Fisher trata de controlar un balón en un lance del partido (Ultima Hora Ibiza).

Salinas, en el 91, ha dado la victoria al San Rafael frente a un Campos que no ha sido tan fiero. Los blues han podido golear a su rival, pero se han estrellado contra la madera. “Les hemos dado un baño”, ha apuntado Adrián Ramos al acabar el duelo.
Los de Vicente Román siguen sin perder en 2013 (4 empates y 5 victorias).

El San Rafael ha mutado. Ha pasado de ser un equipo que lucha por la permanencia a candidato a jugar el play-off. Esto, además, en cosa de semanas, pocas. Cosas del fútbol, podría decirse, aunque esta circunstancia obedece a razones bien lógicas. El equipo de Vicente Román se ve desde hace semanas salvado, a pesar de que nadie en el club diga esta boca es mía. Y desde entonces juega liberado de toda presión, con desparpajo y el descaro de quien es sabedor de que ha hecho el trabajo encomendado, de que ha cumplido. El resultado es palable. El Campos llegaba al municipal rafaler como un grande, pero el San Rafael le tuteó desde un buen principio y en tiempo de descuento le ganó el partido con un gol de fe, de raza y de saber estar de Salinas, a quien le tocó remachar el balón a las mallas para lograr un tanto perseguido, no obstante, por todo el equipo, que jamás se dejó llevar por el conformismo.
Si a la quimíca que hay en el conjunto, la calidad que han aportado los nuevos y a la ambición del grupo se le une una ración extra de suerte, la que tuvo el San Rafael después de que el árbitro le anulara un gol al Campos y que no viera antes unas manos dentro del área local, los ingredientes, bien combinados, dan como resultado un sabroso menú futbolístico que te permite sentarse a la mesa con los que van a comerse el pastel de las primeras porciones de la Liga.
La primera y la segunda parte tuvieron un comienzo similar. El Campos saltó al campo con brío y ambición y en pocos minutos chutó dos veces ligeramente por encima del larguero de la meta local. Fue un arreón inicial que el San Rafael supo aplacar rápidamente. Se hizo con el cuero y decidió ponerse a jugar, a moverlo con sentido. Haciendo gala de un centro del campo muy apañado para los que es esta categoría, el San Rafael frenó en seco las llegadas del rival y empezó a prodigarse en ataque. En el minuto 21, Rubén Martínez peinó el balón y lo envió al palo derecho de la meta de Toni Mas.

Al hospital
A la media hora de encuentro, Vidal, con una brecha en el labio y una importante hemorragia, tuvo que salir del terreno de juego y acudir al hospital en ambulancia. Con su ausencia se debilitó el centro del campo del equipo mallorquín, que no volvería a imponerse más que en acciones puntuales al del San Rafael. La igualdad fue la tónica dominante del encuentro, en el que no se vio que las diferencias que existen entre ambos en la tabla sean las mismas que en el terreno de juego.
En cierta manera, por lo visto en ambos tiempos bien se podría decir que lo más justo hubiera sido un empate, resultado con el que se llegó al descanso. Daba la sensación de que podían pasar cosas en el partido, aunque a los dos equipos les faltaba frescura y precisión en los metros finales para que ocurriera algo que desnivelara la balanza.
Tras la reanudación, los dos se sumergieron de nuevo en un juego de lucha con pocos metros y tiempo para la inventiva. De nuevo, el Campos se hizo con el mando del encuentro en los primeros minutos del segundo acto, pero no hubo continuidad y otra vez, en un claco del arranque del primer tiempo, el San Rafael le detuvo. No sin la necesidad de hacer un gran esfuerzo y de que los puntas se aplicaran también en tareas defensivas, como el caso de Adrián Ramos, que tuvo que echar una mano en el lateral derecho en varias oportunidades para evitar que hubiera sorpresas desagradables en su contra.

A menos
Fue diluyéndose el Campos con el paso de los minutos producto del empuje local, de la fe de un San Rafael que no bajó el pie del acelerador y que en el 75 tuvo una buena oportunidad que Salinas envió al larguero. Creyó el conjunto de Vicente Romás en sus posibilidades y las ganas de acercarse a las posiciones de arriba fue mayor que el conformismo de un Campos que dio un paso atrás para tratar de conservar al menos un punto.
Cuando parecía que el partido estaba liquidado con 0-0 en el marcador, Salinas obtuvo la recompensa al esfuerzo del grupo con un gol en el tiempo de descuento (minuto 91). No tuvo tiempo de reaccionar el Campos, que se marchó del terreno de juego cariacontecido y muy enfadado con el resultado final, 1-0.

– Ficha técnica:
0.- Campos: Toni Mas, Toni Roig, Colau, Garí, Lirola, Toni Vidal (Marc, min. 31), Fernández (Adrover, min. 78), Migorra, Bernat, Agus y Bonet (Mercadal, min. 92).
Gol: 1-0. Minuto 91. Salinas recoge un balón bombeado al área y fusila la meta visitante desde dentro del área pequeña.
Árbitro: Luis de Oleza, asistido en las bandas por Gonzalo Borreda y Òscar Roig. Expulsó al técnico visitante en la segunda parte y amonestó con amarilla al local Adrián Ramos y al visitante Colau.
Incidencias: Unas 300 personas en el municipal de Sant Rafel. Tarde soleada y ligero viento al comienzo del encuentro que fue a menos.

noudiari.es 

1-0. Un San Rafael superlativo

Fisher trata de controlar un balón en un lance del partido (Ultima Hora Ibiza).

