3-3. El Portmany, a un paso del descenso tras empatar contra la UD Ibiza en el derbi

0
910

Víctor M. Victoria El Portmany y la UD Ibiza firmaron tablas (3-3) en el derbi ibicenco de la Liga Nacional juvenil, resultado que deja a los primeros al borde del abismo y que supone un paso más para los segundos en su lucha por la salvación. En un duelo vibrante entre dos equipos necesitados y con urgencias en la clasificación, los últimos minutos resultaron del todo explosivos, con tres goles en diez minutos para frenesí del espectador. Tras un primer acto sin tantos, los celestes se adelantaron con una diana de Toni Riera (53’), que encontró rápida respuesta por medio de Erik Torres (54’) para el bando local. Javi García aupó de nuevo a los visitantes (72’), y entonces el entrenador Iván Granados movió su banquillo para la reacción rojilla, con dos goles de Kenan Rial (88’) y Sergio Beltrán (93’), que parecían definitivos. Nada más lejos de la realidad. En un saque de esquina emergió de nuevo la figura de Toni Riera para firmar las tablas (98’) y llenar de desolación el Municipal. Con este empate, el conjunto que dirige Manu Tarrazo continúa en la posición trece con 36 puntos, muy por encima del descenso, pero la mala situación de los equipos mallorquines en la División de Honor les mantiene en la lucha por salvar la categoría ante la posibilidad de ser arrastrado. El próximo partido será contra el Atlético Baleares, líder de la categoría, en lo que se prevé un partido muy exigente, mientras el Portmany, que ha mejorado mucho en la segunda parte de la temporada, jugará este miércoles partido aplazado contra la Penya Ciutadella, un duelo que representa la última oportunidad para mantener con vida la llama de la permanencia. Con 22 puntos en su haber, el equipo de San Antonio está catorce unidades por debajo de la zona de salvación, si bien una victoria en este duelo pendiente le daría todavía opciones matemáticas.  

Por su parte, el ya descendido Formentera plantó batalla en su partido contra La Salle, pero acabó claudicando (0-2) ante la mayor calidad de los mallorquines en el remate a portería. El equipo que dirige Christian Núñez generó ocasiones de sobra para marcar, pero la pólvora estaba mojada y su rival, al contrario, se mantuvo muy efectivo en las oportunidades de que dispuso en el primer acto. Toni Ramis se erigió en el gran verdugo de los rojinegros, pues fue autor de los dos tantos de su equipo (21’ y 36’), que le asientan en la zona noble de la clasificación. Después, los locales lo intentaron uno y otra vez en pos de reducir diferencias, pero no estuvieron acertados en la definición y acabaron de nuevo claudicando. El cuadro formenterer ya se ha despedido de cualquier posibilidad de salvación y lucha por cerrar la temporada con la mayor dignidad posible. Se mantiene como colista con solo ocho puntos en su casillero, y en el próximo compromiso visitará la cancha del San Francisco B, otro rival potente de la zona alta de la tabla.  

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.