El centrocampista, en su etapa como jugador del Portmany.
El centrocampista, en su etapa como jugador del Portmany.

Francisco Natera. Alejandro Alcocer Expósito, un joven ibicenco de 20 años y 1.86 metros, es uno de los dos fichajes que el Diriangen FC, entidad que milita en la Primera División de Nicaragua, ha incorporado en enero para apuntalar el equipo de cara al Torneo Clausura. El mediocentro, que también fue pretendido por el Deportivo Ferreti, llega al club diriambino ilusionado y dispuesto a aportar, pese a su juventud, su experiencia en los terrenos de juego. No en vano, el centrocampista, que empezó a jugar a fútbol con 4 años en la cantera de la Peña Deportiva, pasó después por el Ciudad de Ibiza (alevín e infantil), UD Ibiza (cadete), Atlético de Madrid (cadete), Cacereño (juvenil DH), Portmany (Liga Nacional juvenil) y Dosa (Preferente madrileña).

“La directiva hace lo posible por conseguir los jugadores necesarios y con poco presupuesto lo hacen. En el mercado local todos (los jugadores) están comprometidos para posibles contrataciones, pero se tiene un equipo de recuperación con toques rápidos que sabemos le gustará a la afición”, expresó el director técnico Flavio da Silva a hoy.com.ni

El chaval asegura sentirse “contento e ilusionado” en el país centroamericano. “Además, me acompaña en esta aventura mi pareja, Isabel”, añade Alejandro, que explica que en su nuevo equipo juega “en el centro del campo, pudiendo hacer funciones de contención y de enlace con la delantera”. Preguntado por cómo le salió esta oportunidad, el futbolista responde: “El año pasado pensé en dejar el fútbol, pero me incorporé en el Dosa madrileño a modo de hobbie. Por suerte, me llegó esta oferta y no pude decir que no”.

De todos modos, la calidad de Alejandro Alcocer es criticada por la prensa local. En este sentido, en la web www.futbolnica.net, escriben en la crónica del partido ante el Managua FC (0-0), lo siguiente: “Diriangén que tiene a dos extranjeros que simplemente no dan la talla tendrá que apelar a la mística blanca y negra y al amor por la camiseta de sus canteranos para poder colarse a semifinales. El colombiano José Luis Rodríguez marca únicamente por casualidad y el español Alex Alcocer no marca ninguna diferencia, es más, cuando fue sustituido no quiso darle la mano al joven Jason Coronel”.

Alejandro Alcocer, según los entrenadores que ha tenido a lo largo de su carrera deportiva, es un futbolista disciplinado, sacrificado y muy trabajador, además de gozar de buena técnica y experiencia. Por su parte, el pivote se autodefine en su página web como un “jugador muy correcto tácticamente, con facilidad de desplazamiento con y sin balón”. Además, el ibicenco asegura ser un “gran recuperado de balones, muy fuerte en los balones divididos y amante del juego de toque”, aunque explica que también puede adaptarse al juego directo.

Alejandro Alcocer, un ibicenco en la Primera División de Nicaragua

El centrocampista, en su etapa como jugador del Portmany.
El centrocampista, en su etapa como jugador del Portmany.
Francisco Natera. Alejandro Alcocer Expósito, un joven ibicenco de 20 años y 1.86 metros, es uno de los dos fichajes que el Diriangen FC, entidad que milita en la Primera División de Nicaragua, ha incorporado en enero para apuntalar el equipo de cara al Torneo Clausura. El mediocentro, que también fue pretendido por el Deportivo Ferreti, llega al club diriambino ilusionado y dispuesto a aportar, pese a su juventud, su experiencia en los terrenos de juego. No en vano, el centrocampista, que empezó a jugar a fútbol con 4 años en la cantera de la Peña Deportiva, pasó después por el Ciudad de Ibiza (alevín e infantil), UD Ibiza (cadete), Atlético de Madrid (cadete), Cacereño (juvenil DH), Portmany (Liga Nacional juvenil) y Dosa (Preferente madrileña). “La directiva hace lo posible por conseguir los jugadores necesarios y con poco presupuesto lo hacen. En el mercado local todos (los jugadores) están comprometidos para posibles contrataciones, pero se tiene un equipo de recuperación con toques rápidos que sabemos le gustará a la afición”, expresó el director técnico Flavio da Silva a hoy.com.ni El chaval asegura sentirse "contento e ilusionado" en el país centroamericano. "Además, me acompaña en esta aventura mi pareja, Isabel", añade Alejandro, que explica que en su nuevo equipo juega "en el centro del campo, pudiendo hacer funciones de contención y de enlace con la delantera". Preguntado por cómo le salió esta oportunidad, el futbolista responde: "El año pasado pensé en dejar el fútbol, pero me incorporé en el Dosa madrileño a modo de hobbie. Por suerte, me llegó esta oferta y no pude decir que no". De todos modos, la calidad de Alejandro Alcocer es criticada por la prensa local. En este sentido, en la web www.futbolnica.net, escriben en la crónica del partido ante el Managua FC (0-0), lo siguiente: "Diriangén que tiene a dos extranjeros que simplemente no dan la talla tendrá que apelar a la mística blanca y negra y al amor por la camiseta de sus canteranos para poder colarse a semifinales. El colombiano José Luis Rodríguez marca únicamente por casualidad y el español Alex Alcocer no marca ninguna diferencia, es más, cuando fue sustituido no quiso darle la mano al joven Jason Coronel". Alejandro Alcocer, según los entrenadores que ha tenido a lo largo de su carrera deportiva, es un futbolista disciplinado, sacrificado y muy trabajador, además de gozar de buena técnica y experiencia. Por su parte, el pivote se autodefine en su página web como un "jugador muy correcto tácticamente, con facilidad de desplazamiento con y sin balón". Además, el ibicenco asegura ser un "gran recuperado de balones, muy fuerte en los balones divididos y amante del juego de toque", aunque explica que también puede adaptarse al juego directo.

1 Comentario

Dejar respuesta