Es la primera vez que el jugador ibicenco sale fuera de España (Foto: Miedz Legnica).
Es la primera vez que el jugador ibicenco sale fuera de España (Foto: Miedz Legnica).
noudiari.es Marcos García Barreno, más conocido como Marquitos, hizo las maletas este año para fichar por el Miedz Legnica, equipo de la I Liga (Segunda División) de Polonia. El futbolista ibicenco aterrizó en el club polaco a principios del mes de septiembre, con la competición ya empezada, por lo que, entre que se aclimataba al equipo y una inoportuna lesión, sólo ha podido jugar hasta el momento diez partidos, en los que ha anotado tres goles. La experiencia, sin embargo, está siendo “muy positiva” para el jugador, que ahora pasa sus vacaciones junto a su familia en Castellón antes de regresar a Legnica el 10 de enero para preparar la segunda parte de la Liga, que se retoma en marzo debido al parón de invierno.

-¿Qué tal está siendo tu paso por el fútbol polaco?
-Muy bien. Es la primera vez que salgo fuera de España para jugar al fútbol y no sabía lo que me esperaba. Desconocía el fútbol de allí y la verdad es que me ha sorprendido gratamente. Las infraestructuras son bastante nuevas y hay buenas instalaciones. Además, hay mucha pasión y dedicación por este deporte. Lo único malo es el frío, aunque tarde o temprano te acostumbras.

-El idioma también debe ser un problema…
-Sí, seguro. El polaco es muy difícil y sólo sé decir algunas palabras, como gracias (dziękuję), hola (cześć) o hasta luego (do widzenia), o las cosas de un vestuario, que tienen palabras similares al español. La mayoría de las veces me comunico en inglés, que es un idioma que tampoco controlo demasiado y que sólo chapurreo. Por suerte, hay varios jugadores de fuera, como un chico de Trinidad Tobago, un alemán, lituanos y otros futbolistas de los alrededores de Polonia, que son con los que mejor congenio, aunque también hay alguno polaco que habla bien el inglés. Eso sí, el español no lo habla nadie.

-¿Y qué tal van las cosas a nivel deportivo?
-Estoy contento. Llegué con la Liga empezada, el 4 o 5 de septiembre, y primero tuve que ponerme bien físicamente y aclimatarme al equipo. También tuve una lesión al principio y estuve unas tres semanas de baja por una microrrotura fibrilar. Eso ha hecho que sólo haya jugado hasta el momento diez partidos, aunque he hecho tres goles y he tenido bastante participación en el juego.

-¿Cómo te están tratando la prensa y los aficionados locales?
-No me puedo quejar. Los polacos son muy fans del fútbol y viven mucho los partidos. También hay pocos españoles en su competición, por lo que para ellos es una novedad. Quizá el fútbol que practican es poco vistoso, pero de mucha lucha y entrega, por lo que les gusta ver gente con un poco más de calidad técnica. Hablan muy bien de España y del tiki taka.

-El objetivo del Miedz Legnica es el ascenso a la Ekstraklasa (Primera División)…
-Sí. El equipo se ha hecho para intentar subir a Primera. Ahora vamos en la decimotercera posición y estamos a diez puntos del segundo clasificado. Los dos primeros ascienden directamente. De todas formas, aún queda mucha competición, porque la Liga empieza otra vez en marzo y acaba la primera semana de junio, y estoy convencido de que podremos remontar.

-¿Te plantearías seguir en el fútbol polaco más tiempo?
-Es un buen sitio para quedarse. Alguna vez voy a ver los partidos de la Primera División polaca y está muy bien. Es un fútbol que ahora está creciendo y quieren mirarse en países como en España o Inglaterra. La Segunda de allí está entre la 2ªA y la 2ªB españolas, aunque quizá los terrenos de juego no estén tan bien, porque aquí llueve mucho y hace mucho frío y los campos se congelan, pero algunos equipos de la categoría son bastante buenos.

-Por último, ¿sigue la actualidad del fútbol español e ibicenco?
-Totalmente. Como tengo mucho tiempo y no puedo comunicarme demasiado con la gente, la mayor parte del tiempo estoy en mi casa e internet da mucho juego, sobre todo cuando estás en el extranjero. Todos los días ojeo la prensa ibicenca, el As y el Marca y estoy al día. También es verdad que, hasta ahora, he vivido solo y mi mujer y mi bebé estaban en España. En marzo, cuando se retome la competición, mi familia vendrá conmigo a Legnica y todo será mucho mejor.

Trayectoria deportiva

Marcos García (Sant Antoni, 21 de marzo de 1987) se formó en las categorías inferiores del Portmany antes de recalar en el Villarreal CF, llegando a formar parte de la primera plantilla castellonense en 2005. Su momento álgido en Primera llegó el 27 de enero de 2007, con el gol que logró en El Madrigal ante el Real Madrid, que supuso la primera victoria del club ante el conjunto blanco (1-0). La temporada 2007/08 fue cedido durante una campaña al Recreativo de Huelva y, al año siguiente, a la Real Sociedad, siendo traspasado al Real Valladolid en 2009.

Tras una temporada en el conjunto castellanoleonés es cedido en la 2010/11 al filial del equipo que lo formó, el Villarreal B. Tras regresar al Real Valladolid para jugar una última temporada, se desvincula de la entidad vallisoletana en 2012 para fichar por el Xerez CD, pasando posteriormente por SD Ponferradina y CE Sabadell, antes de fichar por el Miedz Legnica, su actual equipo. Ha sido internacional con la Selección de fútbol de España en categorías inferiores: Sub-16, Sub-17, con la que se proclamó subcampeón de Europa en 2004, Sub-20 o Sub-21.

