El nuevo y último refuerzo del Ibiza en el mercado invernal ya se encuentra en la isla y esta tarde ha podido conocer las instalaciones de Can Misses, pasando por la sala de prensa para valorar sus primeras sensaciones como jugador unionista. Germán Cochis, el talentoso enganche zurdo de 22 años que militó la temporada pasada en el Akragas italiano y que en su día apuntaba como futbolista prometedor por el que se interesaron clubes como Valencia, Sevilla o Mónaco, afronta su nueva etapa en la isla con mucho ilusión y con las ideas muy claras. El que fuera canterano de Belgrano de Córdoba quiere ascender a Segunda División B con el equipo de Toni Amor y triunfar en la bombonera de Vila, así como regalar tardes de magia futbolística a su nueva hinchada. Estas son las impresiones de Germán Cochis.

¿Qué valoración haces de tu fichaje por el Ibiza?

La verdad que me siento muy feliz de poder fichar por este gran equipo. Para un jugador es muy importante que un club y la gente que es parte del mismo te demuestre un real interés; eso genera mucha confianza un futbolista, así que estoy muy agradecido por esta oportunidad que me da la familia Salvo.

¿Qué te ha llevado a iniciar esta nueva etapa en España?

Principalmente, el proyecto tan ambicioso que se ha puesto en marcha, así como la seriedad y profesionalidad de sus gestores, quienes tienen las ideas de crecimiento y progreso del plan deportivo muy claras y definidas. Reitero que también ha influido en mi decisión de venir el gran interés que en todo momento han demostrado sus dirigentes y que han logrado que mi incorporación sea posible. Por último, mi propia voluntad de jugar en España. Es una satisfacción personal continuar mi carrera en vuestro país, donde se practica un fútbol de muchísimo nivel y clase.

¿Qué conoces de tu nuevo club?

Desde que me llamaron interesándose por mí, comencé a investigar e informarme acerca de todo: resultados deportivos del año pasado y el actual, jugadores, cuerpo técnico, estadio, la ciudad… Traté de recabar todos los datos que me fuera posible. La verdad es que más o menos conozco el proyecto tan bonito que se está gestando en la isla y espero y deseo experimentarlo personalmente, lo que, sin duda, va a darme la real dimensión de cómo es todo de verdad.

¿Qué clase de jugador eres? ¿Cómo te defines?

Soy un futbolista técnico y ofensivo que a la vez aporta en lo defensivo si el equipo lo necesita. De todos modos, puedo jugar en cualquier puesto de la zona de ataque, sobre todo por los costados, tanto izquierdo como derecho.

En el año 2014, sonabas como refuerzo de grandes clubes de Europa, como Valencia, Sevilla o Mónaco. Apuntabas alto. ¿Qué crees que ha pasado para que no hayas alcanzado finalmente el fútbol de élite?

La verdad es que me siento orgulloso de que en su momento hubiera llamado la atención de dichos equipos poderosos, pero no era fácil la salida de Belgrano, así como las negociaciones en el club donde me formé. Aún así, ya es algo pasado y sí es cierto que hubiera sido muy lindo haber podido llevar a cabo este sueño, pero no puedo detenerme a pensar en esas oportunidades que no se dieron. Siempre di lo mejor de mí en la cancha, hasta el día de hoy y lo voy a seguir haciendo ahora, defendiendo al Ibiza.

La afición de la isla en general y del Ibiza en particular te espera con los brazos abiertos. ¿Qué les dirías?

Pues que entiendo y comprendo el amor y el cariño de la hinchada hacia el club y siendo jugador mi propósito es poder representarles en el campo. Y bueno, lo demás dependerá de lo que haga sobre el verde, que ya no serán palabras.

¿Te gustaría añadir algo más?

Pues quiero aprovechar para agradecer a todas las personas del club que hicieron que mi fichaje fuera posible, a mis representantes y sobre todo a mi familia y a mi pareja, que están siempre acompañándome incondicionalmente en mi carrera.

