Samuel Lorenzo, agachado a la izquierda, posa con algunos compañeros y con el entrenador, Tete Páez.
Samuel Lorenzo, agachado a la izquierda, posa con algunos compañeros y con el entrenador, Tete Páez.

Paco Natera En el San José celebran virtualmente su clasificación para disputar la Regional Preferente cuando restan tres jornadas para que concluya la Liga Interpueblos. Y es que el conjunto que entrena Tete Páez toca con la yema de los dedos su pase para el campeonato decisivo de la temporada. No en vano, al plantel josepí le falta únicamente una victoria para certificar su presencia en la Liga de los mejores rivales.

El cuadro naranja es cuarto con 30 puntos y mantiene una dinámica espectacular de resultados. La formación de Tete Páez no pierde un partido desde hace once jornadas y se ha conjurado para alagar esta racha hasta el último encuentro de la fase regular. En el vestuario del San José todo es buen rollo y alegría. “La verdad que estamos muy contentos; si hace cuatro meses nos dicen que estaríamos donde estamos actualmente lo hubiéramos firmado”, apunta el futbolista Samuel Lorenzo.

El centrocampista afirma que el trabajo, la unión del equipo y el buen hacer de los técnicos han sido los principales factores que han llevado al San José a lo más alto de la tabla. “Los entrenadores, Tete y Fernando, se propusieron a principios de curso hacer un bloque competitivo para poder plantar cara a los rivales y creo y lo han logrado. El grupo está muy contento con ellos, dos pedazos de profesionales del fútbol”, admite.

Samuel, asimismo, comenta que el feeling con los preparadores es total. “Nos llevamos genial con los dos. Tete y Fernando se llevan muy bien este buena onda que tienen se transmite al grupo. Nos saben llevar por el buen camino, algo que no es fácil en un vestuario. Han mamado muy de cerca el fútbol y saben lo que hay”, apunta el extremo del San José. “Son los primeros en hacer bromas, pero cuando hay que ponerse a currar se ponen en su sitio y los jugadores obedecemos sin rechistar”, añade.

El equipo valora mucho la profesionalidad de Tete y Fermando y no duda en afirmar que ambos tienen mucha parte de culpa del temporadón del plantel. “Estamos muy contentos con los dos y lo cierto es que también se merecen todo este éxito deportivo”, apostilla el joven futbolista, que resalta la gran calidad humana de un San José de altos vuelos que no renuncia a nada.

“El plantel es una piña y se nota dentro del campo. Nos llevamos todos muy bien y somos muy conscientes de la necesidad de apoyarnos todos y que rememos en la misma dirección”, añade Samuel Lorenzo, que puso como ejemplo de actitud a un compañero lesionado. “Quisiera destacar a Saúl Martínez, que se rompió a principios de temporada por problemas musculares y ha estado viniendo a todos los entrenamientos para ejercitarse por su cuenta, al igual que a los partidos, donde ha estado el primero”, sostiene.

“Afortunadamente, Saúl ya se ha recuperado del todo y puede jugar. Lo cierto es que es un compañero importante para el equipo”, prosigue el extremo del Sant José, que recalca el compromiso que tiene el grupo con el club y con los entrenadores. “Hemos demostrado que nos dejamos la piel en cada encuentro y que sacamos lo mejor de nosotros mismo. Y ahí están los números, con once partidos sin perder. Vamos a seguir trabajando para continuar con está dinámica”, afirma.

El jugador asegura que el objetivo de la plantilla es certificar el pase para la Preferente. “La idea es sellarlo cuanto antes. A principios de campaña, hablábamos de conseguir esta meta en voz baja y únicamente pensábamos en ir partido a partido y cumplir cada domingo. Ahora, podemos decir muy orgullosos que estamos muy cerquita de lograr la clasificación entre los seis primeros, un premio a tanto esfuerzo y entrega”, apunta.

La ambición y las ganas del San José son máximas. Samuel así lo indica. “Entrenamos a tope para ganarnos un puesto el fin de semana y lo damos todo. Tenemos las cosas muy claras y cuando estamos sobre el césped nos dejamos la piel. Si no hubiese la unión que tenemos no hubiéramos firmado estos números. Somos un equipo joven, pero en ilusión no nos gana nadie”, afirma el volante, que se encuentra en un buen momento de forma y que valora formar parte del conjunto josepí.

“Estoy muy contento de defender este escudo y poder jugar junto a mis compañeros cada domingo. Además, últimamente estoy viendo puerta y parece que estoy viendo la luz al final del túnel después de una mala racha. He estado los últimos años gafado con el gol y ahora parece que la cosa pinta mucho mejor”, confiesa un Samuel que sólo piensa en hacer grande al club y “ayudar al equipo en todo lo que pueda”. “Luchamos todos porque el San José merece grandes hazañas”, concluye.