Marquitos: “El fútbol polaco me ha sorprendido”

Es la primera vez que el jugador ibicenco sale fuera de España (Foto: Miedz Legnica).
Es la primera vez que el jugador ibicenco sale fuera de España (Foto: Miedz Legnica).
noudiari.es Marcos García Barreno, más conocido como Marquitos, hizo las maletas este año para fichar por el Miedz Legnica, equipo de la I Liga (Segunda División) de Polonia. El futbolista ibicenco aterrizó en el club polaco a principios del mes de septiembre, con la competición ya empezada, por lo que, entre que se aclimataba al equipo y una inoportuna lesión, sólo ha podido jugar hasta el momento diez partidos, en los que ha anotado tres goles. La experiencia, sin embargo, está siendo “muy positiva” para el jugador, que ahora pasa sus vacaciones junto a su familia en Castellón antes de regresar a Legnica el 10 de enero para preparar la segunda parte de la Liga, que se retoma en marzo debido al parón de invierno. -¿Qué tal está siendo tu paso por el fútbol polaco? -Muy bien. Es la primera vez que salgo fuera de España para jugar al fútbol y no sabía lo que me esperaba. Desconocía el fútbol de allí y la verdad es que me ha sorprendido gratamente. Las infraestructuras son bastante nuevas y hay buenas instalaciones. Además, hay mucha pasión y dedicación por este deporte. Lo único malo es el frío, aunque tarde o temprano te acostumbras. -El idioma también debe ser un problema… -Sí, seguro. El polaco es muy difícil y sólo sé decir algunas palabras, como gracias (dziękuję), hola (cześć) o hasta luego (do widzenia), o las cosas de un vestuario, que tienen palabras similares al español. La mayoría de las veces me comunico en inglés, que es un idioma que tampoco controlo demasiado y que sólo chapurreo. Por suerte, hay varios jugadores de fuera, como un chico de Trinidad Tobago, un alemán, lituanos y otros futbolistas de los alrededores de Polonia, que son con los que mejor congenio, aunque también hay alguno polaco que habla bien el inglés. Eso sí, el español no lo habla nadie. -¿Y qué tal van las cosas a nivel deportivo? -Estoy contento. Llegué con la Liga empezada, el 4 o 5 de septiembre, y primero tuve que ponerme bien físicamente y aclimatarme al equipo. También tuve una lesión al principio y estuve unas tres semanas de baja por una microrrotura fibrilar. Eso ha hecho que sólo haya jugado hasta el momento diez partidos, aunque he hecho tres goles y he tenido bastante participación en el juego. -¿Cómo te están tratando la prensa y los aficionados locales? -No me puedo quejar. Los polacos son muy fans del fútbol y viven mucho los partidos. También hay pocos españoles en su competición, por lo que para ellos es una novedad. Quizá el fútbol que practican es poco vistoso, pero de mucha lucha y entrega, por lo que les gusta ver gente con un poco más de calidad técnica. Hablan muy bien de España y del tiki taka. -El objetivo del Miedz Legnica es el ascenso a la Ekstraklasa (Primera División)… -Sí. El equipo se ha hecho para intentar subir a Primera. Ahora vamos en la decimotercera posición y estamos a diez puntos del segundo clasificado. Los dos primeros ascienden directamente. De todas formas, aún queda mucha competición, porque la Liga empieza otra vez en marzo y acaba la primera semana de junio, y estoy convencido de que podremos remontar. -¿Te plantearías seguir en el fútbol polaco más tiempo? -Es un buen sitio para quedarse. Alguna vez voy a ver los partidos de la Primera División polaca y está muy bien. Es un fútbol que ahora está creciendo y quieren mirarse en países como en España o Inglaterra. La Segunda de allí está entre la 2ªA y la 2ªB españolas, aunque quizá los terrenos de juego no estén tan bien, porque aquí llueve mucho y hace mucho frío y los campos se congelan, pero algunos equipos de la categoría son bastante buenos. -Por último, ¿sigue la actualidad del fútbol español e ibicenco? -Totalmente. Como tengo mucho tiempo y no puedo comunicarme demasiado con la gente, la mayor parte del tiempo estoy en mi casa e internet da mucho juego, sobre todo cuando estás en el extranjero. Todos los días ojeo la prensa ibicenca, el As y el Marca y estoy al día. También es verdad que, hasta ahora, he vivido solo y mi mujer y mi bebé estaban en España. En marzo, cuando se retome la competición, mi familia vendrá conmigo a Legnica y todo será mucho mejor. Trayectoria deportiva Marcos García (Sant Antoni, 21 de marzo de 1987) se formó en las categorías inferiores del Portmany antes de recalar en el Villarreal CF, llegando a formar parte de la primera plantilla castellonense en 2005. Su momento álgido en Primera llegó el 27 de enero de 2007, con el gol que logró en El Madrigal ante el Real Madrid, que supuso la primera victoria del club ante el conjunto blanco (1-0). La temporada 2007/08 fue cedido durante una campaña al Recreativo de Huelva y, al año siguiente, a la Real Sociedad, siendo traspasado al Real Valladolid en 2009. Tras una temporada en el conjunto castellanoleonés es cedido en la 2010/11 al filial del equipo que lo formó, el Villarreal B. Tras regresar al Real Valladolid para jugar una última temporada, se desvincula de la entidad vallisoletana en 2012 para fichar por el Xerez CD, pasando posteriormente por SD Ponferradina y CE Sabadell, antes de fichar por el Miedz Legnica, su actual equipo. Ha sido internacional con la Selección de fútbol de España en categorías inferiores: Sub-16, Sub-17, con la que se proclamó subcampeón de Europa en 2004, Sub-20 o Sub-21.

No hay comentarios

Dejar respuesta