Merecida corona

0
490

La Ruta de la Sal celebró ayer la ceremonia de entrega de trofeos en su trigésimo quinta edición en Sant Antoni de Portmany. Una cita con el sector náutico en la que la organización hizo entrega de un distintivo al Club Nàutic de Sant Antoni de Portmany a modo de reconocimiento por su 50 aniversario, trofeo que recogió su vicepresidenta, Francisca Ribas.

Esta edición de una de las regatas más populares del Mediterráneo, ha estado marcada por vientos débiles y por el dominio de patrones españoles que, tras varias ediciones cediendo el protagonismo a equipos extranjeros, han copado prácticamente todas las principales plazas de honor. Así, en la versión Denia el Pelotari Project, Vismara Mills 68 de Andrés Varela Entrecanales del Real Club Náutico Port de Pollença, se alzaba con la victoria en tiempo real. Por su parte, El Brujo, Swan 45 de Alberto de Castro, del Real Club Náutico de Valencia se hizo con la victoria absoluta en tiempo compensado, acompañado en el pódium por el Clem, Swan 56 de Jaime Olazabal del Club de Mar de Mallorca y del Genio IV, First 40.7 patroneado por Lucía de Tomás, también del Real Club Náutico de Valencia, club que se anotaba también la victoria en la versión Mini-Sal de la mano del Xcuba, IMX40 de Toni Garcés.

En la versión Barcelona, el Hydra-HM Hospitales, DK 46 de Oscar Chavez del Club Náutico El Balís, conseguía alzarse tanto con la victoria en tiempo real como con la victoria absoluta en tiempo compensado. Le acompaña en el pódium el Caliope, J45, del Club Náutico Sant Feliu de Guíxols, patroneado por Antonio Lorca, y el Libélula, Swan 65 con base en Port Adriano y con Borja Pella al timón.

Por lo que concierne las diferentes categorías, el Pim Pam, First 40.7 patroneado por Albert Cortadella, del CN El Balis, consiguió el primer puesto en el pódium en la categoría GlobeSailor. Mientras que en la categoría A2 la victoria fue para el Diabolic, Sun Fast 35 de Glen de Brower del CM Torrdembarra. Cabe destacar que este año por primera vez se ha formado la categoría Salina en la Versión Barcelona, dedicada a embarcaciones patroneadas por una mujer y con el 50% de la tripulación femenina, y la embarcación ganadora fue Cheetah, Dufour 40, patroneado por Kathyleen Rutten, del RYCB Bélgica. Mientras que el trofeo de la categoría Med Cat Bali, reservada para las embarcaciones multicasco, cayó en manos del Dakota, Alivi 51 patroneado por Clairn Mustad del GYC.

A este acto de entrega de la XXXV Ruta de la Sal asistieron autoridades como el alcalde de Sant Antoni de Portmany, Marcos Serra, el conseller de Movilidad y Vivienda, Josep Marí Ribas, el conseller de Deportes y Juventud, Salvador Losa Marí, el regidor de Deportes del Ajuntament d’Eivissa, Jordi Salewski, el regidor de Deportes del Ajuntament de Santa Eulària des Riu, Antonio Ramón Marí, así como la 1ª teniente de alcalde de Sant Antoni de Portmany, Neus Mateu Roselló, la concejala del PSOE de Sant Antoni de Portmany, Neus Marí Costa y la concejala de Unidas Podemos de Sant Antoni de Portmany, Ángeles Roselló. Asimismo, también asistieron el conseller del Consell Insular d’Eivissa de Podemos, David Álvarez, el gerente de Ports de les Illes Balears, Juan Vicente Roselló y miembros directivos de todos los clubes náuticos de la isla de Ibiza.

Como colofón final de la ceremonia de entrega de trofeos, La Ruta de la Sal quiso hacerle un detalle a una pareja que se conoció hace un año en esta misma regata y que, tras varios días de navegación, se han propuesto formalizar su relación. En la edición anterior, en 2022, estos dos participantes de embarcaciones diferentes se conocieron y como ellos afirman “lo que el mar ha unido, no lo puede separar nadie”.

Compartir
Artículo anteriorExhibición
Artículo siguiente2-1. Final diabólico

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.