Golpe de pasión por el taekwondo

0
678

Víctor M. Victoria Una nueva entidad asoma la cabeza desde hace cinco años en el panorama deportivo de la pequeña de las Pitiusas, el Club Taekwondo Formentera. Este un moderno arte marcial, considerado disciplina olímpica desde hace tiempo, está ganando adeptos en la isla a buena velocidad en el último lustro, y algunos jóvenes formenterers comienzan a despuntar en campeonatos de cierto prestigio.

Una persona capitaliza el surgimiento de esta modalidad deportiva, Mario Machado. Argentino de nacimiento, y preparador nacional de taekwondistas de nivel en su país natal, aterrizó en Formentera en 2011, y tras varios años de espera para convalidar títulos y completar su formación, ha liderado el nacimiento del club tras la petición de la federación balear.

La entidad ha crecido exponencialmente en los últimos años, fruto del buen hacer de sus dirigentes. De apenas unos niños en el primer año, el tatami del pabellón Antoni Blanc reúne ahora cerca de 40 deportistas, entre las categorías adulta, junior y cadete, que tres veces por semana completan allí su formación. Y ello sin contar los muchos niños que también se unen a los entrenamientos.

La punta de lanza del club la representa Paula Escandell, que atesora ya algunos triunfos de renombre. La joven logró el pasado año la medalla de oro en el Open de Taekwondo de Mallorca, que celebró en Palma su primera edición, y está a la espera de confirmar su participación en una competición de prestigio en Santiago de Compostela, donde ya consiguió la medalla de bronce.

El propio Mario saboreó en su día las mieles del éxito en su Argentina natal, donde destacó como taekwondista de renombre. Estuvo, de hecho, muy cerca de competir en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, pero una lesión en los ligamentos de la rodilla le privó de tal honor. Tras unos años desconectado de su amado deporte, decidió regresar a los tatamis como entrenador, primero en Argentina y luego en Formentera.

Según el técnico, el taekwondo podría considerarse “la natación de las artes marciales, pues trabajas todo el cuerpo. Es una disciplina nueva, no milenaria, y ha cogido diferentes partes del judo, kárate o boxeo que la hacen muy completa y atractiva. Ha sabido canalizar lo mejor de otras, de una forma moderna, y físicamente exige un trabajo del cuerpo entero”, apunta.

“Además -agrega Mario- es un deporte con alta carga en valores. La disciplina es fundamental, y a pesar de ser una especialidad individual, se trabaja mucho en equipo. En categorías más bajas, intentamos que los niños se diviertan, ser menos rigurosos, pues es la forma de engancharlos”.

En cuanto a los retos de futuro, el club pretende ir ganando peso en competiciones nacionales con una participación cada vez mayor, más allá de los éxitos de Paula Escandell. “En el II Open de Palma, nuestro objetivo es viajar con siete u ocho competidores. Además, queremos tener representación en el Open Barcelona, que se celebra pronto, y estamos pendientes de acudir al trofeo de Santiago si encontramos una fórmula económica para estar allí”.

La entidad taekwondista también suspira por la ayuda de las instituciones locales para el futuro. “Esperamos tener los protectores electrónicos de competición para poder competir en igualdad de condiciones que el resto de clubes”. Al carecer hasta la fecha de ellos, “nuestros deportistas compiten sin estar acostumbrados”, y esto va en claro perjuicio de sus intereses, pues dichos petos recogen los golpes y la intensidad de los mismos debe ser cada vez mayor en un combate.

El Club Taekwondo Formentera participa también en entrenos de tecnificación con el reciente campeón del mundo, el ibicenco Daniel Quesada, y con otros clubes de las islas, llegando incluso a reunir más de 70 niños en una cita reciente. Ellos son el porvenir de una disciplina exigente desde el punto de vista físico, rica en valores para el deportista y muy vistosa para el espectador. Una disciplina que está de moda en Formentera.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.