Un cosmos de inclusión social

0
379

Víctor M. Victoria Hablar de Cosmitos es hablar de fútbol sala en Formentera, y en clave femenina. Este histórico club de la pequeña de las Pitiusas ha reverdecido en los últimos años, con un crecimiento sin límites en el número de jugadoras, hasta convertirse en un polo de atracción deportiva para las más jóvenes de la isla. Su reciente regreso a la Liga Autonómica ha supuesto un salto cualitativo en el plano deportivo, pero la entidad trabaja en una rica e incansable vertiente social volcada en la defensa del papel de la mujer en nuestra sociedad.

El Cosmitos, que recibe el nombre del equipo Cosmos estadounidense, en el cual se retiró el mítico Pelé, fue fundado en el año 1982 con el propósito de fomentar la práctica entre las mujeres de Formentera del deporte en general y del fútbol sala en particular. Diferentes vaivenes impidieron que aquella apuesta perdurara en el tiempo, hasta que cuatro ex jugadoras decidieron refundar en 2019 aquel ambicioso proyecto. Una de ellas fue Daisee Aguilera, su actual presidenta, y los frutos de aquella trabajosa apuesta parecen hoy más que evidentes.

Alrededor de 70 mujeres, entre directiva, equipo sénior, técnicos y escuela deportiva, integran hasta la fecha la entidad formenterera. Una cifra difícilmente imaginable hace cuatro años, cuando apenas seis niñas formaban parte de la primera escuela deportiva, al margen del primer equipo. El arduo trabajo de la citada Daisee, dirigente pero también jugadora del club, y su equipo de colegas está sentando los cimientos para metas más altas, si bien también se presentan obstáculos en el camino.

Las peculiaridades de una isla como Formentera, y la falta de arraigo todavía del fútbol sala en categoría femenina, impiden que algunas categorías como benjamín e infantil puedan disputar de una competición regular, y las jugadoras cadetes deben competir directamente con el equipo absoluto por la falta de otros equipos como el Cosmitos en el conjunto de las islas. Parece pues que todavía queda cierto camino por recorrer para completar la práctica deportiva entre las féminas en muchas disciplinas deportivas, pero también en otras prácticas lejos de la pista.

En una reciente misiva enviada al presidente de la Federación Balear de Fútbol, que regula también la práctica del fútbol sala, y también firmada por la presidenta del Consell Insular de Formentera, Ana Juan, el club formenterer exige al ente federativo que “mejore y adapte sus plantillas de documentación para que éstas sean un ejemplo de lenguaje inclusivo, con consciencia de la diversidad familiar”, tras comprobar que sustantivos como jugadoras, secretarias o presidentas no figuran aún en los formularios federativos.

La ambiciosa batalla de esta entidad de fútbol sala, más allá de la meramente deportiva y de género, se centra también en prestar ayuda a personas con diversidad funcional con el proyecto Cosmitos Incluye. Belén Arganza, responsable de la asociación Argos y Motiva, colabora con una terapia canina inclusiva que facilita, con dos canes terapeutas, Nara y Nica, que niñas con diversidad funcional de la isla puedan disfrutar de la práctica deportiva y del sentido de pertenencia a un equipo.

“Los deportes, y en nuestro caso el fútbol, pueden resultar una herramienta realmente útil para fomentar la inclusión de personas con diversidad, colectivos en riesgos de exclusión social en un entorno determinado”, reza el texto del proyecto. De esta forma, y con la presencia del perro servicio, se fomenta “la pertenencia a un grupo , las relaciones sociales y el aprendizaje tanto de las niñas con diversidad funcional como para las niñas neurotípicas. Es impresionante ver cómo tan pequeñas, cómo se ayudan, la solidaridad, la cooperación, el compañerismo …. en una palabra: inclusión”.

La vertiente social del Cosmitos también incluye la colaboración con otras iniciativas como Espai Dones o la Asociación contra el Cáncer, con las que se colabora mediante diferentes actos como caminatas, cenas, rifas, o mesas informativas. La entidad, además, ganó con su proyecto Cosmitos Sense Plàstic, un premio para colocar fuentes de agua en las instalaciones públicas y evitar así las botellas de plástico. Todas las jugadores, por supuesto, acuden a los entrenamientos con cantimploras para concienciar sobre la importancia de preservar el medio ambiente.

¿Se vislumbra en el horizonte la apertura de una sección masculina? “De momento, no lo contemplamos”, responde Daisee Aguilera, para después agregar: “De momento queremos seguir creciendo, hacer el club más profesional y consolidar la competición de los equipos base hasta el absoluto en categoría femenina antes de dar paso a la sección masculina”. Tal vez las más jóvenes jugadoras de este club todavía no hayan encontrado rivales suficientes para disputar una competición regular, pero de lo que sí disfrutan, sin duda, es de un club que siempre defenderá su papel en una sociedad más igualitaria, inclusiva y justa. Y es para estar orgullosas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.