Cardona se muestra optimista y confía en que el Ciudad de Ibiza se meta en la Preferente (Foto: Francisco Natera).
Cardona se muestra optimista y confía en que el Ciudad de Ibiza se meta en la Preferente (Foto: Francisco Natera).

Francisco Natera. Después de una temporada insípida, monopolizada desde el pricipio por el Portmany, campeón de la Liga Interpueblos, y en donde Rápid, Puig d’en Valls, Atlético Jesús y Luchador se han metido en la Preferente sin apenas oposición, por fin llega un partido que merece, y mucho, la pena no perderse. Can Cantó es el escenario este domingo, a partir de las 20:30 horas, de un choque eléctrico, vibrante.

Ciudad de Ibiza y Sant Jordi se juegan a cara de perro la última plaza disponible para disputar la fase decisiva del campeonato en la penúltima jornada en un duelo del que, prácticamente, saldrá el mejor sexto rival del torneo doméstico a falta del capítulo final.

Ambos conjuntos están empatados con 35 puntos, aunque son los de Noel Ramón quienes tienen el gol average particular a favor con un diferencial de tres goles. Eso sí, el grupo de David Torres llega a la cita en mejor estado de forma, puesto que en toda la segunda vuelta sólo ha perdido un partido, frente al Portmany, siendo el segundo mejor equipo. No así, el plantel jordier, que arrancó de manera brillante, pero que se fue desinflando poco a poco. El bloque verdinegro, no en vano, tan sólo ha sumado 9 puntos de 27 posibles en los últimos nueve enfrentamientos, un pobre bagaje que le ha llevado a jugarse el curso a cara o cruz.

En las filas de la escuadra de Vila se respira muy buen ambiente. Tras un inicio irregular, motivado por la falta de experiencia en la categoría de sus jóvenes jugadores, el grupo capitaneado por David Torres ha llegado al final dependiendo de sí mismo para colarse en la Preferente y no está dispuesto a tirar por la borda todo el trabajo de los últimos meses. El Ciudad de Ibiza no contempla otro resultado que no sea la victoria y en su vestuario sobran ganas y ambición de cara a este emocionante duelo. Saben los futbolistas que pueden liarla en la primera temporada del club en el fútbol amateur y no van a renunciar a jugar la Liga de los mejores.

Uno de los pesos pesados del equipo de Can Cantó es Adrián Cardona, quien, por cierto, vive su segunda etapa en el club tras jugar en cadetes. El defensa asegura que el grupo está ansioso de que el balón eche a rodar y no oculta su deseo de jugar la liguilla. “Sería una pasada. Es la primera vez que jugamos en Regional y estamos muy cerquita de clasificarnos para la Preferente. Queremos hacer historia y nos vamos a dejar la piel para derrotar al Sant Jordi y tenerlo más fácil en la última jornada. Y si podemos ganarle el gol average, mucho mejor, por lo que pudiera pasar en el último partido”, apunta el futbolista, que cuenta con experiencia en Tercera División.

No obstante, el lateral derecho sabe que la empresa no será fácil y que la escuadra de Noel Ramón venderá muy caro el triunfo. El rival ya ganó 4-1 en la primera vuelta y en Can Cantó se dejará el alma para salir airoso de nuevo. “Es un gran equipo y, encima, son los favoritos. Primero porque vencieron en Can Guerxo y segundo porque es un clásico de la Preferente, donde ha competido las últimas campañas. La experiencia que tienen ellos no es la misma que tenemos nosotros, así que pienso que parten con ventaja y nos pondrán las cosas muy difíciles”, comenta un Cardona que tiene muy claro que “la presión la tiene el Sant Jordi porque nosotros somos los novatos”.

De todos modos, el jugador sostiene que el Ciudad de Ibiza tiene “un plantel muy apañado”, capaz de conseguir la victoria frente a los verdinegros. “Ya hemos demostrado nuestro potencial en la segunda vuelta, donde sólo hemos perdido seis puntos. Nuestra dinámica es muy positiva y vamos a hacer valer esta trayectoria para intentar llevarnos el gato al agua”, indica el futbolista, que añade: “Si jugamos como sabemos tendremos muchas posibilidades de ganar, aunque tendremos que estar muy concentrados y darlo todo el terreno de juego, puesto que este enfrentamiento va a ser el más exigente de la temporada y los errores se pagarán muy caros”.

