Desatados

0
640

Víctor M. Victoria El Portmany juvenil refrendó con una severa goleada contra el Santa Catalina (7-2) el excelente momento de forma que atraviesa en la Liga Nacional Juvenil. El equipo de San Antonio sigue creciendo en prestaciones cada semana, hasta el punto de ubicarse muy cerca del liderato y con opciones de luchar por las cotas más altas que se imaginan. Ante un adversario de la zona media de la tabla, los hombres de Juan José López Gordillo fueron un vendaval ofensivo y estuvieron muy acertados en el remate a portería. Marlo Palem (9’), Luis Felipe (20’), Sergio Rico (23’ y 90’), Airam (35’), Sami (47’) y Lorenzo Busi (80’) pusieron rúbrica al triunfo, que permite a los rojillos alcanzar la cuarta posición con 47 unidades en su haber, con cuatro triunfos seguidos y la moral por las nubes. El próximo partido será como foráneo contra el segundo equipo del San Francisco, que también llega en un gran momento de forma y es sexto en la clasificación.

Peor suerte corrieron los otros dos equipos de la isla en la categoría. La UD Ibiza cayó derrotada en su visita al feudo del Menorca por 2-0, después de verse superada en el segundo tiempo de la cita. Tras un primer acto sin goles, de mayor efectividad defensiva, los menorquines estuvieron más acertados en el remate en la fase decisiva del duelo. Primero fue Jordi Lázara quien transformó una pena máxima (69’) decretada por el colegiado, Diego Saurina, y después, cuando los celestes buscaban el tanto de la igualada, apareció la figura de Tomeu Rosello para dejar la cita vista para sentencia del lado maonés (86’). Los ibicencos se volvieron de vacío tras tres semanas seguidas puntuando, y ahora ocupan la novena plaza de la tabla con 36 puntos en su haber. En el camino espera ahora otro equipo menorquín, la Penya Ciutadella, que vive horas bajas tras cuatro derrotas seguidas que le sumergen cerca de los puestos de descenso.

En dichas plazas sigue incrustada la Peña Deportiva, que continúa siendo incapaz de remontar el vuelo tras volver a perder, esta vez 3-0 contra La Salle. Bien es cierto que el adversario era uno de los más potentes de la categoría, pues los mallorquines son segundos en la clasificación, y la cita no invitaba al máximo optimismo. Aún así, el equipo de Edu Amoedo plantó cara en buena parte del duelo, y sólo al final del mismo acabó cediendo. Federico Lusshenhoff fue el encargado de abrir el marcador en el primer acto para los locales (35’), y con la ajustada ventaja se llegó al descanso. Tras el mismo, ambos tuvieron sus opciones, pero Raúl Nuñez (81’) y Kevin García (90’) inclinaron la balanza del lado contrario. Con este traspiés, los de Santa Eulària se ubican antepenultimos en puestos de descenso con 15 puntos, seis menos que su predecesor, el Ferreries. La próxima semana visitará la Villa del Río el Poblense, equipo que está cerca de la zona roja de la clasificación, por lo que será una buena oportunidad para recortar distancias a falta de diez jornadas para acabar el curso.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.