Descenso consumado

0
821

Víctor M. Victoria El juvenil de la Peña Deportiva certificó su descenso de la Liga Nacional después de caer derrotado 3-0 este sábado en el campo de la Penya Arrabal. El equipo que entrena Edu Amoedo regresa a la Regional Preferente después de un año muy complicado en resultados desde el inicio del curso, situación que llevó a la destitución mediada la competición de Jordi Riera. Pero el cambio de entrenador tampoco sirvió de revulsivo para la plantilla peñista, anclada siempre en la zona roja de la tabla y sin apenas conseguir sumar de tres en tres. La última derrota en el Toni Tatxa mallorquín llevó la firma de Tobías Ibáñez (18’), Juan Marlon (33’) y Hugo Lebrero (65’) ante un rival, el de Santa Eulària, que se volvió a quedar sin ver portería en su quinta derrota consecutiva. A falta de dos jornadas para finalizar el campeonato, la Peña Deportiva se une al Sant Lluís y el Atlético Rafal como equipos ya descendidos de la categoría, y se despedirá de su afición el próximo fin de semana en un duelo amargo contra el San Francisco B.  

En la parte alta de la tabla, el Portmany sufrió el segundo tropiezo consecutivo, esta vez contra el nuevo líder de la competición, el filial juvenil del Mallorca, que asaltó el Municipal de San Antonio con un claro 1-5 a su favor. El conjunto que dirige Juan José López Gordillo aguantó el tipo hasta el descanso, al cual se llegó con tablas tras los goles del visitante Daniel Ramos (15’) y el local Juan Antonio Ramón (45’). Pero en el segundo acto, los bermellones se desmelenaron en su lucha por el título y fueron acumulando goles uno tras otro, con la firma de Marc Blanco (50’), Víctor Fernández (65’), Prudence Edosa (77’) y Pablo Roldán (58’) en propia portería. Los rojillos pierden así una posición en la tabla tras la victoria del San Francisco B y pasan a ser sextos con 59 puntos, e intentarán regresar a la senda del triunfo en la penúltima jornada contra el La Salle, equipo que también se mueve en los puestos nobles de la clasificación.

Tampoco le fueron mejor las cosas a la UD Ibiza, que está cerrando el curso de su estreno en la competición con pobres resultados tras cosechar también la quinta derrota consecutiva, esta vez contra el Ferreries por 1-4 en Can Cantó. Y eso que el equipo de Manu Tarrazo fue capaz de adelantarse en el marcador con un tanto de Julià Aguilar (30’), en su séptimo gol del presente curso, pero el descanso sentó mejor al cuadro mallorquín, más motivado por estar envuelto en la lucha por no descender, y fue capaz de voltear la dinámica con los goles de Antoni Gomila (51’), Jacint Pons (63’), Antoni Marqués (73’) y Marc Marqués (75’) en una segunda parte para el olvido del equipo local. Así, el equipo celeste pierde una nueva posición para ubicarse undécimo con 42 unidades en su haber, a la espera de enfrentarse ahora al descendido Sant Lluís en el último desplazamiento del curso.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.