La formación de David Torres practica un fútbol combinativo, de toque. Tener el balón es su seña de identidad y no van a cambiar su filosofía ante el Sant Jordi, según explica Cardona. “No sabemos hacerlo de otra manera; podremos ganar o perder, pero tratamos de jugar la pelota por abajo y disfrutar en el césped. Este domingo no será diferente”, apostilla el zaguero, que avisa del peligro que presenta su adversario, muy dado a tirar balones a la espalda de la defensa. “Es un bloque que explota muy bien este tipo de juego y tendremos que estar muy atentos atrás, ya que una pérdida de balón en el centro del campo nos puede complicar mucho, puesto que es muy rápido en estas acciones”, manifiesta.

Cardona, asimismo, preguntado por a quién considera como la gran amenaza del Sant Jordi, responde sin dudar que Lolo. “Al parecer está tocado y no sé si llegará a jugar, pero si lo hace ya podemos estar vivos con él. De hecho, nos metió 3 goles en Can Guerxo. Es un delantero muy rápido, técnico y con mucha pegada”, comenta el defensa, que también recela de la calidad de otros jugadores. “También destacaría a Ángel Escudero, que es quien lanza los pases largos. Es un gran pivote muy batallador y aguerrido, aunque tienen a otro delantero muy bueno, como es Nino, que si tiene su día nos la puede liar parda. En líneas generales, nos enfrentamos a un plantel sólido atrás y letal arriba”, aclara.

Pero el zaguero, de todos modos, confía en su equipo y, sobre todo, valora de manera muy positiva la presencia de Ibon Begoña, exjugador de Primera División con el Alavés y subcampeón de la UEFA. “Es el verdadero líder del Ciudad de Ibiza, nuestro espejo. Es todo un lujo poder compartir vestuario con un futbolista de su talla. Es más, mucha culpa de nuestra buena segunda vuelta la tiene él. Es toda una garantía en el eje de la defensa y sabe mandar muy bien en el campo; nos guía como nadie”, afirma un Cardona que también ensalza el compromiso y la entrega del resto de compañeros. “Estamos todos en el mismo barco y queremos ir a toda vela”, concluye.

Adrián Cardona: “Estamos todos en el mismo barco y queremos ir a toda vela”