Una zurda talentosa al servicio del Ibiza

El nuevo y último refuerzo del Ibiza en el mercado invernal ya se encuentra en la isla y esta tarde ha podido conocer las instalaciones de Can Misses, pasando por la sala de prensa para valorar sus primeras sensaciones como jugador unionista. Germán Cochis, el talentoso enganche zurdo de 22 años que militó la temporada pasada en el Akragas italiano y que en su día apuntaba como futbolista prometedor por el que se interesaron clubes como Valencia, Sevilla o Mónaco, afronta su nueva etapa en la isla con mucho ilusión y con las ideas muy claras. El que fuera canterano de Belgrano de Córdoba quiere ascender a Segunda División B con el equipo de Toni Amor y triunfar en la bombonera de Vila, así como regalar tardes de magia futbolística a su nueva hinchada. Estas son las impresiones de Germán Cochis. ¿Qué valoración haces de tu fichaje por el Ibiza? La verdad que me siento muy feliz de poder fichar por este gran equipo. Para un jugador es muy importante que un club y la gente que es parte del mismo te demuestre un real interés; eso genera mucha confianza un futbolista, así que estoy muy agradecido por esta oportunidad que me da la familia Salvo. ¿Qué te ha llevado a iniciar esta nueva etapa en España? Principalmente, el proyecto tan ambicioso que se ha puesto en marcha, así como la seriedad y profesionalidad de sus gestores, quienes tienen las ideas de crecimiento y progreso del plan deportivo muy claras y definidas. Reitero que también ha influido en mi decisión de venir el gran interés que en todo momento han demostrado sus dirigentes y que han logrado que mi incorporación sea posible. Por último, mi propia voluntad de jugar en España. Es una satisfacción personal continuar mi carrera en vuestro país, donde se practica un fútbol de muchísimo nivel y clase. ¿Qué conoces de tu nuevo club? Desde que me llamaron interesándose por mí, comencé a investigar e informarme acerca de todo: resultados deportivos del año pasado y el actual, jugadores, cuerpo técnico, estadio, la ciudad... Traté de recabar todos los datos que me fuera posible. La verdad es que más o menos conozco el proyecto tan bonito que se está gestando en la isla y espero y deseo experimentarlo personalmente, lo que, sin duda, va a darme la real dimensión de cómo es todo de verdad.
¿Qué clase de jugador eres? ¿Cómo te defines? Soy un futbolista técnico y ofensivo que a la vez aporta en lo defensivo si el equipo lo necesita. De todos modos, puedo jugar en cualquier puesto de la zona de ataque, sobre todo por los costados, tanto izquierdo como derecho. En el año 2014, sonabas como refuerzo de grandes clubes de Europa, como Valencia, Sevilla o Mónaco. Apuntabas alto. ¿Qué crees que ha pasado para que no hayas alcanzado finalmente el fútbol de élite? La verdad es que me siento orgulloso de que en su momento hubiera llamado la atención de dichos equipos poderosos, pero no era fácil la salida de Belgrano, así como las negociaciones en el club donde me formé. Aún así, ya es algo pasado y sí es cierto que hubiera sido muy lindo haber podido llevar a cabo este sueño, pero no puedo detenerme a pensar en esas oportunidades que no se dieron. Siempre di lo mejor de mí en la cancha, hasta el día de hoy y lo voy a seguir haciendo ahora, defendiendo al Ibiza. La afición de la isla en general y del Ibiza en particular te espera con los brazos abiertos. ¿Qué les dirías? Pues que entiendo y comprendo el amor y el cariño de la hinchada hacia el club y siendo jugador mi propósito es poder representarles en el campo. Y bueno, lo demás dependerá de lo que haga sobre el verde, que ya no serán palabras. ¿Te gustaría añadir algo más? Pues quiero aprovechar para agradecer a todas las personas del club que hicieron que mi fichaje fuera posible, a mis representantes y sobre todo a mi familia y a mi pareja, que están siempre acompañándome incondicionalmente en mi carrera.

No hay comentarios

Dejar respuesta