Las reinas de la pista

0
1100

Víctor M. Victoria La práctica de las competiciones de resistencia en Formentera está vertebrada por un club, el Grup Esportiu Espalmador, que aglutina secciones como el ciclismo o el triatlón, entre otros. En una solitaria pista habilitada contigua al campo de fútbol de Sant Francesc, más de medio centenar de jóvenes descubren cada semana los secretos del atletismo, especialidad deportiva milenaria que habilita numerosas disciplinas, y que permite al ser humano perfeccionar las habilidades más básicas, esto es, correr, saltar y lanzar.

Atletas actuales como Andrea Romero, campeona de España de cross sub-23, y Óscar Santos han paseado el nombre de la pequeña de las Pitiusas por la geografía española, pero fue un inglés quien sentó las bases de este deporte en la isla en la década de los setenta. Un profesor llamado John Tunks fue el encargado de desarrollar hace cuatro décadas el atletismo en el pequeño archipiélago, que por aquel entonces era una especialidad casi desconocida.

Su impagable legado se resume en el nacimiento de un club deportivo que todavía funciona y de una prueba de prestigio nacional, la Mini Maratón de Formentera, de 12 kilómetros de distancia, que se celebra cada diciembre desde 1978 y que está bautizada con el nombre del docente británico en su honor. Tanto el Consell formenterer como el Govern balear han rendido homenaje a la figura de Tunks, que murió el pasado 2012, pero cuya memoria continúa todavía muy presente en la isla.

Aquellos primeros pasos fueron imprescindibles para que hoy unos 50 jóvenes, desde los cuatro hasta los 17 años, mantengan viva la práctica del atletismo en la isla, más allá de su vertiente popular. La entrenadora ibicenca Alba Furniet dirige desde hace ocho años las sesiones tres veces a la semana, que se dividen en tres categorías en función de la edad de los atletas.

Hasta los 6 años, las sesiones están programadas con actividades dedicadas para trabajar la psicomotricidad de los más pequeños con ejercicios de carácter lúdico; hasta los 12 años, con ejercicios de iniciación a las diferentes pruebas deportivas del atletismo, como las carreras de velocidad o de pequeñas vallas, el salto de longitud o de altura, y el lanzamiento de pelota; y a partir de los 12 años, con ejercicios específicos del atletismo como deporte en una práctica ya tecnificada.

Según la propia Alba, el atletismo es una práctica deportiva que aporta múltiples beneficios para la futura salud de sus participantes: “Este deporte es la base de cualquier otra disciplina, porque al final trabajas las habilidades más básicas, como correr, saltar o lanzar, con una técnica adecuada para mejorarlas. Algunos padres muestran su temor al principio por tratarse de un deporte individual, pero después se dan cuenta de que la realidad es muy diferente”.

“Existe un apoyo constante -según la entrenadora- entre las propias atletas por superar sus propios límites, y al ser un deporte no tan reconocido como el fútbol, por ejemplo, hay mucho respeto y apoyo psicológico entre los mismos competidores en un ambiente muy sano”.

En estos días, el club dispone de un elenco de jóvenes atletas que está consiguiendo destacar en los diferentes campeonatos, sobre todo a nivel autonómico. “A partir de los 12 años tenemos un grupo muy bueno de chicas que trabaja muy bien y que está consiguiendo excelentes resultados. Paula Escandell se proclamó campeona sub-16 de Baleares el año pasado; María Juan tiene la segunda mejor marca autonómica sub-16 en lanzamiento de peso; Elma Juan es subcampeona sub-18 en 3.000 metros, y Claudia Tur también es campeona autonómica sub-18 en 100 metros lisos”.

Respecto a los futuros eventos, mayo se presenta como un mes cargado de citas. Los atletas sub-14 participarán en el campeonato de Baleares el fin de semana del 14 de mayo, mientras que las categorías sub-16 y sub-18 se celebrarán el 20 y 21 de mayo. “Más allá de los resultados -agrega la técnica Alba- el objetivo es que las atletas, aprendan, disfruten y se lo pasen bien, es lo más importante a estas edades”.

También aparecen retos para el futuro más inmediato. Lo más importante, probablemente, sea formar jóvenes técnicos que den continuidad al trabajo que John Tunks en su día y Alba Furniet ahora han realizado porque, en este sentido, escasea la mano de obra cualificada.

“Tenemos un déficit de monitores, tanto en atletismo como en otros deportes. Formentera es una isla que practica deporte, y con muchas oportunidades en este sentido, pero creo que se podría hacer mucho más. Las distancias que recorrer para acudir a las instalaciones son mucho menores que en las ciudades. Se podrían promocionar estudios relacionados con el deporte, como algún ciclo formativo para formar a los jóvenes y que puedan trabajar el día de mañana, sostiene Alba.

Una mejora en el mantenimiento de las instalaciones es otro de los hándicaps que desde el club esperan solventar en el futuro. “Solo reivindicamos que somos una instalación municipal y como cualquier otra tenemos derecho a tener un mantenimiento adecuado de la misma”.

El atletismo vive asentado en la pequeña de las Pitiusas, y buena prueba de ello es la próxima Media Maratón que acogerá la isla el 13 de mayo, que congregará a cientos de corredores de toda la geografía española. A buen seguro que John Tunks disfrutaría de tan suculenta y atractiva prueba, pero mucho más por el buen trabajo que desde el Grup Esportiu Espalmador, sus técnicos se realizan día a día con la juventud de la isla. Porque este deporte milenario huye de las modas y se mantiene vivo, también en Formentera, sin fecha de caducidad.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.