y ésta, a pesar del cambio de entrenador, seguís sin bajar el pistón. -Fundamentalmente, el buen ambiente que hay en el vestuario tiene mucha culpa. Existe mucha unión entre compañeros, así como solidaridad. En este sentido, mostramos todo nuestro apoyo al lesionado y tratamos de formar un piña, para lo bueno y para lo malo. Pero, además, el hecho de marcarnos nosostros mismos el objetivo también ayuda. Desde la directiva y el cuerpo técnico jamás nos han marcado las metas y ni mucho menos nos meten presión. La idea es competir desde el respeto y con la intención de disfrutar en el campo. El Puig afronta cada partido con la única presión que nos ponemos nosotros y esta circunstancia juega mucho a nuestro favor. Otro hecho importante, además del excelente trabajo que desarrolla el cuerpo técnico, es que el grupo cada vez se conoce mejor y sabemos como ayudar al compañero para que cada jugada nos favorezca, Sinceramente, hay muy buen equipo y, sobre todo, tenemos un importante fondo de armario, "suplentes" que otros rivales no tienen. Da igual quien juegue. Estamos todos a un buen nivel y esto puede marcar las diferencias respecto a otros adversarios. -¿Crees que el Puig d'en Valls tiene mimbres para campeonar? - ¿Ganar la Preferente? ¿Por qué no? (risas). A priori, el Portmany tiene más equipo e infraestructuras, pero ahí estaremos nosotros para competir con ganas y motivación. -Después de Semana Santa, en la cuarta jornada, os enfrentáis al Portmany en un duelo que puede marcar el devenir de la competición. Si ganáis os ponéis líderes y sin ganan ellos se escapan de vosotros en cinco puntos y darían un paso de gigante a la hora de conseguir el título. -Será un gran partido y tenemos las mismas opciones de victorias que ellos, pero el resultado es impredecible. Puede pasar de todo. Lo único que espero es que el protagonista sea el fútbol y que el encuentro se convierta en una fiesta de este deporte donde ambas aficiones disfruten animando a su equipo. -Los de Vicente Fernández han demostrado, hasta ahora, ser un rival sólido, difícil de batir. ¿Cómo piensas que podéis hacerles daño? ¿Cómo podéis fraguar el triunfo? -Está claro que si no estamos concentrados y no trabajamos bien los aspectos tácticos lo tendremos difícil. Además, tenemos que trabajar duro y estar muy motivados, además de ponerle mucha intensidad. Después de todo esto, lógicamente, tendremos que aprovechar muy bien las ocasiones que tengamos. Conocemos muy bien cuáles son las armas del Portmany y debemos saber contrarrestarlas. También considero que la estrategia jugará un papel importante, así que debemos estar atentos con las acciones a balón parado. -Últimamente, se han podido leer y escuchar quejas en las actuaciones de los colegiados. ¿Ha recibido el Puig d'en Valls malos arbitrajes en la liguilla? -El día del Rapid, un partido limpio, hubo muchas tarjetas y expulsados. Fuimos perjudicados los dos equipos y el público. Excepto este encuentro, no tengo ninguna queja. -¿Te imaginas al Puig en Tercera División? -Sería bonito, pero hoy por hoy es una utopía. Está más cerca el Portmany, por ejemplo. Esta categoría queda muy lejos. De momento, pies en el suelo y partido a partido. -¿Qué puedes contar de tu club? -Que es muy humilde y que tiene una gran calidad humana. Lo que hace el presi, Manolo, es un trabajo incombustible. Está a todas horas liado por y para el Puig y es de agradecer que una persona, desinteresadamente, se implique tanto por el fútbol del pueblo. Además, también tenemos la fortuna de poder contar con Buti, que aparte de entrenar al equipo, lleva todas las categorías con una profesionalidad tremenda. Toda la familia que formamos este club nos sentimos como en casa. Desde el utillero hasta la chica que lleva el bar del campo. Y creo que esta es la clave del equilibrio del Puig a nivel deportivo y social. -Por cierto, y para concluir, ¿Por qué te llaman Potro? -Pues habría que preguntárselo a Ormaechea, que me puso este mote cuando jugaba en el San Rafael. Sinceramente, no tengo ni idea (risas).

No hay comentarios

Dejar respuesta