Una de las portadas del diario que cierra.
Una de las portadas del diario que cierra.

noudiari.es La edición ibicenca del rotativo mallorquín Última Hora echa el cierre. La empresa ha explicado a los trabajadores que los números rojos hacen inviable la continuidad del diario después de casi 18 años en el mercado. El editor del periódico, Miquel Serra, se desplazó ayer a Ibiza junto a otro cargo directivo del grupo al que pertenece este medio para poner al corriente de la situación a los poco más de 20 empleados que tiene en la isla.

Serra ha expuesto a los trabajadores que la empresa acumula cinco años consecutivos de pérdidas y que hace dos hizo un esfuerzo importante para reconducir la situación en Ibiza, algo que no se ha conseguido por factores que relaciona con la sociedad y la crisis económica y que, bajo su punto de vista, nada tienen que ver con la calidad del producto. Según el editor, los gastos de producción no son sostenibles en la coyuntura actual.

Nuevo diario
Última Hora ha anunciado que se acogerá a un Expediente de Regulación de Empleo para finiquitar a los empleados y les indemnizará con 20 días por año cotizado hasta un máximo de doce, a menos que algunos periodistas y comerciales, entre cinco y siete, quieran integrarse en un nuevo producto periodístico impulsado por el Grupo Prensa Pitiusa, que sería independiente de la editora mallorquina aunque emplearía su carcasa y ciertos contenidos a cambio de ceder a esta los datos de audiencia de OJD y EGM. En este supuesto, las indemnizaciones por despido podrían negociarse y ser más elevadas, han dado a entender los responsables del diario.

Miquel Serra ha comentado con los trabajadores que hace varios meses que busca una solución para tratar de salvar la edición pitiusa del periódico, pero ha lamentado no haber sido capaz debido a la falta de inversores interesados en medios de comunicación impresos. Sin embargo, afirma tener un preacuerdo, de carácter verbal, con Prensa Pitiusa, grupo de comunicación ibicenco que parece dispuesto a agregar un nuevo producto a su oferta informativa (en la actualidad tiene televisión, radio y un semanario gratuito). Se cierre o no el trato, lo que se ha dado por seguro en la reunión es que Última Hora Ibiza dejará de estar en los quioscos como muy tarde a finales del próximo mes de mayo.

El máximo responsable de Última Hora ha señalado que su idea inicial era copiar en Ibiza la fórmula empleada en Menorca -donde su cabecera se fusionó con Diario de Menorca-, aunque no ha podido repetirla porque el Grupo Prensa Pitiusa le ha trasmitido su intención de editar un periódico propio y, por tanto, no ha podido alcanzar un acuerdo en este sentido. A este proyecto en ciernes se integrarían, en un principio, cinco personas dentro de una futura redacción encargada de poner en marcha y elaborar un nuevo diario con idéntico formato y maquetación que Última Hora, pero con una línea editorial propia, además del equipo de publicidad.

Negociación
Serra ha propuesto negociar con cuatro representantes de la asamblea de trabajadores de Ibiza (Germán G. Lama, Trinidad Navarro, Tomás Sánchez y Luciana Aversa) para ver si se puede llegar a un acuerdo que permita salvar varios puestos de trabajo y sirva para integrar a entre cinco y siete personas de la delegación pitiusa al nuevo rotativo. De lo contrario, Última Hora desaparecerá por completo de Ibiza y Formentera, se extinguirá, ha indicado.

Según ha podido saber Noudiari.es, los empleados del periódico se han mostrado escépticos ante la posibilidad de recalar en el Grupo Prensa Pitiusa, puesto que en un principio no existe ningún acuerdo firmado entre ambas empresas ni tampoco nadie de este último grupo ha estado presente en la reunión para respaldar las palabras de Serra. No obstante, están dispuestos a escuchar las propuestas que puedan hacerles.