Salinas, en el 91, ha dado la victoria al San Rafael frente a un Campos que no ha sido tan fiero. Los blues han podido golear a su rival, pero se han estrellado contra la madera. "Les hemos dado un baño", ha apuntado Adrián Ramos al acabar el duelo.
Los de Vicente Román siguen sin perder en 2013 (4 empates y 5 victorias).

El San Rafael ha mutado. Ha pasado de ser un equipo que lucha por la permanencia a candidato a jugar el play-off. Esto, además, en cosa de semanas, pocas. Cosas del fútbol, podría decirse, aunque esta circunstancia obedece a razones bien lógicas. El equipo de Vicente Román se ve desde hace semanas salvado, a pesar de que nadie en el club diga esta boca es mía. Y desde entonces juega liberado de toda presión, con desparpajo y el descaro de quien es sabedor de que ha hecho el trabajo encomendado, de que ha cumplido. El resultado es palable. El Campos llegaba al municipal rafaler como un grande, pero el San Rafael le tuteó desde un buen principio y en tiempo de descuento le ganó el partido con un gol de fe, de raza y de saber estar de Salinas, a quien le tocó remachar el balón a las mallas para lograr un tanto perseguido, no obstante, por todo el equipo, que jamás se dejó llevar por el conformismo.
Si a la quimíca que hay en el conjunto, la calidad que han aportado los nuevos y a la ambición del grupo se le une una ración extra de suerte, la que tuvo el San Rafael después de que el árbitro le anulara un gol al Campos y que no viera antes unas manos dentro del área local, los ingredientes, bien combinados, dan como resultado un sabroso menú futbolístico que te permite sentarse a la mesa con los que van a comerse el pastel de las primeras porciones de la Liga.
La primera y la segunda parte tuvieron un comienzo similar. El Campos saltó al campo con brío y ambición y en pocos minutos chutó dos veces ligeramente por encima del larguero de la meta local. Fue un arreón inicial que el San Rafael supo aplacar rápidamente. Se hizo con el cuero y decidió ponerse a jugar, a moverlo con sentido. Haciendo gala de un centro del campo muy apañado para los que es esta categoría, el San Rafael frenó en seco las llegadas del rival y empezó a prodigarse en ataque. En el minuto 21, Rubén Martínez peinó el balón y lo envió al palo derecho de la meta de Toni Mas.

Al hospital
A la media hora de encuentro, Vidal, con una brecha en el labio y una importante hemorragia, tuvo que salir del terreno de juego y acudir al hospital en ambulancia. Con su ausencia se debilitó el centro del campo del equipo mallorquín, que no volvería a imponerse más que en acciones puntuales al del San Rafael. La igualdad fue la tónica dominante del encuentro, en el que no se vio que las diferencias que existen entre ambos en la tabla sean las mismas que en el terreno de juego.
En cierta manera, por lo visto en ambos tiempos bien se podría decir que lo más justo hubiera sido un empate, resultado con el que se llegó al descanso. Daba la sensación de que podían pasar cosas en el partido, aunque a los dos equipos les faltaba frescura y precisión en los metros finales para que ocurriera algo que desnivelara la balanza.
Tras la reanudación, los dos se sumergieron de nuevo en un juego de lucha con pocos metros y tiempo para la inventiva. De nuevo, el Campos se hizo con el mando del encuentro en los primeros minutos del segundo acto, pero no hubo continuidad y otra vez, en un claco del arranque del primer tiempo, el San Rafael le detuvo. No sin la necesidad de hacer un gran esfuerzo y de que los puntas se aplicaran también en tareas defensivas, como el caso de Adrián Ramos, que tuvo que echar una mano en el lateral derecho en varias oportunidades para evitar que hubiera sorpresas desagradables en su contra.

A menos
Fue diluyéndose el Campos con el paso de los minutos producto del empuje local, de la fe de un San Rafael que no bajó el pie del acelerador y que en el 75 tuvo una buena oportunidad que Salinas envió al larguero. Creyó el conjunto de Vicente Romás en sus posibilidades y las ganas de acercarse a las posiciones de arriba fue mayor que el conformismo de un Campos que dio un paso atrás para tratar de conservar al menos un punto.
Cuando parecía que el partido estaba liquidado con 0-0 en el marcador, Salinas obtuvo la recompensa al esfuerzo del grupo con un gol en el tiempo de descuento (minuto 91). No tuvo tiempo de reaccionar el Campos, que se marchó del terreno de juego cariacontecido y muy enfadado con el resultado final, 1-0.

- Ficha técnica:
0.- Campos: Toni Mas, Toni Roig, Colau, Garí, Lirola, Toni Vidal (Marc, min. 31), Fernández (Adrover, min. 78), Migorra, Bernat, Agus y Bonet (Mercadal, min. 92).
Gol: 1-0. Minuto 91. Salinas recoge un balón bombeado al área y fusila la meta visitante desde dentro del área pequeña.
Árbitro: Luis de Oleza, asistido en las bandas por Gonzalo Borreda y Òscar Roig. Expulsó al técnico visitante en la segunda parte y amonestó con amarilla al local Adrián Ramos y al visitante Colau.
Incidencias: Unas 300 personas en el municipal de Sant Rafel. Tarde soleada y ligero viento al comienzo del encuentro que fue a menos.

noudiari.es 


No hay comentarios

Dejar respuesta