Samu: “El San José merece grandes hazañas”

Samuel Lorenzo, agachado a la izquierda, posa con algunos compañeros y con el entrenador, Tete Páez.
Samuel Lorenzo, agachado a la izquierda, posa con algunos compañeros y con el entrenador, Tete Páez.
Paco Natera En el San José celebran virtualmente su clasificación para disputar la Regional Preferente cuando restan tres jornadas para que concluya la Liga Interpueblos. Y es que el conjunto que entrena Tete Páez toca con la yema de los dedos su pase para el campeonato decisivo de la temporada. No en vano, al plantel josepí le falta únicamente una victoria para certificar su presencia en la Liga de los mejores rivales.El cuadro naranja es cuarto con 30 puntos y mantiene una dinámica espectacular de resultados. La formación de Tete Páez no pierde un partido desde hace once jornadas y se ha conjurado para alagar esta racha hasta el último encuentro de la fase regular. En el vestuario del San José todo es buen rollo y alegría. "La verdad que estamos muy contentos; si hace cuatro meses nos dicen que estaríamos donde estamos actualmente lo hubiéramos firmado", apunta el futbolista Samuel Lorenzo.El centrocampista afirma que el trabajo, la unión del equipo y el buen hacer de los técnicos han sido los principales factores que han llevado al San José a lo más alto de la tabla. "Los entrenadores, Tete y Fernando, se propusieron a principios de curso hacer un bloque competitivo para poder plantar cara a los rivales y creo y lo han logrado. El grupo está muy contento con ellos, dos pedazos de profesionales del fútbol", admite.Samuel, asimismo, comenta que el feeling con los preparadores es total. "Nos llevamos genial con los dos. Tete y Fernando se llevan muy bien este buena onda que tienen se transmite al grupo. Nos saben llevar por el buen camino, algo que no es fácil en un vestuario. Han mamado muy de cerca el fútbol y saben lo que hay", apunta el extremo del San José. "Son los primeros en hacer bromas, pero cuando hay que ponerse a currar se ponen en su sitio y los jugadores obedecemos sin rechistar", añade.El equipo valora mucho la profesionalidad de Tete y Fermando y no duda en afirmar que ambos tienen mucha parte de culpa del temporadón del plantel. "Estamos muy contentos con los dos y lo cierto es que también se merecen todo este éxito deportivo", apostilla el joven futbolista, que resalta la gran calidad humana de un San José de altos vuelos que no renuncia a nada."El plantel es una piña y se nota dentro del campo. Nos llevamos todos muy bien y somos muy conscientes de la necesidad de apoyarnos todos y que rememos en la misma dirección", añade Samuel Lorenzo, que puso como ejemplo de actitud a un compañero lesionado. "Quisiera destacar a Saúl Martínez, que se rompió a principios de temporada por problemas musculares y ha estado viniendo a todos los entrenamientos para ejercitarse por su cuenta, al igual que a los partidos, donde ha estado el primero", sostiene."Afortunadamente, Saúl ya se ha recuperado del todo y puede jugar. Lo cierto es que es un compañero importante para el equipo", prosigue el extremo del Sant José, que recalca el compromiso que tiene el grupo con el club y con los entrenadores. "Hemos demostrado que nos dejamos la piel en cada encuentro y que sacamos lo mejor de nosotros mismo. Y ahí están los números, con once partidos sin perder. Vamos a seguir trabajando para continuar con está dinámica", afirma.El jugador asegura que el objetivo de la plantilla es certificar el pase para la Preferente. "La idea es sellarlo cuanto antes. A principios de campaña, hablábamos de conseguir esta meta en voz baja y únicamente pensábamos en ir partido a partido y cumplir cada domingo. Ahora, podemos decir muy orgullosos que estamos muy cerquita de lograr la clasificación entre los seis primeros, un premio a tanto esfuerzo y entrega", apunta.La ambición y las ganas del San José son máximas. Samuel así lo indica. "Entrenamos a tope para ganarnos un puesto el fin de semana y lo damos todo. Tenemos las cosas muy claras y cuando estamos sobre el césped nos dejamos la piel. Si no hubiese la unión que tenemos no hubiéramos firmado estos números. Somos un equipo joven, pero en ilusión no nos gana nadie", afirma el volante, que se encuentra en un buen momento de forma y que valora formar parte del conjunto josepí."Estoy muy contento de defender este escudo y poder jugar junto a mis compañeros cada domingo. Además, últimamente estoy viendo puerta y parece que estoy viendo la luz al final del túnel después de una mala racha. He estado los últimos años gafado con el gol y ahora parece que la cosa pinta mucho mejor", confiesa un Samuel que sólo piensa en hacer grande al club y "ayudar al equipo en todo lo que pueda". "Luchamos todos porque el San José merece grandes hazañas", concluye.

No hay comentarios

Dejar respuesta