El Formentera brilla, la Penya tropieza y la Peña Deportiva rescata un punto

0
647

Este domingo, la jornada 31 de la Segunda RFEF trajo consigo emociones a raudales y un balón que no dejó de rodar en busca de la red. En una tarde donde el sol brillaba tanto como las esperanzas de los equipos, el Formentera tomó la batuta en su estadio y compuso una sinfonía de goles que resonó por toda la isla.

Arrancaron con la pizarra clara: había que ganar o ganar. El conjunto rojinegro, entendiendo el guion al dedillo, se adueñó del esférico desde el silbatazo inicial, dejando al Sant Andreu más perdido que un balón en tribuna alta. Bertino fue el maestro de ceremonias, abriendo el marcador al minuto 38 con un gol que desató la locura en las gradas.

El descanso sirvió para que el Sant Andreu reorganizara sus fichas y lograra emparejar el tablero con un tanto de Toni Paredes al minuto 61. Pero la alegría visitante duró poco, pues Jorge Domingo, con la astucia de un zorro en el área, devolvió la ventaja a los locales. Josiño, antes de que el árbitro mandara a todos al vestuario, puso cifras definitivas y selló el 3 a 1 que acercó al Formentera a un respiro del descenso.

Mientras tanto, en otro frente, la Penya Independent buscaba dar la campanada ante el Lleida Esportiu, pero sus planes se desvanecieron como la espuma. A pesar de un arranque prometedor que los vio adelantarse en el marcador con un gol de Isuardi al minuto 41, el Lleida, no dispuesto a ser mero espectador en su propia casa, igualó y posteriormente remontó gracias a un doblete de Chuli, incluyendo un penal que dejó las esperanzas ibicencas planas.

En resumen, mientras el Formentera celebra una victoria que sabe a gloria, la Penya se lamenta y mira hacia un futuro incierto, con el descenso susurrando amenazas cada vez más audibles. La próxima jornada será crucial: Formentera visita al Andratx y la Penya recibe al Espanyol B en un duelo que podría definir mucho más que tres puntos.

En otro emocionante escenario, la Peña Deportiva, aunque desplazada de la lucha por el ascenso, no perdió el ímpetu de jugar con garra en su campo frente al Europa, un rival con aspiraciones de playoff. Desde el pitido inicial, el equipo de Santa Eulària puso las cartas sobre la mesa, mostrando un dominio tempranero que rápidamente se materializó en el marcador.

Jaume Tovar fue el héroe local del primer tiempo, enviando un esférico al fondo de las mallas al minuto 8, tras una jugada que dejó en evidencia las falencias defensivas de la visita. La primera parte concluyó con la Peña Deportiva al frente, mientras el Europa parecía carecer de respuestas.

Reanudadas las hostilidades, Tovar repitió la dosis y aumentó la ventaja para los ibicencos, marcando el 2-0 y augurando una mañana tranquila para los suyos. Sin embargo, el gol fue un despertador para el Europa, que revirtió su suerte y comenzó a inclinar la balanza a su favor.

Adrià Gené, al minuto 58, inició la remontada visitante con un gol que cambió el rumbo del encuentro. Con el reloj corriendo y la presión aumentando, el Europa intensificó su ataque, culminando su esfuerzo en el tiempo añadido cuando Cano, con un remate certero, estableció el 2-2 final.

Este empate no solo robó dos puntos a la Peña Deportiva sino que también la hundió al puesto 11 de la tabla, peligrosamente cerca de la zona de descenso. La próxima jornada será crucial, ya que los blancos visitarán al Hércules en un encuentro que podría ser determinante para su permanencia en la categoría.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.