Artículo relacionado: El último Última Hora Ibiza y Formentera, por Rebecca Beltrán

Última Hora Ibiza y Formentera echa el cierre

Una de las portadas del diario que cierra.
Una de las portadas del diario que cierra.
noudiari.es La edición ibicenca del rotativo mallorquín Última Hora echa el cierre. La empresa ha explicado a los trabajadores que los números rojos hacen inviable la continuidad del diario después de casi 18 años en el mercado. El editor del periódico, Miquel Serra, se desplazó ayer a Ibiza junto a otro cargo directivo del grupo al que pertenece este medio para poner al corriente de la situación a los poco más de 20 empleados que tiene en la isla.Serra ha expuesto a los trabajadores que la empresa acumula cinco años consecutivos de pérdidas y que hace dos hizo un esfuerzo importante para reconducir la situación en Ibiza, algo que no se ha conseguido por factores que relaciona con la sociedad y la crisis económica y que, bajo su punto de vista, nada tienen que ver con la calidad del producto. Según el editor, los gastos de producción no son sostenibles en la coyuntura actual.Nuevo diario Última Hora ha anunciado que se acogerá a un Expediente de Regulación de Empleo para finiquitar a los empleados y les indemnizará con 20 días por año cotizado hasta un máximo de doce, a menos que algunos periodistas y comerciales, entre cinco y siete, quieran integrarse en un nuevo producto periodístico impulsado por el Grupo Prensa Pitiusa, que sería independiente de la editora mallorquina aunque emplearía su carcasa y ciertos contenidos a cambio de ceder a esta los datos de audiencia de OJD y EGM. En este supuesto, las indemnizaciones por despido podrían negociarse y ser más elevadas, han dado a entender los responsables del diario. Miquel Serra ha comentado con los trabajadores que hace varios meses que busca una solución para tratar de salvar la edición pitiusa del periódico, pero ha lamentado no haber sido capaz debido a la falta de inversores interesados en medios de comunicación impresos. Sin embargo, afirma tener un preacuerdo, de carácter verbal, con Prensa Pitiusa, grupo de comunicación ibicenco que parece dispuesto a agregar un nuevo producto a su oferta informativa (en la actualidad tiene televisión, radio y un semanario gratuito). Se cierre o no el trato, lo que se ha dado por seguro en la reunión es que Última Hora Ibiza dejará de estar en los quioscos como muy tarde a finales del próximo mes de mayo.El máximo responsable de Última Hora ha señalado que su idea inicial era copiar en Ibiza la fórmula empleada en Menorca -donde su cabecera se fusionó con Diario de Menorca-, aunque no ha podido repetirla porque el Grupo Prensa Pitiusa le ha trasmitido su intención de editar un periódico propio y, por tanto, no ha podido alcanzar un acuerdo en este sentido. A este proyecto en ciernes se integrarían, en un principio, cinco personas dentro de una futura redacción encargada de poner en marcha y elaborar un nuevo diario con idéntico formato y maquetación que Última Hora, pero con una línea editorial propia, además del equipo de publicidad.Negociación Serra ha propuesto negociar con cuatro representantes de la asamblea de trabajadores de Ibiza (Germán G. Lama, Trinidad Navarro, Tomás Sánchez y Luciana Aversa) para ver si se puede llegar a un acuerdo que permita salvar varios puestos de trabajo y sirva para integrar a entre cinco y siete personas de la delegación pitiusa al nuevo rotativo. De lo contrario, Última Hora desaparecerá por completo de Ibiza y Formentera, se extinguirá, ha indicado.Según ha podido saber Noudiari.es, los empleados del periódico se han mostrado escépticos ante la posibilidad de recalar en el Grupo Prensa Pitiusa, puesto que en un principio no existe ningún acuerdo firmado entre ambas empresas ni tampoco nadie de este último grupo ha estado presente en la reunión para respaldar las palabras de Serra. No obstante, están dispuestos a escuchar las propuestas que puedan hacerles.Artículo relacionado: El último Última Hora Ibiza y Formentera, por Rebecca Beltrán

1 Comentario

  1. TODO SE MUEVE EN FUNCION DEL COLOR…. O MEJOR DICHO COLOR GOVERNANTE.
    INADMISIBLE,SON EMPRESARIOS O IMPRESENTABLES ¿CINCO AÑOS EN PERDIDAS? QUE ESPERABAN LA OBRA DE CARIDAD?
    POR FAVOR SEÑORES…. HAY QUE SER MAS SERIO O AL POZO.

    VERGONZOSO QUE DEJEAN A LA ISLA DE IBIZA SIN SU REPRESENTANTE DEPORTIVO Y DEMAS.

Dejar respuesta