Algunos socios de la peña celebran la goleada al Barcelona.
Algunos socios de la peña celebran la goleada al Barcelona.

David Alba Habitualmente uno elige su equipo de fútbol cuando es pequeño. En España, como norma general, los niños escogen el Real Madrid o el Fútbol Club Barcelona porque han dominado la Liga y las competiciones europeas en los últimos 50 años. Sin embargo, siempre hay algún que otro rebelde que se enfrenta al ‘mainstream’. Ser ibicenco y del Athletic de Bilbao es una bendita anomalía del sistema que hace al fútbol aún más grande. “En la Peña del Athletic Club de Ibiza y Formentera hay unos cuarenta socios -explica el presidente de esta Peña Joan Cabrera-. La mitad son vascos y la otra mitad ibicencos”.

Cabrera recuerda que su amor por el club bilbaíno nació por “ser diferente”, pero asegura que la simpatía se gesta en ver cómo un equipo es capaz de sobrevivir en el fútbol moderno gracias, casi de forma exclusiva, a su política de cantera. La historia de la peña es relativamente corta. Empezó a dar sus primeros pasos en 2006 debido al empeño del aficionado José María González. “Hasta que no lo logró, no paró”, recuerda Cabrera que asegura, entre risas, que la pasada victoria ante el Barça fue “orgásmica”.

En este último sentido, espera que este lunes “rematen la faena” en el Camp Nou. “La victoria por esa diferencia fue algo extraño -admite el presidente-. De ver cómo nos pasaban por encima partido tras partido a ganarles de cuatro nos deja alucinados y con una alegría enorme”. Cabrera señala que no hay nada preparado en el “bar sede”, situado en la calle Felipe II, en el caso de ganar, pero que “ya surgirá algo”. “El otro día estuvo hasta arriba y el lunes puede ser impresionante”, indica con ilusión.

No obstante, teme por el rival que tendrá en frente su equipo. “El Barça es mucho Barça”, destaca el presidente que no se moja demasiado consciente de la dificultad del partido. “Con el corazón, empate- asevera-. Con la cabeza, derrota por la mínima y la copa hacia Bilbao”. Y es que para Cabrera no queda otra: “el momento de ganarle al Barcelona es éste”. “No están a tope y generan muchas dudas en defensa”, recalca el presidente de la peña que cree que el Athletic está “mucho más conjuntado”.

La Peña del Athletic Club de Ibiza y Formentera se rebela contra el “mainstream”

Algunos socios de la peña celebran la goleada al Barcelona.
Algunos socios de la peña celebran la goleada al Barcelona.
David Alba Habitualmente uno elige su equipo de fútbol cuando es pequeño. En España, como norma general, los niños escogen el Real Madrid o el Fútbol Club Barcelona porque han dominado la Liga y las competiciones europeas en los últimos 50 años. Sin embargo, siempre hay algún que otro rebelde que se enfrenta al 'mainstream'. Ser ibicenco y del Athletic de Bilbao es una bendita anomalía del sistema que hace al fútbol aún más grande. "En la Peña del Athletic Club de Ibiza y Formentera hay unos cuarenta socios -explica el presidente de esta Peña Joan Cabrera-. La mitad son vascos y la otra mitad ibicencos". Cabrera recuerda que su amor por el club bilbaíno nació por "ser diferente", pero asegura que la simpatía se gesta en ver cómo un equipo es capaz de sobrevivir en el fútbol moderno gracias, casi de forma exclusiva, a su política de cantera. La historia de la peña es relativamente corta. Empezó a dar sus primeros pasos en 2006 debido al empeño del aficionado José María González. "Hasta que no lo logró, no paró", recuerda Cabrera que asegura, entre risas, que la pasada victoria ante el Barça fue "orgásmica". En este último sentido, espera que este lunes "rematen la faena" en el Camp Nou. "La victoria por esa diferencia fue algo extraño -admite el presidente-. De ver cómo nos pasaban por encima partido tras partido a ganarles de cuatro nos deja alucinados y con una alegría enorme". Cabrera señala que no hay nada preparado en el "bar sede", situado en la calle Felipe II, en el caso de ganar, pero que "ya surgirá algo". "El otro día estuvo hasta arriba y el lunes puede ser impresionante", indica con ilusión. No obstante, teme por el rival que tendrá en frente su equipo. "El Barça es mucho Barça", destaca el presidente que no se moja demasiado consciente de la dificultad del partido. "Con el corazón, empate- asevera-. Con la cabeza, derrota por la mínima y la copa hacia Bilbao". Y es que para Cabrera no queda otra: "el momento de ganarle al Barcelona es éste". "No están a tope y generan muchas dudas en defensa", recalca el presidente de la peña que cree que el Athletic está "mucho más conjuntado".

No hay comentarios

Dejar respuesta