Cardona se muestra optimista y confía en que el Ciudad de Ibiza se meta en la Preferente (Foto: Francisco Natera).
Cardona se muestra optimista y confía en que el Ciudad de Ibiza se meta en la Preferente (Foto: Francisco Natera).
Francisco Natera. Después de una temporada insípida, monopolizada desde el pricipio por el Portmany, campeón de la Liga Interpueblos, y en donde Rápid, Puig d'en Valls, Atlético Jesús y Luchador se han metido en la Preferente sin apenas oposición, por fin llega un partido que merece, y mucho, la pena no perderse. Can Cantó es el escenario este domingo, a partir de las 20:30 horas, de un choque eléctrico, vibrante. Ciudad de Ibiza y Sant Jordi se juegan a cara de perro la última plaza disponible para disputar la fase decisiva del campeonato en la penúltima jornada en un duelo del que, prácticamente, saldrá el mejor sexto rival del torneo doméstico a falta del capítulo final. Ambos conjuntos están empatados con 35 puntos, aunque son los de Noel Ramón quienes tienen el gol average particular a favor con un diferencial de tres goles. Eso sí, el grupo de David Torres llega a la cita en mejor estado de forma, puesto que en toda la segunda vuelta sólo ha perdido un partido, frente al Portmany, siendo el segundo mejor equipo. No así, el plantel jordier, que arrancó de manera brillante, pero que se fue desinflando poco a poco. El bloque verdinegro, no en vano, tan sólo ha sumado 9 puntos de 27 posibles en los últimos nueve enfrentamientos, un pobre bagaje que le ha llevado a jugarse el curso a cara o cruz. En las filas de la escuadra de Vila se respira muy buen ambiente. Tras un inicio irregular, motivado por la falta de experiencia en la categoría de sus jóvenes jugadores, el grupo capitaneado por David Torres ha llegado al final dependiendo de sí mismo para colarse en la Preferente y no está dispuesto a tirar por la borda todo el trabajo de los últimos meses. El Ciudad de Ibiza no contempla otro resultado que no sea la victoria y en su vestuario sobran ganas y ambición de cara a este emocionante duelo. Saben los futbolistas que pueden liarla en la primera temporada del club en el fútbol amateur y no van a renunciar a jugar la Liga de los mejores. Uno de los pesos pesados del equipo de Can Cantó es Adrián Cardona, quien, por cierto, vive su segunda etapa en el club tras jugar en cadetes. El defensa asegura que el grupo está ansioso de que el balón eche a rodar y no oculta su deseo de jugar la liguilla. "Sería una pasada. Es la primera vez que jugamos en Regional y estamos muy cerquita de clasificarnos para la Preferente. Queremos hacer historia y nos vamos a dejar la piel para derrotar al Sant Jordi y tenerlo más fácil en la última jornada. Y si podemos ganarle el gol average, mucho mejor, por lo que pudiera pasar en el último partido", apunta el futbolista, que cuenta con experiencia en Tercera División. No obstante, el lateral derecho sabe que la empresa no será fácil y que la escuadra de Noel Ramón venderá muy caro el triunfo. El rival ya ganó 4-1 en la primera vuelta y en Can Cantó se dejará el alma para salir airoso de nuevo. "Es un gran equipo y, encima, son los favoritos. Primero porque vencieron en Can Guerxo y segundo porque es un clásico de la Preferente, donde ha competido las últimas campañas. La experiencia que tienen ellos no es la misma que tenemos nosotros, así que pienso que parten con ventaja y nos pondrán las cosas muy difíciles", comenta un Cardona que tiene muy claro que "la presión la tiene el Sant Jordi porque nosotros somos los novatos". De todos modos, el jugador sostiene que el Ciudad de Ibiza tiene "un plantel muy apañado", capaz de conseguir la victoria frente a los verdinegros. "Ya hemos demostrado nuestro potencial en la segunda vuelta, donde sólo hemos perdido seis puntos. Nuestra dinámica es muy positiva y vamos a hacer valer esta trayectoria para intentar llevarnos el gato al agua", indica el futbolista, que añade: "Si jugamos como sabemos tendremos muchas posibilidades de ganar, aunque tendremos que estar muy concentrados y darlo todo el terreno de juego, puesto que este enfrentamiento va a ser el más exigente de la temporada y los errores se pagarán muy caros". La formación de David Torres practica un fútbol combinativo, de toque. Tener el balón es su seña de identidad y no van a cambiar su filosofía ante el Sant Jordi, según explica Cardona. "No sabemos hacerlo de otra manera; podremos ganar o perder, pero tratamos de jugar la pelota por abajo y disfrutar en el césped. Este domingo no será diferente", apostilla el zaguero, que avisa del peligro que presenta su adversario, muy dado a tirar balones a la espalda de la defensa. "Es un bloque que explota muy bien este tipo de juego y tendremos que estar muy atentos atrás, ya que una pérdida de balón en el centro del campo nos puede complicar mucho, puesto que es muy rápido en estas acciones", manifiesta. Cardona, asimismo, preguntado por a quién considera como la gran amenaza del Sant Jordi, responde sin dudar que Lolo. "Al parecer está tocado y no sé si llegará a jugar, pero si lo hace ya podemos estar vivos con él. De hecho, nos metió 3 goles en Can Guerxo. Es un delantero muy rápido, técnico y con mucha pegada", comenta el defensa, que también recela de la calidad de otros jugadores. "También destacaría a Ángel Escudero, que es quien lanza los pases largos. Es un gran pivote muy batallador y aguerrido, aunque tienen a otro delantero muy bueno, como es Nino, que si tiene su día nos la puede liar parda. En líneas generales, nos enfrentamos a un plantel sólido atrás y letal arriba", aclara. Pero el zaguero, de todos modos, confía en su equipo y, sobre todo, valora de manera muy positiva la presencia de Ibon Begoña, exjugador de Primera División con el Alavés y subcampeón de la UEFA. "Es el verdadero líder del Ciudad de Ibiza, nuestro espejo. Es todo un lujo poder compartir vestuario con un futbolista de su talla. Es más, mucha culpa de nuestra buena segunda vuelta la tiene él. Es toda una garantía en el eje de la defensa y sabe mandar muy bien en el campo; nos guía como nadie", afirma un Cardona que también ensalza el compromiso y la entrega del resto de compañeros. "Estamos todos en el mismo barco y queremos ir a toda vela", concluye.

No hay comentarios

Dejar respuesta