El jugador posa con la camiseta del equipo junto a un dibujo de un felino, mascota del club.
El jugador posa con la camiseta del equipo junto a un dibujo de un felino, mascota del club universitario donde juega tras abandonar el San Rafael.

David Alba Muchos hemos crecido con películas americanas en los que el héroe es el jugador de un equipo de Baseball, de Baloncesto, de Hockey o de Fútbol Americano. Cheerleaders, mascotas bailando en el campo, estadios llenos de aficionados y hot dogs. Pero, ¿son sólo películas o realmente es así? “Tenemos cheerleaders y nuestra mascota es un tigre gigante muy gracioso”, explica el ibicenco Fernando Gutierrez López ‘Guti’, nuevo jugador de los Tigers de la Marshalltown Community College, universidad del gran Estado de Iowa (USA). A sus 22 años abandonó Ibiza con una beca deportiva bajo el brazo para jugar en el fútbol universitario. El soccer se expande como la pólvora en la tierra de las libertades y Guti, exjugador del San Rafael, ha aprovechado la oportunidad que le brindaba el deporte que ha practicado durante toda su vida para prosperar en el mundo académico. Estudia el equivalente al grado universitario de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte.

“Mi objetivo principal era irme a la península a estudiar y seguir jugando al fútbol, pero mi representante me comentó esta posibilidad y me sedujo la idea -señala el futbolista-. Hablé con mis padres y con gente cercana antes de tomar la decisión porque su opinión es muy importante para mí”. Marshalltown no es una ciudad inmensa. Es algo más grande que San Antonio y la comunidad universitaria apenas llega a los 2.000 estudiantes así que, en ese sentido, no es un cambio drástico. Sin embargo, el idioma puede ser un handicap. “El inglés no lo llevo mal, pensé que me iba a resultar más complicado, pero me estoy adaptando rápido”, indica el jugador que asegura que ha hablado “mas inglés en una semana que en toda mi vida”. Y es que a pesar de que hay otros cinco españoles en el equipo, prefiere esforzarse para dominar el idioma lo antes posible.

Sobre el impacto del soccer en la pequeña ciudad, Guti afirma sentirse sorprendido por la cantidad de público que asiste a los partidos. “En esta zona el fútbol es de lo más potente”, asegura el ibicenco que destaca el nivel de los equipos universitarios americanos. “Es un fútbol más físico que el español aunque siempre hay equipos que juegan más al toque”, indica. El hecho de que los campos sean todos de césped natural ayuda a que el fútbol progrese rápidamente en Estados Unidos y es un factor que ayuda también al ibicenco. Guti ha empezado con bastante buen pie en USA. Marcó el primer gol del año de los Tigers en un partido amistoso y ganaron el primer partido oficial por 3 a 1 al Iowa State Club. “La temporada dura hasta finales de noviembre y puede durar más en función si te clasificas para los nacionales y juegas contra las otras conferencias”, explica.

Nota: La afamada empresa Becausa ha hecho posible que Guti estudie becado en EEUU y que pueda seguir disfrutando del fútbol. Podéis informaros en www.becausa.com

Guti: un tigre ibicenco en Estados Unidos

El jugador posa con la camiseta del equipo junto a un dibujo de un felino, mascota del club.
El jugador posa con la camiseta del equipo junto a un dibujo de un felino, mascota del club universitario donde juega tras abandonar el San Rafael.
David Alba Muchos hemos crecido con películas americanas en los que el héroe es el jugador de un equipo de Baseball, de Baloncesto, de Hockey o de Fútbol Americano. Cheerleaders, mascotas bailando en el campo, estadios llenos de aficionados y hot dogs. Pero, ¿son sólo películas o realmente es así? "Tenemos cheerleaders y nuestra mascota es un tigre gigante muy gracioso", explica el ibicenco Fernando Gutierrez López 'Guti', nuevo jugador de los Tigers de la Marshalltown Community College, universidad del gran Estado de Iowa (USA). A sus 22 años abandonó Ibiza con una beca deportiva bajo el brazo para jugar en el fútbol universitario. El soccer se expande como la pólvora en la tierra de las libertades y Guti, exjugador del San Rafael, ha aprovechado la oportunidad que le brindaba el deporte que ha practicado durante toda su vida para prosperar en el mundo académico. Estudia el equivalente al grado universitario de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte."Mi objetivo principal era irme a la península a estudiar y seguir jugando al fútbol, pero mi representante me comentó esta posibilidad y me sedujo la idea -señala el futbolista-. Hablé con mis padres y con gente cercana antes de tomar la decisión porque su opinión es muy importante para mí". Marshalltown no es una ciudad inmensa. Es algo más grande que San Antonio y la comunidad universitaria apenas llega a los 2.000 estudiantes así que, en ese sentido, no es un cambio drástico. Sin embargo, el idioma puede ser un handicap. "El inglés no lo llevo mal, pensé que me iba a resultar más complicado, pero me estoy adaptando rápido", indica el jugador que asegura que ha hablado "mas inglés en una semana que en toda mi vida". Y es que a pesar de que hay otros cinco españoles en el equipo, prefiere esforzarse para dominar el idioma lo antes posible.Sobre el impacto del soccer en la pequeña ciudad, Guti afirma sentirse sorprendido por la cantidad de público que asiste a los partidos. "En esta zona el fútbol es de lo más potente", asegura el ibicenco que destaca el nivel de los equipos universitarios americanos. "Es un fútbol más físico que el español aunque siempre hay equipos que juegan más al toque", indica. El hecho de que los campos sean todos de césped natural ayuda a que el fútbol progrese rápidamente en Estados Unidos y es un factor que ayuda también al ibicenco. Guti ha empezado con bastante buen pie en USA. Marcó el primer gol del año de los Tigers en un partido amistoso y ganaron el primer partido oficial por 3 a 1 al Iowa State Club. "La temporada dura hasta finales de noviembre y puede durar más en función si te clasificas para los nacionales y juegas contra las otras conferencias", explica.Nota: La afamada empresa Becausa ha hecho posible que Guti estudie becado en EEUU y que pueda seguir disfrutando del fútbol. Podéis informaros en www.becausa.com

No hay comentarios

Dejar respuesta